Destacado 1/2 2

Lecciones de una gurú de estilo

Buena conocedora de los secretos del clóset femenino, la diseñadora y asesora de imagen argentina Carolina Aubele nos ofrece algunas claves para armar el guardarropa ideal.

  • Ana Muguerza

Compartir vía email

Fotos: Archivo personal de Carolina Aubele
carolina aubeleSolo podemos embellecer lo que amamos”, es su regla de oro en moda y estilo. La argentina Carolina Aubele sostiene que lo más importante es que nos queramos y nos aceptemos con todos los defectos y virtudes de nuestro cuerpo, como primer paso para sentirnos bien y mostrar nuestra mejor imagen. Pocas diseñadoras latinoamericanas pueden presumir haber vestido en alguna ocasión a celebrities como Eva Longoria, Misha Barton o la supermodel Tyra Banks. Sus diseños han sido publicados en revistas de moda internacionales, ha escrito libros sobre estilo (Secretos del Vestidor, 2009, y Secretos del Vestidor para Embarazadas, 2011) y ejerce como asesora de imagen a través de la Maison Aubele, un instituto especializado en moda e imagen, con sede en Buenos Aires.
El fin de semana del 3 al 5 de octubre, con motivo del lanzamiento de nueva temporada del Alto Las Condes, estará en este centro comercial donde dará charlas y asesorías al público.

¿Cuál es el primer consejo que das a tus clientas? Que se miren a sí mismas. Es importante partir por cuál es la belleza real de cada persona. Tenemos una tendencia importante a ver todo lo que no somos o lo que consideramos que deberíamos ser, y opino que es bueno aceptar el cuerpo como punto de partida para poder embellecerlo.

¿Es cierto que las mujeres se visten para otras mujeres? Es una gran verdad, pero me parece que hay que cambiarlo. Creo que uno se tiene que vestir para uno, porque cuando armas tu imagen estás presentándote al mundo de alguna manera y cuando nos vestimos esperando la aprobación de otros no estamos siendo honestos con nosotros. Hay que concentrarse en lo que uno opina de sí mismo. También denota falta de confianza. Hay muchas culturas inseguras, como la argentina. Esta cosa de la uniformidad en el vestir tiene que ver con eso, con la necesidad de sentirse aceptado por el otro.

¿Estilo y dinero van de la mano? No, para tener estilo no hay que tener dinero. Hay gente que gasta fortunas y se ve ‘re mal’. Es cierto que existen piezas que son más caras, pero el estilo tiene que ver más que nada con quién es cada uno, cuál es tu esencia. El mejor guardarropa no es el que tiene más prendas, sino el que permite armar más conjuntos. Sí es bueno invertir en ciertas piezas, en algunos básicos que te acompañarán durante mucho tiempo y los usarás con frecuencia. También hay gente que tiene una inseguridad y cree que la va a tapar con dinero. A veces, con prendas simples y sin gastar mucho dinero se consiguen muy buenos looks.

02-400¿Y cuáles son esas buenas inversiones para el guardarropa? Hay que invertir en las prendas que hacen que usemos más el resto del guardarropa. A algunas les divierte comprar blusas, por ejemplo, pero después no tienen con qué combinarlas porque solo poseen tres pantalones… Tiene que haber un equilibrio. Las mejores compras son las que hacen que usemos más lo que ya tenemos, y esto lo conseguimos a través de los básicos del guardarropa, que tienen que adaptarse bien a tu cuerpo y estilo de vida. Esos básicos serían: una camisa blanca, un blazer negro, un vestido negro clásico a la rodilla de media estación, dos jeans -uno para el fin de semana más casual y gastado, y otro para la semana, tal vez en un color más oscuro y menos desgastado-, un pantalón o una falda negra y camisetas blancas para el verano.

Tu accesorio fetiche es… Los rosarios, me encanta llevarlos y que las piedras combinen con la ropa; iluminan y dan juego al escote. También me encantan los aritos de cristal porque dan una chispa de luz a la cara, ¡son geniales!

¿Nos puedes adelantar tres tendencias para esta primavera y el verano? Una es la oversize, la ropa grandota, pero hay que tener cuidado y acompañarla de otras prendas que marquen el cuerpo o, si son piezas muy grandes, que tengan cierta transparencia y un poco de caída. También se va a llevar mucho la sastrería masculina minimalista tipo años 90, bien limpia, como los sacos siete octavos de buena caída, estilo Jil Sander o Calvin Klein. Y siguen los colores fuertes, no tanto los flúor, pero sí cítricos, como limón, lima o mandarina, superfuertes.

[block_quote cite=”] Carolina Aubele asesorará a clientas desde el 3 al 5 de octubre en el Alto Las Condes. [/block_quote]

Mitos de la moda


El color de zapatos y cartera tiene que combinar: FALSO. Depende de las tendencias, pero ahora, sostiene Carolina Aubele, “estamos en un momento de la moda en que pueden perfectamente no conjuntar y no hay problema”. En su opinión hay excepciones: como el look de la presidenta de un país o de la reina de Inglaterra, en que sí es aconsejable que hagan juego.

El jeans es una prenda informal: FALSO. También tiene su lado ‘semiformal’, depende de las prendas que le acompañen, apunta Aubele. Por ejemplo, si se combina con un blazer, una blusa de seda, tacos y buena bijou puede servir incluso para ir a trabajar.

Nunca mezclar azul marino y negro: FALSO. Hasta hace poco la combinación de estos dos colores estaba casi prohibida en el mundo fashion, pero desde hace un par de temporadas el dúo triunfa. “¡Es una mezcla que personalmente me encanta! La encuentro muy nocturna y supersofisticada. Eso sí, tiene que estar bien hecha y con prendas de buena calidad. Es muy italiana, muy Gucci”, comenta la asesora de imagen.

Las rayas horizontales engordan: VERDADERO. Y si son de colores contrastados, aun más. “Es un efecto visual, el ojo tiende a continuar las líneas horizontales”.

Sus claves de estilo


ELLA DICE NO A…

  • Sandalias con medias, calzas (leggins) doradas, zapatos y carteras en mal estado.
  • Las fashion victims: “Hay que respetar el estilo propio. Hay gente que se pone solo lo que está de moda, aunque no le siente bien”.
  • Abusar de las plataformas: “No estilizan las piernas y no quedan bien. Son para ocasiones muy informales”.
  • Descuidar piel y cabello, escotes excesivos y fuera de lugar. “Lo mejor es reservarlos para ocasiones especiales, como la noche o cuando una quiere verse sexi”.

Y SÍ A…

  • Mezclar bisutería y joyas, y a combinar low cost con prendas más caras.
  • La sabiduría de comprar y las buenas inversiones
  • Los jeans con tacos, las carteras-sobres grandes para el día y los anillos importantes.
  • Buenos accesorios de working girl: “Llevar buenos accesorios de trabajo es muy importante, por ejemplo, una bonita funda de computadora”.
  • Colores fuertes en invierno: “ ¿Por qué no combinar una bufanda de lana amarilla con un abrigo gris? Los colores ya no tienen temporada”, comenta.