Destacado 1/2 2

H&M: De la pasarela a las vitrinas

Hoy llega a las tiendas, incluida la de Chile, la segunda colección original que la marca sueca presentó durante la semana de la moda parisina

  • Janet Barra

Compartir vía email

1_320Pasadas las nueve de la noche del 26 de febrero de 2014, al interior del Salón d’Honneur, en el Grand Palais, se desató el caos. El espacio de 1.200 metros cuadrados lucía transformado en un hangar con piso de hojalata, grandes parrillas de luces y vallas publicitarias. Entre la multitud de cientos de personas se visualizaba a la altísima editora de Vogue Japón, Anna dello Russo; el bloguero Brian Boy, envuelto en un abrigo animal print, y a la siempre sonriente it-girl estadounidense Olivia Palermo. El tumulto y el tráfico de trípodes y cámaras fotográficas y de video indicaban dónde estaba la acción que, por minutos, se concentró en el front row donde la actriz Jessica Alba, la cantante Solange Knowles y las modelos Jourdan Dunn y Miranda Kerr conversaban animadamente.

Luego, en un abrir y cerrar de ojos, los cerca de 600 invitados tomaron asiento y tras un apagón generalizado la música en vivo de la emergente cantante gala HollySiz comenzó a sonar. Así se dio inicio a la presentación de la línea H&M Studio, el segundo fashion show de estas características que la compañía sueca presentaba en París. “Esta colección es más potente que la del 2013. Quizás siempre surge este sentimiento, porque quieres que el equipo mejore cada temporada. El año pasado fue la primera vez que lo hacíamos: queríamos un evento y asegurarnos de que la gente viera la colección. Este fue un mejor show. Estoy feliz”, dirá Ann-Sofie Johansson, directora de diseño y nuevos desarrollos de H&M, un día después del desfile, durante una presentación a la prensa internacional.

Síntesis de ideas 

Nueve meses tardó el equipo de diseño en armar esta colección que en la pasarela propuso 36 atuendos para el otoño 2014. La inspiración surgió con las ilustraciones de Tony Viramontes, esas mujeres con atuendos estructurados que marcaron la década de los 80. Pero este arrebato creativo mutó hacia una estética más relajada gracias a la influencia de íconos de estilo como la supermodelo Kate Moss y la actriz francesa Charlotte Gainsbourg, hija de Sergei Gainsbourg y Jane Birkin. El objetivo era decodificar en una colección el espíritu bohemio de la mujer del siglo XXI. “Teníamos tantas inspiraciones: el deporte, el rock & roll, lo bohemio… Al final llegamos a estas piezas clave y a cómo combinarlas. Hoy en día eso es la moda: mezclar”, asegura Ann-Sofie Johansson, quien comenzó su carrera en una de las tiendas de la compañía en 1987 y fue promovida progresivamente hasta que en 2013 alcanzó el puesto que ostenta actualmente.

Pasarela al alcance de todos

collage

Uno de los méritos de la empresa sueca es su capacidad para adaptar rápidamente las tendencias de moda hasta sus vitrinas. El desafío es que al presentarlas en el contexto de una pasarela, las prendas sigan siendo funcionales y aptas para todo tipo de clientes. “Somos H&M, por lo tanto tenemos que proponer algo que se puede usar, y siempre debemos tener eso en mente”, sentencia Ann-Sofie Johansson. Esa es la gracia de instancias como esta: que los trajes, los vestidos, las chaquetas y los accesorios que colman los desfiles no solo sean usados por los fashionistas o las celebridades, sino que también sean asequibles para un consumidor como usted o como yo.

Pasarela


Backstage y Front row