Belleza

Moda a lo Marge

Se ha vestido de Chanel, sí, pero para convertirse en un ícono fashion este personaje no necesitó más que un sencillo vestido verde y un collar de perlas. Este año, y con motivo de la celebración de los 25 años de la serie, la matriarca de la familia Simpson una vez más dejó la sencillez que la caracteriza y ‘creó’ una línea de cosméticos. Además protagonizará una serie de ilustraciones donde vestirá de alta costura.

  • Josefina Strahovsky

Compartir vía email

Fotos:  cortesía M.A.C y Alexandro Palombro

ppalAunque no usa maquillaje y viste el mismo vestido strapless verde desde que llegó a la televisión, Marge Simpson últimamente no solo es reconocida como un ícono de la cultura popular sino también como un referente fashion. Eso aunque su postura frente a la moda sea, por decir lo menos, austera. “Mi filosofía es simple: encuentra un vestido que te quede bien y úsalo todos los días de tu vida”, aseguró en un video promocional para un episodio que le dedicó el programa Project Runway.
En ese capítulo del reality show, emitido en mayo de 2013, se les encargó a los concursantes la tarea de cambiarle el look para una cita romántica con su marido, Homero. A pesar del esfuerzo de los diseñadores, el vestido ganador -también strapless pero esta vez morado y de gasa- quedó olvidado en su clóset. Porque Marge se mantuvo fiel a sus perlas y su atuendo verde, el mismo que usa desde el 17 de diciembre de 1989 cuando se emitió por primera vez la serie creada por el dibujante Matt Groening.

Siempre sencilla y preocupada por el presupuesto familiar, solo en una oportunidad se la vio comprar un vestido de diseñador. Fue en la temporada 14, en el episodio Lucha de Clases en Springfield; ahí Marge iba a una tienda de descuentos donde encontraba un clásico traje de dos piezas de Chanel rebajado de US$ 2.800 a $90. Hizo su primera adquisición impulsiva con la excusa de que sería “bueno para la economía”, aunque con el secreto deseo de ponerse un vestido de alta costura. Pero tanto le acomodó su nueva prenda que comenzó a ponérsela todos los días. Y para que en el club de golf -en el que es admitida solo porque con el Chanel se ve muy elegante- no se notara que lo usaba en repetidas ocasiones, Marge lo cortó y lo rearmó una y otra vez, hasta que el traje finalmente quedó inutilizable y ella entendió que lo mejor era volver a su clásica tenida y olvidarse del lujo. ]

 

A lo Audrey Hepburn en un Givenchy, en un clásico atuendo de Chanel y  como Madonna, diseño de Jean Paul Gaultier.
A lo Audrey Hepburn en un Givenchy, en un clásico atuendo de Chanel y como Madonna, diseño de Jean Paul Gaultier.

Reconstruyendo a Marge

Ese estilo inalterable ha motivado a marcas, artistas y diseñadores a proponer diferentes looks para el personaje. Y la más reciente incursión de Marge es en la industria de la belleza. La marca de cosméticos M.A.C lanzará a finales de este mes a nivel internacional, y en octubre en Chile, una línea para celebrar el aniversario 25º de la serie animada. Según la información oficial entregada por M.A.C, la colección fue creada “personalmente por Marge con la ayuda de su hija Lisa”. Juntas “elaboraron una gama de colores” donde predominan los violetas y verdes para una colección que incluye dos paletas de sombras, dos blush, lipgloss, pestañas postizas y stickers para uñas con todos los personajes de la serie.
Además está la colaboración (no autorizada) del ilustrador italiano Alexandro Palombro, cuyo trabajo se caracteriza por ironizar y reversionar a distintos personajes del mundo fashion. En su última entrega él tomó a Marge Simpson como referente y la retrató en diferentes atuendos clásicos e editoriales icónicas de la moda. La convirtió en Coco Chanel con su clásico vestido negro, perlas y cigarro en la boca; como Madonna con el corsé creado por Jean Paul Gaultier para su Blonde Ambition Tour (1990) y también como Marilyn Monroe con el vaporoso vestido blanco que utilizó en una escena de la película “La comezón del séptimo año” (1955), entre otras.

La nueva colección de M.A.C estará disponibles en tiendas en octubre.

“Veo Los Simpson desde que tengo 15 años, cuando comenzó la serie. Me encanta porque tiene un humor irreverente, magnífico. Pero si había algo que me molestaba era que Marge ocupara el mismo vestido siempre, así que con este pequeño gesto quise liberarla y ofrecerle un cambio porque ella es un verdadero ícono pop, incluso más que un cantante o un político. Ella es más real que cualquier socialité y representa fielmente a la mujer de hoy y por eso quise representarla en algunos de los momentos y atuendos más importante de la historia de la moda”, asegura el ilustrador a revista Mujer.

Palombro no fue el primero que ‘redibujó’ a Los Simpsons. En 2009, en el vigésimo aniversario de la serie, dos hitos marcaron un acercamiento de la serie con la moda. El primero: el visual de la revista Harper’s Baazar titulado “Los Simpsons van a París con Linda Evangelista”. Ahí la familia amarilla se vistió de diseñadores como Jean Paul Gaultier, Alber Elbaz, Victor & Rolf, LouisVuitton y, claro, Chanel, para pasear por las calles de la capital francesa. El segundo fue una aventura mucho más atrevida, Marge fue portada de la revista Playboy. Sus imágenes semidesnudas, en algunos casos tapada con una silla o con un babydoll y un plato lleno de donuts, y dibujadas por su creador fueron las primeras y únicas de un personaje ilustrado que ha publicado la revista de Hugh Hefner.

‘Simpsonizando’ 


A la familia real británica
El ilustrador Alexandro Palombro es tan fanático de la estética de Los Simpsons que hace una semana lanzó en su sitio web (humorchic.blogspot.com) una nueva serie de ilustraciones, con el estilo amarillo, protagonizada por la duquesa de Cambridge, Kate Middleton y la reina Isabel II luciendo sus atuendos más celebrados.

Alto y azul 
No solo la ropa define a la matriarca del clan Simpson. Otro sello característico: su pelo azul arreglado en un peinado casi tan alto como su cuerpo. Matt Groening, el creador de la serie, se inspiró en parte en el cabello que ocupaba su madre (quien también contribuyó con su nombre, Margaret) en la década de los 60 y también en la protagonista de la película La Novia de Frankenstein (1935).