Belleza

Texturas que energizan

Duermen poco y están agotadas. Así se sienten muchas mujeres que viven bajo estrés. Y eso se refleja en su rostro; adquiere un aspecto deshidratado, un tono apagado y hay una notoria pérdida de firmeza. La dermatóloga Bernardita Lorca, de Clínica Alemana, nos explica cómo evitar que una vida agitada tenga impacto en la piel.

  • Valentina Ossa

Compartir vía email

Producción: Giselle Sateler Foto: Raúl Araya Agradecimientos: Pórtico

Estrés y piel
Este ralentiza la regeneración celular, lo que daña la barrera protectora de la piel; como consecuencia, se acelera el proceso de pérdida de agua y el cutis luce cada vez más seco y opaco. “Además, cuando una mujer está permanentemente sometida a estrés y no cumple con los cuidados cosméticos adecuados sufre de signos de envejecimiento prematuros (arrugas, flacidez y pérdida de elasticidad) que pueden ser difíciles de revertir”, explica la especialista.

Dieta sana y cuidados
Se aconseja una dieta equilibrada que incluya la ingesta de frutas, verduras y proteínas vegetales. “Por otro lado, es importante mantener una rutina adecuada para el tipo de piel con hidratación, uso de cremas con compuestos que mejoren la textura (antiinflamatorios, retinoides y antioxidantes), un buen hábito de limpieza y usar protector solar a diario”, enfatiza Bernardita Lorca.

Factores agravantes
Otras situaciones que ‘estresan’ la piel son la exposición a la radiación ultravioleta, tener una dieta inadecuada con exceso de azúcar y carbohidratos, la contaminación atmosférica, el cigarrillo y el alcohol.

piel

1. Hydrating Face Tonic, $23.800, Bobbi Brown 2. Corrector de manchas Dreamtone, $69.990, Lancôme 3. Crema de noche Multi Régénérante Nuit, $59.990, Clarins 4. Corrector de manchas Idéalia Pro, $24.990, Vichy 5. Crema facial de día Q10 Plus Antiarrugas, $7.990, Nivea 6. Contorno de ojos Capture Totale Eyes Essential, $66.900, Dior 7. Crema Skin Best Día FPS 15, $39.990, Biotherm