Destacado 1/2 2

¡Regresó la Midi Skirt!

La prenda creada por Christian Dior experimenta un revival en las pasarelas y el street style. Con algunas modificaciones, la falda bajo la rodilla va camino a convertirse en una de las favoritas

  • RevistaMujer

Compartir vía email

1_250Después de varias décadas de reinado de las mini y maxifaldas, llegó la hora a la midi skirt. Pero este regreso fue tímido. Su reaparición en el siglo XXI la hizo de la mano de pioneros como Marc Jacobs, quien la revivió en 2010 con su colección de otoño para Louis Vuitton. Luego apareció en los desfiles de Rochas, Céline y Prada. Más recientemente, en la última Semana de la Moda de Nueva York, fue un recurrente en el street style que rodeó al evento y, sobre la pasarela, se vio en las presentaciones de Donna Karan, Michael Kors, Lela Rose y Rem Acra.

La historia de la midi skirt empezó a fines de la década del 40, cuando Christian Dior presentó su colección Corolle -rebautizada por Carmel Snow, ex editora de Harper’s Bazaar, como New Look, porque realmente rompía el esquema de la moda- y sentenció que el período de austeridad arrastrado desde la Segunda Guerra Mundial había acabado. Esta muestra se transformó en esperanza en el período de posguerra: seguía teniendo la cintura como protagonista, pero era glamorosa y no escatimaba en cantidad de tela, después de un largo período en que la moda había optado por el ahorro textil.

Al avanzar el tiempo tuvo algunas variaciones. En los 50 adquirió una forma más acampanada y muy femenina. Y en los 60 debió ajustarse para competir con la sensualidad revolucionaria de las faldas cada vez más cortas. Hoy esta prenda sigue adaptándose para favorecer a los distintos tipos de figuras.

Cómo usar el modelo 2014

Macarena Jiménez, productora de modas y creadora del sitio thetwinbirds.com, es una de sus fanáticas porque dice que acentúa la cintura, esconde las caderas y la considera clásica y sofisticada. “Las uso con zapatos altos porque soy baja, pero para las afortunadas que nacieron altas, con un par de balerinas se pueden ver hermosas”, dice.

Paola Beher, personal shopper, coincide con que este modelo es ideal para personas más altas y aquellas que tienen las caderas y muslos anchos. “Son perfectas para este tipo de cuerpo, ya que cubre ese sector que acompleja a muchas. Al mismo tiempo, al ser una falda de tiro alto, define la cintura y marca visualmente ese sector como el punto más pequeño del cuerpo”. También sugiere usarla con un crop top dejando entrever un poco de piel entre la falda y el top. “Si la usamos con una prenda holgada y larga aumentamos el volumen, haciéndonos lucir sin silueta y restando altura. Los zapatos idealmente deben ser sin empeine; abiertos, no cerrados o con correa. Eso acorta y ensancha lo poco de pierna que se ve”, afirma. Para ella, esta prenda sirve para cualquier ocasión, ya sea formal o informal.