Cocina

Un poco más de café

En una taza es irresistible y en un plato, también. Con su sabor intenso y de preciso amargor, este grano es una excelente alternativa para darles un toque diferente a recetas saladas y dulces. Apostamos por lo clásico, con un licor al estilo crema irlandesa y un semifreddo, y por lo innovador, con un trifle con cardamomo y un adobo para carnes.

  • Josefina Strahovsky

Compartir vía email

Semifreddo de café con bombones Ferrero Rocher (para 8 personas)


1 cucharadita de café instantáneo, 4 huevos grandes, 100 g de azúcar, 300 ml de crema para batir bien fría, 16 bombones Ferrero Rocher partidos por la mitad, film plástico, 1 cucharadita de mantequilla y cacao en polvo para decorar.

2_300

 

1. Engrase una lata rectangular con mantequilla y cubra con papel plástico. Sobre esa base disponga ordenadamente la mitad de los bombones y reserve 2. En un bol bata las yemas, el azúcar y el café hasta lograr una mezcla homogénea 3. Por separado haga lo mismo con las claras hasta alcanzar punto de nieve y reserve 4. Bata la crema, agregue la mezcla de café y las claras con movimientos envolventes hasta integrar completamente 5. Vierta la mezcla sobre el molde 6. Distribuya las mitades de bombones restantes presionando levemente para que queden al nivel de la mezcla 7. Tape con film plástico y presione suavemente para lograr una superficie lisa 8. Congele durante 8 horas (o más) 9. Con cuidado retire el plástico inferior y el superior. Sirva frío.

Licor de crema irlandesa casera (para 8 vasitos)


4_300

 

1 taza y ½ de crema, 1 taza de leche entera, 1 taza de ristretto o 1 cucharada de café instantáneo diluida en ½ taza pequeña de agua, ½ cucharadita de cacao en polvo, ¾ de taza de whisky, 1 cucharadita de esencia de vainilla y 1 lata de leche condensada.

1. En un bol incorpore el café con el cacao 2. Agregue la crema, la leche, el whisky, la esencia de vainilla y la leche condensada 3. Mezcle bien y vierta dentro de una botella de vidrio 4. Refrigere hasta que se enfríe bien y sirva.

Este licor casero se puede conservar refrigerado hasta por dos semanas

Trifle de café y cardamomo (para 18 vasitos o 1 copón )


Para el bizcochuelo: 6 huevos, 6 cucharadas de azúcar, 6 cucharadas y ½ de harina con polvos de hornear cernida, 1 cucharadita de extracto de vainilla y papel mantequilla.

Para la crema pastelera de café: 500 ml de leche entera, 4 yemas, 200 g de azúcar, 50 g de maicena, 1 cucharadita de café instantáneo, 1 pizca de sal y 6 vainas de cardamomo.

Para el montaje: 4 claras, 1 tarro de crema, 1 cucharada de azúcar, 1 pizca de sal, chocolate en barra a gusto y 1 café expreso

3_3001. Para el bizcochuelo: bata las claras a punto de nieve e incorpore el azúcar, las yemas y la vainilla 2. Bata por un par de minutos más y añada la harina cernida mezclando con movimientos envolventes 3. Vierta la mezcla sobre una lata para horno cubierta con papel mantequilla y empareje con una espátula 4. Hornee hasta que el bizcocho esté dorado en la superficie y que cuando introduzca un mondadientes este salga seco 5. Retire del horno y reserve 6. Para la crema pastelera: mezcle todos los ingredientes en una olla y lleve a fuego medio batiendo constantemente hasta que espese 7. Retire del fuego y descarte las vainas de cardamomo 8. Bata las claras a punto de nieve, añada una pizca de sal y agregue, poco a poco, el azúcar 9. Siga batiendo e incorpore, con movimientos envolventes, la crema 10. Para el montaje: coloque un poco de la masa en la base de cada vasito o copón y remoje con una cucharadita de café expreso 11. Agregue una capa de crema pastelera de café y repita este orden una vez más 12. Cubra con las claras batidas a nieve y la crema 13. Finalice con chocolate rallado sobre cada postre.

Costillar de cerdo al café (para 4 a 6 personas)


Para el costillar: 1 costillar de cerdo (2 kilos aproximadamente), 3 dientes de ajo, 1 taza de agua fría, papel aluminio y 2 cebollas cortadas pluma. Para el marinado: 2 cucharadas de salsa de soya, 2 cucharadas de café de grano molido, 1 cucharadita de sal de mar, 2 cucharadas de azúcar rubia, 1 cucharada de jengibre fresco rallado, 1 cucharadita de canela en polvo y 1 cucharadita de merquén.

5_300

 

1. Lave y seque el costillar y colóquelo en una fuente para horno dejando el lado de la carne hacia abajo y los huesos hacia arriba. Esparza la cebolla y los dientes de ajo por encima 2. Mezcle todos los ingredientes del marinado y viértalos sobre el costillar 3. Refrigere por 4 horas como mínimo y 24 como máximo 4. Precaliente el horno hasta que alcance 150° 5. Agregue una taza de agua fría y cocine el costillar tapado con papel aluminio por 2 horas 6. Destape y cocine durante 1 hora más ahora con la carne hacia arriba y los huesos hacia abajo 7. Para lograr un dorado más intenso espolvoree un poco más de azúcar rubia por encima y coloque en el grill por unos minutos hasta que se dore 8. Deje reposar por 15 minutos antes de cortar.

 

Lo ideal es dejar marinando la carne el mayor tiempo posible, idealmente 24 horas. Una vez lista debe esperar que la carne repose durante 15 minutos antes de cortar.


Las hermanas Ana María y Francisca Amenábar son las creadoras del blog Espacio Culinario (www.espacioculinario.cl). Desde esa plataforma virtual comparten preparaciones y publicitan los talleres que organizan dos veces al mes. Sus clases son tan entretenidas que ya tienen copados los cupos hasta el 25 de octubre.

Para reservar con tiempo hay que escribirles al correo clases@espacioculinario.cl