Destacado 1/2 1

Visual: Mi regalo gourmet

En estas fechas los regalos hechos a mano son muy bien recibidos, pues involucran cariño y dedicación de parte de quien los realiza. Seis personajes muestran aquí el detalle gourmet que eligieron para sorprender a sus familias y amigos.

  • Monserrat Molina

Compartir vía email

Por: Montserrat Molina Fotos: víctor Jiménez para estudio fe Producción: Rosario Bascuñán Maquillaje y pelo: Tere Irarrázabal y Josefa Inostroza Agradecimientos: Cocina del proyecto cumbres del cóndor de inmobiliaria manquehue

Daniela Koch, ingeniera comercial
Stollen


collage1

“Siempre me ha gustado hacer los regalos. Mis hijas Matilda y Violeta me ayudan en esta labor, les fascina participar de la preparación y yo aprovecho de pasar un momento entretenido con ellas y me encantaría que de grandes lo recordaran. Me acuerdo como si fuera ayer de las tardes de diciembre cuando con mis tres hermanas hacíamos galletas y las regalábamos a nuestros primos y tíos. Siempre he sentido que a través de estos pequeños detalles uno le da mayor valor y sentido a esta celebración. Este pan de navidad típico alemán lo preparo desde hace cinco años. Cuando era chica mi madre siempre lo hacía para estas fechas y decidí apropiarme de su receta porque creo que uno debe mantener las tradiciones que vivió en su infancia”.

Para la masa: 500 g de harina con polvos de hornear, 200 g de azúcar, 2 cucharaditas de esencia de vainilla, 2 huevos, ½ a ¾ de copita de ron, 1 chorrito de jugo de limón, ½ cucharadita de esencia de almendras, La punta de cuchillo de nuez moscada, 250 g de ricota, 25 g de mantequilla, 50 g de manteca vegetal, 125 g de pasas sultaninas, 125 g de pasas Corinto, 125 g de almendras partidas, 40 g de fruta confitada

Para la cubierta: 50 g de mantequilla derretida, 50 g de azúcar flor para espolvorear

Ponga en un bol el harina y haga un hueco en el medio. Agregue el azúcar, vainilla, huevos, especias, esencias y revuelva bien. Agregue la ricota, mantequilla y manteca cortada en trozos, pasas sultaninas, pasas Corinto, almendras partidas y fruta confitada cortada finita. Cubra con el harina uniendo todo hasta formar un pan alargado o dos pequeños. Ponga al horno sobre la lata del horno enmantequillada a fuego menos que mediano por unos 45 minutos. Apenas lo saque del horno, derrame encima la mantequilla pincelando toda su superficie y luego espolvoree con azúcar flor. Deje enfriar. Este se puede hacer con un mes de anticipación y se guarda envolviéndolo en papel aluminio.

Francisco Mandiola,Dueño del restaurante Europeo y La Costanera Oyster Bar
Helado con aceite de oliva (para 4 personas)


collage2

“Me gusta recibir a mi familia en mi casa la noche del 24 y cocinar para ellos. Este regalo lo hice pensando en mi polola, Carola, a quien le encantan los helados y sorbetes y además es una fanática del aceite de oliva. El gran secreto de esta elaboración está en el aceite. Se llama Obsession, de la marca Alonso. No puede ser otro, porque es un producto ultrapremium, con aromas frescos, sabores frutosos y un amargo y picante muy equilibrado, que permite crear propuestas diferentes, poco usuales y por supuesto para paladares sofisticados. Para hacerlo me inspiré en la playa de Litueche, la zona donde están plantados los olivos. Si bien se trata de una receta superactual, tiene toques de vida personal”.

150 ml de crema, 350 ml de leche, 4 unidades de yemas, 50 ml de aceite de oliva extra virgen Obsession, Pizca de sal

1. Hierba la leche con la crema, incorpore el aceite de oliva, deje infusionar por 5 minutos 2. Agregue las yemas y la pizca de sal; trátelo como si fuese una crema inglesa, es importante que no hierva 3. Filtre y enfríe, e introduzca en el casco de la máquina profesional Paco Jet, pase dos veces hasta que esté cremoso.

Cecilia Costa, diseñadora y artista
Galletas de navidad


collage3

“En general las galletas navideñas uno las decora con colores rojos y verdes, sin embargo yo preferí los tonos pasteles, porque encuentro que se identifican más con los niños, que son quienes más gozan y disfrutan con la Navidad y el Viejito Pascuero. Tengo cuatro hijos de entre 3 y 8 años que se entretienen mucho cocinando conmigo, sobre todo en esta época. A través de estos regalos trato de rescatar la sencillez que deben tener estas fiestas. Hoy existe demasiado materialismo y la gente se ha olvidado del sentido original de esta celebración”.

4 huevos, 125 g de mantequilla, 1 taza llena de azúcar flor, 6 tazas de harina, 2 cucharadas de polvo de hornear, Ralladura de 2 limones o 1 naranja o lo que se le quiera colocar

Para el glaseado: 2 tazas de azúcar flor (aprox.), 1 clara de huevo, 1 cucharada de jugo de limón, Colorante a gusto

Bata el azúcar con la mantequilla hasta que estén como espuma. Añada las yemas, el harina con los polvos de hornear, y por último las claras batidas a nieve bien firmes, las que debe mezclar sin batir hasta que todo se incorpore bien. Debe quedar una masa blanda que se pueda extender sobre un mármol enharinado. Usleree y corte las galletas. Bata una clara con un poco de leche y pinte con esta mezcla cada galleta. Póngalas en el horno no demasiado fuerte hasta que se doren y se desprendan de la lata antes de que se enfríen, porque después se pueden pegar. Para el glaseado, mezcle en un recipiente el azúcar con la clara del huevo hasta que quede bien incorporado. Agregue el jugo de limón y finalmente el colorante. Esparza el glaseado sobre cada galleta y deje airear. Esperen a que las galletas estén completamente secas antes de comer.

