Destacado 1/2 1

Delicada bailarina

La nueva tendencia fitness en el mundo de celebrities y top models es entrenar en punta de pies para lograr el delicado y tonificado cuerpo de una bailarina. El workout del momento se llama Ballet Barre y es una disciplina que incorpora ballet, yoga y pilates, logrando un entrenamiento muy completo. A Chile lo trae Malú Pérez con el nombre de ‘Cool Barra’.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Por Francisca Colussa Fotos Marcela González
02-600

Cuando niñas casi todas soñamos con ser bailarinas. Imaginarse con el tutú rosado era lo más femenino y cercano a una princesa para imaginar la vida adulta. De grandes, lo que queremos es tener el cuerpo de esa bailarina, con la musculatura altamente tonificada y a la vez delicada que las caracteriza. Lo bueno es que si uno no nació con el talento necesario, puede jugar a danzar con la tendencia fitness del momento: el ballet barre.

Este nuevo concepto de workout nació gracias a la increíble transformación que Natalie Portman tuvo en El Cisne Negro, película para la que fue entrenada en la ciudad de Nueva York por la bailarina Mary Helen Bowers, con ejercicios concentrados en la tonificación y quema de calorías. La combinación de movimientos pequeños y aislados, más numerosas repeticiones, esculpe los músculos. Además hay intervalos de cardio, ejercicios de fuerza y estiramientos que ayudan a lograr una figura esbelta.

02-300El método en Chile
La barra de ballet se incorpora como base para realizar ejercicios con el propio cuerpo. El método de Ballet Barre tiene diversas variaciones, algunas incluyen accesorios como mancuernas y pelotas, y otros utilizan equipos de pilates. Por eso es posible encontrar varios sistemas de ejercicios -que se imparten en Estados Unidos- como Ballet Bodies, The Bar Method, Pure Barre, Fly Barre y Beautiful Barre.

Este último fue la inspiración de Malú Pérez (31), bailarina de espectáculos e instructora de pilates, para crear Cool Barra, una variación de este sistema, con una clase bien aeróbica, que incluye ejercicios de brazos, piernas y abdominales.

“También incorpora estiramientos y posiciones de danza. Se mueven las caderas y se despierta la sensualidad. Hay mucha influencia del método auténtico de pilates, como abdominales, ejercicios de piso y accesorios; es una clase muy completa”, nos cuenta Malú, quien entre el 13 y 24 de noviembre pasado viajó a Nueva York para realizar su segundo entrenamiento en The Ailey Extension.

La clase, que estará disponible a partir del 2 de marzo en la Academia Malú Pérez, consta de 60 minutos para divertirse y desconectarse con música a todo volumen, mientras se participa de una clase dinámica e integral. Si nunca ha hecho nada parecido, no se asuste, “son posiciones más básicas del ballet, todos lo pueden hacer y los movimientos de caderas y brazos se pueden adaptar a las necesidades de los alumnos, esto permite que cualquier persona entre 12 y 70 años lo pueda practicar”, explica la instructora.

Postura correcta
Uno de los grandes beneficios que tiene este nuevo boom del fitness es que mejora las posturas en la vida cotidiana, como caminar más derecho, pararse erguido, sentarse sin agacharse e incluso recoger algo del suelo de la forma correcta, haciendo trabajar las piernas y no la espalda. A través de la práctica del Ballet Barre se rectifica la postura a partir del primer mes, y Malú afirma que a los tres meses ya se observan cambios físicos, aunque un cuerpo totalmente renovado se manifiesta al año de práctica constante.

El equilibro y la flexibilidad también son aspectos que se desarrollan fuertemente con la barra. Por algo es el entrenamiento preferido de personalidades como la modelo de Victoria’s Secret Lily Aldrige y otras celebridades como Christina Ricci, Taylor Swift y Miranda Kerr.