Destacada Inicio

Un escape ideal

El estrés de fin de año puede pasarle la cuenta a nuestro cuerpo y mente. Para que eso no ocurra, estos spas ofrecen tratamientos que permiten desconectarse por completo y recuperar la vitalidad sin salir de Santiago

  • RevistaMujer

Compartir vía email

Santuario del río


collage.santuarioCon una vista espectacular al río Maipo y a la cordillera, este lugar le hace honor a su nombre. Cuenta con cabañas para alojar, piscina temperada y restaurante. Su spa ofrece distintos tipos de masajes, tratamientos faciales, corporales y estéticos, además de terapias alternativas como reiki, biomagnetismo y flores de Bach. Probamos la sesión de chocolaterapia, que promete acelerar la producción de endorfinas (hormona natural de la felicidad), causantes de una agradable sensación de bienestar. También actúan sobre la liposis, que es el mecanismo fundamental de liberación de grasas. Además funciona como ansiolítico y antidepresivo, y es un excelente anticelulítico por el drenaje que se hace con el masaje para retirar el cacao una vez seco. A esto se suma la exfoliación natural que se produce al removerlo de la piel, dejándola tersa y aromatizada. Este envolvimiento hidratante y emoliente es acompañado con un pedazo de chocolate antes del masaje y otro después, para no quedarse con las ganas de saborear un trozo.

Peumayén


collage.peumayen

La recepción con grandes vitrales y maderas nobles nos hace sentir parte de la cordillera. En el Hotel Peumayén, ubicado a 38 km de Santiago, la caminata hacia el Santuario de la Naturaleza Cascada de las Ánimas y la tirolesa están incluidas en el hospedaje, incentivando las actividades outdoor que se pueden realizar en el sector del Cajón del Maipo, como cabalgatas y hiking por los senderos del lugar. Pero para que la desconexión sea total, los masajes de relajación, fangoterapia, chocolaterapia y miel y oliva regalan una experiencia deliciosa. Este último es uno de los tratamientos más eficientes para limpiar el cuerpo y renovar su piel, combatiendo toxinas, estimulando el sistema nervioso y linfático. En una hora de sesión se logra un estado de relajo profundo, que empieza con la sensación de la mezcla de miel y oliva tibia deslizándose sobre la piel, que después de la aplicación queda muy lisa y suave, además es superhidratante y nutritivo. Entre los árboles y flores nativos hay reposeras para leer un buen libro o dormir una siesta y olvidarse por completo de que se está aún en la capital.

Luna de pirque


collage.pirque

Es un centro de terapias y spa que reúne la estética con la salud espiritual. En una tibia y acogedora sala de madera hacen el tratamiento de exfoliación corporal. Aplican el producto con las manos masajeando la piel con un exfoliante que huele a naranja azucarada. Después de dejarlo reposar 15 minutos, empiezan con el drenaje linfático. Luego de una tibia ducha para eliminar el producto que queda en el cuerpo, hacen una sesión de reflexología para después entregar 15 minutos de relajo y meditación a solas. La piel queda suave y con brillo natural. “En este spa se usan productos naturales que se mandan a hacer, ideal para aquellas personas que prefieren este tipo de ingredientes”, afirma Gloria Siraqyan, dueña de Luna de Pirque. Aquí también ofrecen programas diseñados para bajar de peso, que consisten en quedarse dos semanas para realizar rutinas de pilates y yoga, alimentarse con la guía de una nutricionista y realizarse masajes reductivos o drenajes linfáticos. Todo esto es apoyado con terapias alternativas como flores de Bach, biomagnetismo y reiki para ayudar en el manejo de la ansiedad, que, según los especialistas de este spa, es una de las razones por las que comemos en exceso.