Belleza

Quién es la que viene allí…

...dulce y bella, nadie la puede igualar. Esa es la frase que toda novia debiera escuchar cuando camina hacia el altar. Para lograrlo, la apuesta está en conservar un rostro fresco y mantenerse fiel al estilo. En esta producción, cinco alternativas van desde lo vintage hasta lo más tradicional.

  • Valentina Ossa

Compartir vía email

Fotos: Nicolás Abalo Producción: Antonia Bordalí Maquillaje: Tere Irarrázabal para Nars Asistente de maquillaje: Vale del Solar Pelo: Coca Oyarce y Luis Mardones para La Guapa Simona

Boho


novias
Una inspiración en los años sesenta y en la movida hippie de la época. Los tocados con flores coronan esta tendencia en la que vestidos con encajes se funden con caídas ligeras y cortes sencillos. El pelo se lleva lo más natural posible y con volumen; la idea es respetar la textura natural, ni siquiera el frizz es un problema en este look casual que roza lo ‘descuidado’. La frescura la aportan el maquillaje con labios y mejillas en tonos fucsia, una piel luminosa y texturas cremosas.

Tocado, Cosa Mía. Vestido, AE Novias. 

Vintage


novias
Encajes, bordados, plumas, cortes rectos y mucha pedrería. La más reciente versión de la película El Gran Gatsby (2013), revivió la estética de los años veinte e impuso la tendencia de novias flappers. El sello de este look son las ondas al agua, que se realizan con una buclera grande, hacia la misma dirección y muy pegadas al casco. El maquillaje centra la atención en los labios, pintados con un tono rojo mate, y en las cejas. La mirada aporta romanticismo: al contrario del clásico smoky eye, que tiene una intensidad felina, la profundidad se marca hacia la cuenca externa del ojo.

Vestido, Fran Larraín. Tocado, Cosa Mía. Aros, Angelic Diabolic. 

Glam


novias
Para literalmente brillar durante el vals la clave está en combinar un vestido de pedrería con un maquillaje más arriesgado como un smoky eye negro con acabado glitter, pómulos definidos y labios tenues entre rosa y nude. El cabello entrega un aire roquero:  va peinado sin partidura, tiene los laterales pegados al casco y volumen en la cresta.

Vestido, AE Novias. Aros, María Luisa Vega. 

Herencia grecorromana


novias
Una auténtica diosa bajada del Olimpo, así es esta femenina propuesta en que conviven trenzas ‘floppy’, tocados y vestido con detalles brillantes. Por lo general predomina el dorado, por lo que el maquillaje suele ser cálido con tonalidades cafés, cobres y corales.

Vestido, María Luisa Vega. Tocado, MCDL Tocados. Aros, Angelic Diabolic. 

Clásica


novias
Tendencia inmortal a la que han recurrido varias generaciones de mujeres que buscan lo mismo: un estilo de novia tradicional sin mucho excentricismo. Joyas delicadas, como estos aros de perla, se complementan con una propuesta de maquillaje igualmente sutil: piel iluminada, ojos enmarcados en delineados difuminados y labios con un tono similar al color natural de la boca. El cabello va recogido con un tomate pulido, pero no excesivamente tirante, que va desde la altura de las orejas hacia abajo.

Vestido, Box In White. Tocado, Cosa Mía. Aros MCDL Tocados.