Belleza

Rutinas durante la maternidad: En cosa de minutos (y con audiencia)

Durante la maternidad el tiempo para sí mismas se vuelve un bien escaso. Administrar con sabiduría cada momento es clave para llevar a cabo una rutina de belleza efectiva. ¿Cómo ducharse, maquillarse y peinarse en menos de 15 minutos?

  • Janet Barra

Compartir vía email

1_300Baño en cinco

Quienes se han convertido en madres están conscientes de que con los quehaceres diarios es difícil regalarse un momento de relajo. Bien lo sabe la estilista Rachel Zoe, madre de dos pequeños, que en su libro Living Styles: Inspiration and Advice for Everyday Glamour (2014) declara que su baño se reduce a tan solo tres minutos. Con organización se puede alcanzar un rango entre los cinco y los diez minutos de duración.

—————————————————————————-

Siempre liso

La realización de un alisado permanente disminuye el tiempo de peinado. “Me preocupo de tener una sesión de peluquería cada dos meses. Además de retocar el color y cortar puntas, me hago el Brasil Cacau, que lo deja brillante, sin frizz ni ondas. Esto permite que cada mañana solo tengo que secarlo y peinarlo”, comenta Eva Siebert. Otro dato infalible para un secado rápido es envolver la melena en una toalla gruesa de algodón por 15 minutos.

——————————————————————————————————————————————————-

Maquillaje de día

Escoger cinco básicos para el make up es la clave, mejor aun si algunos productos son multifuncionales. Así lo aconseja la maquilladora profesional Tere Irarrázabal, madre de tres pequeños. “Lo principal es que cada mujer conozca cuál es su rutina mínima”, cuenta. Y detalla su paso a paso: “Me gustan las cremas hidratantes con protección solar y color. Luego empleo ‘múltiples’ que se usan en labios y mejillas, y termino con máscara de pestañas”. Su tiempo récord es de un minuto y medio. Otro dato: los correctores son infalibles para disimular, con un solo paso, la falta de sueño y cansancio acumulado.

—————————————————————————————————————————————————-

En la ducha con audiencia

Cuando no se tiene la ayuda de un tercero que vigile a la guagua, las posibilidades se reducen al momento de su siesta o bien incluirlos en la rutina. “Las duchas las tomaba apenas mi hija se quedaba dormida. Con el tiempo, la sentaba en su coche y la ponía en la puerta del baño. Mientras me bañaba, le cantaba o jugaba al ‘¿dónde está?, ¡aquí está!’ con la cortina de baño. Así la mantenía entretenida”, cuenta la maquilladora profesional Pati Calfio.

—————————————————————————————————————————————————-

Tiempo récord

Quizás no todas son Rachel Zoe, que demora solo tres minutos, pero ducharse en cinco es posible. Solo es cosa de práctica: aplicar el champú en la melena, untar el jabón en el resto del cuerpo y enjuagar. Luego el acondicionador (de medios a puntas), limpiar el rostro o rasurar las piernas, aclarar y listo. “Gano tiempo utilizando las cremas hidratantes corporales que se aplican en la ducha. Son bastante buenas y secan rápido”, afirma Eva Siebert, exmodelo, psicóloga y madre de Teo, de un año.

—————————————————————————————————————————————————-

Tratamientos solo de noche

Antes de dormir, una vez que los más pequeños conciliaron el sueño, es el momento propicio para mimarse. Primero una limpieza con un tónico y luego la aplicación de una crema de tratamiento (antiarrugas o despigmentante, según la necesidad de la piel). Para complementar se puede usar algún tipo de aceite natural hidratante de almendra, argán o coco, que fortalece la barrera hidrolipídica del rostro.

—————————————————————————————————————————————————-

Cabello limpio por días

También se reduce la duración del baño según cómo se lave el pelo. “Lo hago día por medio. Aplico dos veces champú y luego el acondicionador. Así se mantiene limpio por más tiempo. Además me compré un champú en seco que me ayuda a mantenerlo al día siguiente”, explica Pati Calfio.

—————————————————————————————————————————————————-

Resetear y volver a empezar

La llegada de un nuevo día reactiva la acción y el estrés. “Hay que pedir ayuda: que de vez en cuando una amiga o la abuela pueda acompañar a la guagua para darse una ducha como antes. A veces una quiere ser la supermujer y eso pasa la cuenta”, dice Pati Calfio. Los hijos crecen y de a poco ganan independencia. Y ante cualquier imprevisto recuerde esta frase popular: “Keep calm and carry on”.