Gastronomía

Herencia Chilena

Esta semana Pilar Hurtado comenta su visita a Herencia Chilena.

  • Pilar Hurtado

Compartir vía email

400A veces es genial almorzar solo: a tu propio ritmo, en silencio. Ese fue el caso cuando visité Herencia Chilena, nueva sanguchería en Providencia. El local es pequeño, pero muy bonito, cálido y bien ubicado: boiserie de madera, mesas y sillas ídem, fotos antiguas, pizarras y una barra larga con sillas le dan en el clavo al concepto. La carta es creativa en sus nombres -calles de Santiago- pero tiene feas faltas de ortografía, como llamar gruyert y gruyerd al queso gruyer (según la RAE) o gruyere. Ofrece también diversas cervezas artesanales de pequeños productores, lo cual es un acierto. Entre los 12 sándwiches clásicos del local, ese día solo había disponibles cuatro -marcados con un sticker plateado-. También hay ensaladas y emparedados más livianos. De los clásicos disponibles elegí Estado, una hamburguesa casera con cebolla caramelizada, tocino, queso cheddar, mix de hojas verdes y mayonesa casera. Lo acompañé con una vitamina de naranja-zanahoria fría y muy equilibrada. El emparedado tardó un rato en llegar, seguramente porque le estaban dando el punto a la hamburguesa, que pedí 3/4. En las mesas del lado- 8 a 10 pequeñas- la mayor parte del público era masculino y estaba atento al fútbol europeo en la pantalla de TV. Apareció mi Estado: buen pan que no se desarma ni desmigaja, hamburguesa a punto, cebollita menos que acaramelada, más bien cocida en vino tinto con toque de azúcar -rica-, queso cheddar en cantidad equilibrada y poco tocino. El mix de hojas era solo lechuga y la mayo estaba correcta. Acompañaban el sándwich papitas rústicas fritas con ramita de romero frita y un platito con chancho en piedra, muy linda la presentación. En su conjunto, la hamburguesa estaba rica y era un plato contundente, con cariño a los detalles. Lo que no me gustó fue que no tuvieran en las mesas una mostaza de grano o un ají chileno; eran ketchup Heinz y mostaza Frenchs, que escapan totalmente al concepto. Lo otro es que hubiera una carta tan linda y tentadora y tan poca oferta disponible. Tampoco tienen nada dulce, así que pedí una bebida junto con la cuenta, solo para el saborcillo dulce. Consumo: todo lo descrito $10.600.

Av. Providencia 2433, Providencia.
Teléfono 23355316.
NOTA 6/7