Destacado 1/2 2

Daniela Ramírez y su hijo Martín: Una navidad distinta

La actriz ya entró en modo celebración, después de armar un árbol reciclado y artesanal con su hijo, están preparando su primera carrera juntos: el 21 de diciembre correrán 3 kilómetros en el evento deportivo familiar Kids Run. Para ella fomentar el deporte con el ejemplo es uno de los mejores regalos.

  • Josefina Strahovsky

Compartir vía email

Fotos Paula Ziegler  Producción María Eugenia Ibarra Pelo y maquillaje Iván Barría Asistentes de fotografía Agata Clifford y Melinka Westhoff

01-400El árbol ‘normal’ tendrá adornos brillantes en tonos rojos y verdes y en su base habrá un pesebre; el ‘alternativo’ tendrá juguetes pequeños reciclados colgados de las ramas con un hilito. El primer árbol estará en la casa de los Ramírez-Rodríguez, padres de la actriz Daniela Ramírez (27), y el segundo estará en el departamento que ella comparte con su hijo Martín (11). Es que en Navidad Daniela es la actriz de reparto y la protagonista es su mamá, Pilar. Ella es la que todos los años se encarga de decorar cada rincón de la casa (también para fiestas patrias y cumpleaños) con sus manos y planificar cada detalle. Una dedicación que la actriz agradece porque ha permitido que esta celebración sea, para toda su familia, un evento mágico que los reúne. “Nunca podría decir ‘voy a pasar la Navidad en otro lado’; el año nuevo puedes hacer lo quieras, pero la Navidad es en la casa de mis papás”, asegura.

Como una manera de marcar una diferencia del estilo clásico de su madre, en su casa el árbol será una construcción artesanal y colectiva con Martín. Él donará sus juguetes a la causa y juntos harán los otros ornamentos de cartón. También, dice la actriz, optarán por una celebración más austera, sin tantos regalos. Algo que -días después de la entrevista, durante la sesión de fotos- rebate su hijo: “Yo pedí una batería”. El ruido no será problema, asegura Martín, la batería irá en la terraza. Su mamá lo escucha y se ríe.

02-400“Tenemos mucha complicidad, conversamos mucho y eso es fundamental. Hoy los niños son superlúcidos y puedes dialogar con ellos mucho más de lo que lo hicieron los padres de mi generación con nosotros. Ya no es: los adultos acá, los niños allá”, dice. Además cree que ser una mamá joven (tuvo a Martín a los 16 años) ha ayudado a que estas diferencias sean aun menores, sobre todo en el aspecto físico. “Puedo participar de las dinámicas de juego sin problemas, incluso me subo a esas redes altas que hay en el parque”, cuenta. Y una de esas instancias ‘de juego’ será el próximo domingo 21 cuando juntos participen de su primera carrera: Kids Run.

El dúo veloz
Ella comenzó a correr esporádicamente a los 20 años, pero fue cuando su hermano empezó a trabajar en una empresa vinculada a la producción de eventos deportivos que se entusiasmó y se lo tomó en serio. Se inscribía casi todos los fines de semana en distintas carreras masivas. La distancia máxima en la que alcanzó a participar fueron 15 kilómetros. Luego, por falta de tiempo, dejó de entrenar de manera habitual, pero cada vez que puede lo retoma. “Con el deporte uno se inyecta de energía, te sientes más viva y presente. Además es fundamental para ordenar la cabeza, es un momento para estar con uno mismo, donde puedes revisar tus ideas”.

¿Qué te gusta en particular de correr? Para mí trotar es como estar en una película conmigo, es un espacio para estar sola. Me encanta ese momento cuando el cuerpo anda en piloto automático y deja de pensar. Aunque no soy tan constante, en general voy variando mis deportes porque me aburro rápido.

03-400¿Cómo se han preparado con tu hijo para esta carrera? Hemos dado unas vueltas al Parque Bustamante, porque esta es la primera vez que Martín corre. Su pasión es el fútbol. Él estaba fascinado con esta invitación y yo también porque encuentro muy bueno incorporar a tus hijos en una instancia así. En general en las corridas te encuentras solo con adultos porque los niños no están muy integrados. Hacerlos participar es una superbuena manera de fomentar el deporte.

¿Qué has hecho para motivarlo? Es que a él le nace, es supermotivado. Como es futbolista ya entiende el rigor del deporte y la responsabilidad que significa pertenecer a un equipo. Para esta carrera intento que mezclemos el entrenamiento con el juego: partimos en bicicleta por el parque y después lo invito a correr un rato. Al principio no entendía mucho esto de que había que entrenar para correr, pero ya le está agarrando el ritmo. Además ha sido superdivertido, me encanta hacer deporte con él.

¿Crees que esto beneficia su relación? Finalmente se crea un vínculo distinto, además uno sabe lo bien que hace hacer deporte y qué mejor que inculcarles eso a tus hijos. Lo bueno es hacerlo sin estrés, que sea un momento distinto y no una presión.

Según Daniela, aún no hay el suficiente respaldo para seguir avanzando. “Falta es el apoyo de las autoridades para fomentar esta tendencia que partió desde la gente. Principalmente adaptar los espacios y entregar las bases para una cultura deportiva. Se está haciendo cada vez más, pero requiere aun más visibilidad”, asegura. Su grano de arena: invitar a los papás del colegio de su hijo a que se sumen al evento. “Tengo 4 que ya se entusiasmaron”, asegura con orgullo. “Los niños entienden por el ejemplo, y esta es una buena oportunidad para que descubran una nueva actividad”, agrega.

04-400Libre y descansada
Aunque se la puede ver en televisión en el rol de Sybilla, la novia de Félix, en la serie de Canal 13 Los 80, actualmente Daniela Ramírez está sin un proyecto laboral concreto aunque sí con contrato vigente en esta estación. “En este minuto estoy absolutamente libre, esperando un proyecto de televisión y que se concreten otros en cine, recién terminamos las funciones de Cock (que se repone por algunos días de enero en el teatro Mori), así es que vengo saliendo de un periodo bien intenso de trabajo”.

¿Habías estado antes sin proyectos concretos? Desde que entré a la tele hace 4 años, nunca. O sea, tuve vacaciones de una semana pero nada más. Los proyectos fueron apareciendo y siempre eran cosas que quería hacer, todo se fue dando muy organizadamente, aunque, ahora que lo pienso, fue duro estar tanto tiempo sin parar.

¿Qué ha cambiado en tu rutina ahora que tienes más tiempo libre? Ando para todos lados en bici, no importa si son tramos largos; salgo más con mis amigas; tomé un seminario de actuación y hago pilates. Creo que cuando estás en otro escenario debes ocuparte igual, si te quedas esperando tienes mucho tiempo para pensar. Uno necesita estar haciendo algo con un propósito, si no te ataca la incertidumbre.

Pero también puedes descansar. ¡Sí, claro! En realidad estaba muy cansada. Tengo energía para andar en bicicleta, por ejemplo, pero sin tantos horarios me di cuenta de que me faltaban horas de sueño que ahora he recuperado. Es que cuando eres mamá no paras. Uno nunca muestra el agote porque tienes que seguir haciendo las cosas, adquieres un ritmo y vas cumpliendo siempre con las necesidades de tu hijo. Soy actriz y mi trabajo me encanta, tengo la gran suerte de hacer lo que me gusta, pero también soy muy mamá y para eso no hay descanso.

LA CARRERA


Kids Run se realizará el 21 de diciembre, a las 8.30, con distancias que van desde 1 a 3 kilómetros. Las inscripciones están disponibles en www.kidsrun.cl.