Belleza

¿Quiere tener pecas?, entonces dibújeselas

Hay quienes reniegan de ellas y hay quienes les encantaría poseerlas. Las pecas se asocian a juventud, naturalidad y sol, y ¡están de moda! Aquí, algunos trucos para resaltarlas o incluso ‘inventarlas’

  • Ana Muguerza

Compartir vía email

1_okisEn la Francia de María Antonieta, las damas versallescas -y algunos hombres- se hubieran llevado las manos a la cabeza escandalizadas. ¿Rostros con pecas? Impensable. Los cánones de belleza de la época dictaban que había que blanquear al máximo la tez (usaban polvos de arroz) y mostrarla pálida e impoluta, exceptuando algún lunar postizo estratégicamente situado.

Y no hay que remontarse tanto en la historia. Hasta hace bien poco, en los últimos años, el código beauty imponía las caras lisas, sin manchitas ni pecas de ningún tipo. Cubrirlas con maquillaje, aclararlas o tratar de hacerlas desaparecer con peelings y otros tratamientos estaban a la orden del día. Pero, ya se sabe, las modas van y vienen, y ahora lo que se lleva es lucir la tez lo más natural posible, pecas incluidas.

La tendencia se lleva en la pasarela, en los rostros de las celebrities y en las portadas de las revistas fashion más importantes del mundo. En ellas, la top Gisele Bündchen y actrices como Gwyneth Paltrow o Emma Stone presumen de pecas y lucen rostros menos intervenidos. Para quienes no las quieren, estas manchitas representan imperfecciones. Pero el mundo de la moda, que durante años las ha desterrado y ocultado -vía Photoshop o maquillaje-, las reivindica ahora y las asocia con juventud y la belleza de lo natural.

¿Qué son?

Las pecas -efélides, en la jerga médica- son simplemente la acumulación de pigmento en la capa más profunda de la epidermis. “Hay una predisposición genética para presentarlas y su aparición está directamente asociada a la exposición solar por el mismo mecanismo normal por el que la piel se oscurece al tomar sol”, explica Vierocka Tomulic, dermatóloga de la Clínica Alemana. En invierno tienden a aclararse, pero se hacen más oscuras apenas la piel se expone a los rayos UV. “La mayoría de las personas que tienen pecas son de piel clara, pelirrojas y de ojos claros, lo que las hace más vulnerables a los efectos dañinos del sol, por lo que recomiendo la prevención”, comenta Tomulic. Existen tratamientos para atenuar las pecas, ya que eliminarlas no se puede. En la edad adulta tienden a desaparecer o a hacerse prácticamente imperceptibles.

¿Cómo las conseguimos? 2_ok

Pero ahora no se trata de acabar con las pecas sino de resaltarlas para estar a la moda o, incluso, ‘inventarlas’ quienes no las tienen. Tomar el sol no es una alternativa segura para nuestra piel, así que recurriremos al maquillaje. La idea es dar la sensación de rostros naturales, ‘tocados’ por el sol, pero sin exponernos a los efectos dañinos de nuestro astro rey.

Algunas marcas han creado productos específicos para dibujar pecas, como Topshop, que recientemente lanzó un lápiz (Freckles Pencil) con varios tonos de marrón para que queden lo más reales posible. Pero si no se dispone de estos productos especiales, se pueden pintar con un eyeliner marrón, un perfilador de labios en tonos nude o un simple lápiz de cejas. La maquilladora Alejandra del Sante recomienda esta última opción y aconseja fijarse bien en el tono de piel y de pelo, para elegir el color que más le va a nuestro rostro. No hay que olvidar que las pecas son de ‘mentira’ y se pueden borrar, por lo que, según Del Sante, una vez dibujados los puntitos lo recomendable es sellarlos con polvos translúcidos para evitar que desaparezcan a la primera.

“Otro producto excelente para crear pecas es Fluide Brow Gelcreme de M.A.C, que habitualmente se utiliza para rellenar y definir las cejas. Lo bueno que tiene es que al ser de larga duración y resistente al agua, podemos estar seguras de que las pecas no se van a mover ni a correr. Este producto no necesita fijación con polvo translúcido y tiene tres tonos que pueden ser usados dependiendo del color de la piel y las cejas”, comenta la maquilladora.

La idea es que las pecas queden lo más naturales posible -no se trata de emular las de la Chilindrina-. Las ‘auténticas’ son irregulares y se reparten de forma desigual a ambos lados de la cara, por eso Alejandra del Sante explica que “al pintarlas no hay que empatar los dos lados del rostro, hay que tratar de que queden equilibrados pero diferentes. Y no olviden la nariz, las pecas sobre ella son muy sentadoras”.

La maquilladora Carmen Bottinelli cree que lo ideal es dibujarlas con un lápiz de cejas en un tono café no muy oscuro. “Debemos pintarlas en el centro del rostro (en nariz y mejillas) y después dar ligeros toques presionando con los dedos para difuminar, sin arrastrar. Este look está indicado para pieles claras, ya que son las más propensas a tener pecas naturalmente”, explica.

Si ya estamos dotadas de pecas y queremos resaltarlas para conseguir un look más natural, los maquilladores recomiendan utilizar una base fluida y ligera para evitar cubrirlas. Después se pueden destacar más aplicando sobre ellas un lápiz de cejas. Otra alternativa es realzarlas sin usar base de maquillaje, tan solo polvos translúcidos. Para completar el look, los expertos coinciden en que el rouge rojo luce muy bien en las pecosas, sobre todo si es en tonos vivos.