Belleza

Combate total a la celulitis

Como en tantas otras causas, aquí la unión hace la fuerza: drenaje linfático, cremas con ingredientes precisos, terapia con aparatos de alta tecnología y cuidados básicos como alimentación saludable y actividad física regular, todo coordinado. Esa es la tendencia para disminuir al máximo la piel de naranja.

  • Macarena Anrique

Compartir vía email

1_450Reducir la celulitis es posible siempre que se actúe por diferentes flancos. Esta idea es el punto de encuentro entre las opiniones expertas, voces que también advierten que el problema requiere control regular, ya que, en gran parte, este es un fenómeno vinculado con las hormonas femeninas.

“Hay muchos mitos prometedores sobre tratamientos nuevos, como las ondas de choque o ciertos láseres, pero que por sí solos no son suficientes. Otros, muy por el contrario, siendo más antiguos no pierden vigencia y recobran fuerza cuando se coordinan entre sí. Entonces, el mejor tratamiento para la celulitis es el multidisciplinario, aquel manejado por kinesiólogos y esteticistas que combinan (según el tipo y grado de celulitis) la aparatología y fármacos más adecuados para cada paciente”, dice Ylé López, médico cirujana, especializada en medicina estética y reparadora, directora del Centro Dermoestético Le Ciel y directora de Aicer Chile (Asociación Internacional de Clínica Estética y Reparadora).

La gracia de las terapias multifocales, agrega la doctora López, es que mezclan sus puntos de acción en diferentes niveles de la patología: “Por ejemplo, la radiofrecuencia remodela y estimula el colágeno, el LPG (lipomasaje) define y alisa el contorno corporal y la mesoterapia, un procedimiento exclusivamente médico, combina diferentes activos para que penetren en la zona conflicto mediante micropunturas indoloras, permitiendo actuar directamente sobre nódulos grasos”.

Para el doctor Patricio Figueroa, dermatólogo de World Dermatology Institute, una parte fundamental del ataque a la celulitis es el uso tópico de productos con ingredientes efectivos. Propone buscar uno con vitamina E y cafeína. También, ingerir principios activos descongestionantes como el ácido algínico y, junto a eso, actividad física periódica, particularmente spinning o pilates, además de empleo de una tecnología como la radiofrecuencia.

Katherine Barría, dermatóloga de Clínica Alemana, asegura que en técnicas como esta última se encuentra la clave: “Son importantes porque ayudan a destruir o drenar la grasa y el agua contenida en zonas afectadas por piel de naranja, fenómeno originado por una alteración de la arquitectura del tejido adiposo, cuando entre los lóbulos de grasa hay septos (tabiques) de fibras de colágeno que se engruesan y endurecen. Como consecuencia, los lóbulos se deforman y quedan contenidos grasa y líquido”.

Fórmulas efectivas


  • Succión y masaje

Una de las últimas tecnologías disponibles para combatir la celulitis es el lipomasaje bajo patente exclusiva LPG. Se creó para combatir la piel de naranja y las grasas localizadas, al tiempo que remodela. Es una terapia no invasiva que, mediante dos rodillos mecanizados y computarizados, succiona y masajea con presión constante el tejido subcutáneo. También estimula la producción de colágeno y elastina, de manera que la piel adquiere una apariencia más lisa. “También aumenta la vascularización y así mejora la oxigenación de los tejidos, evita la retención de líquidos, reactivando la circulación de los sistemas venoso y linfático. Complementado con ejercicio y dieta equilibrada, el efecto se incrementa”, especifica la doctora Ylé López.

  • Eliminar grasa

Algunas tecnologías no han sido creadas para combatir la celulitis, pero su poder para eliminar grasa permite disminuir la piel de naranja. Es el caso del lipoláser (empleado por cirujanos plásticos) y la criolipólisis, técnica no invasiva que usa un dispositivo capaz de generar frío controlado en la zona afectada. La doctora Barría comenta, como una de las recientes tecnologías de criolipólisis, el uso de una pieza totalmente plana y útil para tratar la rebelde grasa que se acumula bajo el glúteo y el muslo (pantalón de montar).

La cavitación es otra fórmula. Su acción es a través de ondas de choque que van directamente al adipocito (célula adiposa), transformándolo de sólido a líquido. En este sistema hay una destrucción muy masiva de las células grasas, por lo que vale saber -advierte la doctora Barría- que gran cantidad de grasa pasa al torrente sanguíneo.

