Lookbooks

[Beauty] La bendita primavera

Natural, así define Sergio Erasmo, senior artist de MAC,la principal tendencia que predominará esta temporada y que tiene como objetivo contrastar una piel casi desnuda con tonos que aporten energía al rostro.

  • Valentina Ossa

Compartir vía email

Por: Valentina Ossa Fotos: Paola Velásquez  Producción: María Eugenia Ibarra Maquillaje: Sergio Erasmo para MAC Cosmetics Pelo Melanie Tetzner

A “medio terminar”


1-620

Un look tan minimalista que incluso puede dar la idea de que no hubo tiempo para finalizar el maquillaje. La apuesta principal es la piel, esta se trabajó con la base Mineralize Moisture de MAC que refracta la luz y da una apariencia ultrafresca, y la mirada, que se destacó con la sombra Coil Electric Cool de MAC difuminada sutilmente sobre los párpados. El toque final lo dan las cejas, apenas rellenadas con el lápiz Velux Brow Liner, la máscara Haute & Naughty Too Black Lash sobre las pestañas superiores y los labios con Myself Lipstick en un beige tenue.

Doble efecto


2-620

Tonos clásicos protagonizan una misma propuesta y destacan al menos dos rasgos a la vez. El equilibrio está marcado por la sutileza de la técnica de aplicación: más que cargar el color hay que usarlo con suavidad para no dejar la cara entera de un mismo colorido. Según explica Sergio Erasmo, la gama de los rosas y púrpuras constituye una de las paletas que más se verán en los desfiles primavera-verano 2014/2015. Se trata de tonalidades versátiles que se pueden usar sobre los párpados de manera delicada, por ejemplo con el lila de la sombra Bloming Mad, y en los labios con un fucsia más vibrante, como el tono del labial Pheromonal Sheen Supreme, ambos de MAC.

Líneas clásicas


3-620

Aunque el pasado otoño-invierno predominaron delineados gruesos y geométricos, los meses de calor trajeron de regreso trazos simples, delgados y mucho más sutiles pero coloridos. Para mantener la naturalidad la clave es evitar ser extremo, ya sea en la mezcla de tonalidades, forma y tamaño de la línea. Por ejemplo, en este caso se usó el delineador blanco Fascinating Eye Khol de MAC para definir el ojo y levantar la mirada junto con la sombra Lucky Green de la reciente y atrevida colección Moody Blooms de la misma marca. Los labios, con un tono fucsia, continúan con la estética llamativa del resto del maquillaje.

Texturas cremosas


4-620

Las cremas con color, BB o CC cream, aparecen como la mejor alternativa para emparejar el tono de la piel, protegerla del sol y dar un aspecto humectado. Si usa blush acuda a rubores en crema que aporten color y mantengan el efecto de hidratación, como Cremeblend Blush de MAC que se utilizó para este maquillaje; deja un rosado fresco similar al rubor que se produce naturalmente en las mejillas luego de realizar actividad física. El labial Good Kisser, aplicado con la yema de los dedos para evitar un resultado muy definido, complementa la propuesta.

Metálicos románticos


5-620

Luminosidad en la piel, en los ojos y en los labios será una constante en los maquillajes de primavera-verano. Un efecto fresco que se logra fácilmente al trabajar acabados metálicos o brillantes con sutileza. Para esta propuesta el makeup artist Sergio Erasmo usó texturas metálicas en tres focos: la piel, con los polvos Bronzing Powder Refined Golden de MAC; la mirada, con la sombra Copperthorn Fluidline de MAC, que aporta destellos dorados, y dimensión al párpado móvil y los labios, con Sheen Supreme Lipglass Tint en Bubble Gum, también de MAC.