Diego Sánchez, abogado y periodista
Pisco sour casero con limón de pica


collage4

“Soy un fanático del buen sour. Me encanta que los fines de semana en mi casa haya una botella congelada en el freezer, y más aun si llegan invitados. Esta receta la heredé de un familiar de un amigo, con los años la he ido adaptando a mi gusto y llevo más de dos años preparándola como regalo gourmet. La idea nació luego de que varios de mis amigos, que sabían de mi afición por preparar buen pisco sour, cada vez que llegaban a mi casa me preguntaban si había hecho. Más adelante algunos me pidieron que les preparara para sus celebraciones familiares. Uno ya sabe quiénes lo prefieren suave o algo más fuerte. La receta es sencilla, la clave está en usar los ingredientes correctos, y sobre todo las medidas justas”.

300 ml de pisco de calidad premium, 100 ml de jugo de limón de Pica, 100 ml de jarabe de goma, 7 cubos grandes de hielo, Gotas de Amargo de Angostura

Licúe el pisco con el jarabe de goma y el jugo de limón. Añada los cubos de hielo y vuelva a licuar por unos segundos. Sirva en copas bien frías y añada unas gotitas de Amargo de Angostura en cada una.

Francisca Maldonado, dueña del Spa One & Only
Paté de foie (para 8 personas)


collage5

“Toda la vida me ha gustado sorprender a mis seres queridos con regalos hechos por mí. Este paté es una receta que mi mamá heredó de mi abuela. De grande la adopté como mía, pues me di cuenta de que tenía mucho éxito entre los invitados que llegaban a mi casa. Es fácil de hacer, rápida, supersabrosa y práctica, porque lo puedes congelar. Además es un regalo que está hecho con mis manos, con mucho cariño y paciencia. Tal como sucede en la película Como Agua Para Chocolate, esta receta está hecha sobre la base de pura energía amorosa. La sirvo con panes que llevan frutos secos y semillas que me encantan, y que forman parte de mi dieta diaria”.

Para el paté: 500 g de hígado de pollo, 1 taza de leche, ¼ de taza de coñac, 1 cucharadita de jugo de limón, ¼ taza de crema, ¼ taza de jerez, 250 g de mantequilla, Sal y pimienta a gusto, 1 cebolla chica en rodajas finas, 1 manzana verde chica en rodajas finas

Para la jalea: 2 cucharaditas de gelatina sin sabor, 1 taza de oporto, 2 cucharadas de azúcar, 1 cucharada de agua, 3 cucharadas de vinagre de vino tinto

Marine los hígados en leche con coñac. Derrita 100 g de mantequilla a fuego mediano, agregue la cebolla y saltee hasta que quede bien transparente, pero sin que tome mucho color. Añada la manzana y cocine por unos 4 a 5 minutos o hasta que esté blanda. Deje enfriar, ponga la mezcla en una juguera y muela bien. Estile los hígados y bote la leche con coñac. En la misma sartén donde se hizo la cebolla y la manzana, derrita la mantequilla y saltee los hígados por unos 10 minutos, luego añada a la juguera. Vierta el jerez en la sartén, hierva por 2 minutos y raspe bien el fondo para desglasear. Agregue a la juguera junto con la crema. Bata el resto de la mantequilla hasta que esté cremosa, agregue al puré anterior y aliñe con sal, pimienta y limón. Cuando la mezcla anterior esté fría vierta al molde sobre la jalea. Tape y deje reposar por 24 horas para que cuaje bien. Para la jalea, enmantequille un molde rectangular profundo. Espolvoree la gelatina en ¼ de taza de oporto, deje reposar y revuelva bien y derrita a baño maría. Disuelva el azúcar con el agua a fuego medio y revuelva durante ocho a diez minutos, hasta que esté de color caramelo. Agregue el vinagre y el resto del oporto. Hierva por dos minutos y agregue la gelatina disuelta. Cuele y vierta sobre el molde cubriendo el fondo. Refrigere hasta que cuaje.

Constanza Villalba, pintora y grabadora
Guirlaches (para 6 personas)


collage6

“Creo que al hacer un regalo con mis manos estoy entregando calidez y sencillez. Uno se toma su tiempo y disfruta el proceso. Eso sí, me gusta ir variando las recetas. Estas calugas de caramelo llamadas guirlache provienen de España y son muy sencillas de hacer. Solo se necesitan azúcar, mantequilla y almendras peladas y tostadas. Mi abuelo era español y desde siempre disfrutamos estos dulces dado que un primo de mi padre, el tío Pablo, las hacía en su pastelería en Zaragoza y nos las enviaba a toda la familia. Era una linda tradición navideña que gozábamos todos juntos”.

500 g de azúcar
10 g de mantequilla.
500 g de almendras peladas y tostadas

Prepare un caramelo en un recipiente antiadherente a fuego moderado. Cuando tome color avellana añada la mantequilla y las almendras, y mezcle bien en el fuego. Luego vierta la preparación sobre una superficie aceitada y alise con una espátula. Corte en tiras de 6 centímetros por 1,5 de ancho. Esto se debe hacer cuando todavía está tibio. Deje que se enfríen antes de comerlas.