  • Inyectar principios activos

La mesoterapia o intradermoterapia es una técnica en la que sustancias con propiedades específicas son llevadas directamente a la zona afectada, bajo la piel. Entre estas se cuentan derivados del yodo, de la alcachofa, del silicio y del café. “Algunos mejoran el drenaje linfático, otros destruyen adipocitos, rompiendo tejido fibroso entre las células”, afirma Patricia Apt, dermatóloga de Clínica Las Condes. “También se puede actuar sobre edemas y la microcirculación afectada con la celulitis”, añade Ylé López.

  • Radiofrecuencia

Esta tecnología genera un campo electromagnético que sube la temperatura de la grasa, ayudando a que se disuelva y pueda movilizarse. “Ese calentamiento, al mismo tiempo, estimula y ordena las fibras de colágenos. Por eso sirve mucho cuando la celulitis está asociada a flacidez o pérdida de los contornos”, dice Katherine Barría.

“Después de cuatro sesiones se pueden ver resultados, pero se requieren varias citas más, siempre separadas por una a dos semanas, para no someter la zona a excesivo calor; hay que dar tiempo para que se vaya produciendo una reabsorción de lo destruido”, explica la doctora Muñoz, dermatóloga de Clínica Santa María.

En continua renovación, la tecnología está disponible como monopolar, bipolar, tripolar y octopolar. La diferencia está en las distintas posibilidades de penetración.

Una de las versiones más actuales es Trilipo Maximus. Ylé López explica que, como toda radiofrecuencia, esta estimula los fibroblastos (células responsables de producir colágeno nuevo) y el colágeno preexistente, que con el tiempo va perdiendo su estructura y disposición normal, siendo responsable de los signos de flacidez: “Contrae, reorganiza y reposiciona las fibras generando mayor tensión en la piel. Pero también produce un calentamiento profundo y controlado de la dermis y el tejido graso, preservando la epidermis del daño térmico. A la vez genera un estímulo contráctil sobre los músculos subyacentes aumentando el drenaje linfático y mejorando el intercambio de nutrientes y eliminación de toxinas”, especifica la doctora López.

  • Drenaje linfático

Es un clásico siempre efectivo y recomendado por los expertos. Incluye maniobras muy suaves que se realizan con movimientos de deslizamiento y bombeo para empujar toxinas y líquidos retenidos hacia vasos linfáticos, de manera que sean eliminados del organismo. Posterior al drenaje, en algunos casos se envuelve todo el cuerpo con vendas tibias untadas con sustancias ricas en principios activos descongestionantes o facilitadoras de la eliminación de líquidos y grasas.

Compuestos que ayudan


Aunque los expertos coinciden en que la penetración que alcanzan los principios activos de geles y cremas anticelulitis no es determinante para acabar con el problema, también es común la idea de que estos productos constituyen un complemento importante para las otras terapias. Así, a la hora de escogerlos, ideal es que contengan más de un compuesto presente en esta lista:

  • Vitamina E: antioxidante y protector de las estructuras celulares.
  • Cafeína: evita la generación de depósitos de grasa.
  • Retinoides: fomenta la producción de colágeno y así la mayor tensión de la piel se aprecia más lisa.
  • Ácido algínico: se le atribuye disminución de la congestión linfática. Se encuentra en algas pardas, con las que se elaboran cápsulas que se recomiendan para después del desayuno y almuerzo.
  • Centella asiática: se estima que mejora la circulación.
  • Coenzima Q-10: como promueve la producción de colágeno, favorece una piel lisa.
  • Ginkgo biloba: se le atribuye acción antioxidante, favorecedora de la circulación y antiedemas.
  • Derivados del yodo: tendrían efecto metabólico útil para combatir la celulitis eliminando toxinas acumuladas. Uno de los ejemplos es un alga llamada fucus con propiedades emolientes.
  • L-Carnitina: tiene acción lipolítica, es decir, quema grasas.

Control personal


Mantener el peso y seguir una dieta balanceada (con mucha fibra, pocos glúcidos, grasas y sal, para evitar toxinas y retención de líquido), no fumar y no usar ropa apretada porque afecta el drenaje subdérmico, son algunos complementos sugeridos para la terapia contra la celulitis. La doctora Patricia Apt aconseja, además, tratar de solucionar otros problemas médicos, por ejemplo, várices, malas posturales o enfermedades endocrinas. “Puede mejorar el drenaje linfático, la circulación y la calidad de esta”, asegura.

El ejercicio también es especialmente importante, dice la dermatóloga Carla Muñoz: “Elimina toxinas y mejora la circulación. Al mover el músculo se genera calor y una especie de masaje que favorece la eliminación del exceso de grasa”.

ralph lauren outlet uk,ralph lauren italia shop,christian louboutin outlet,louis vuitton bags sale uk,ralph lauren polo