Destacado 1/2 2

Travesía Raíz Diseño: Tus manos, las mías y las de los demás

En San Pedro de Atacama se realizó la tercera versión del encuentro que reúne a diseñadores, artesanos y emprendedores con un simple pero profundo objetivo: conocerse. “Esta experiencia no es solo para establecer alianzas, sino también para brindar una conexión más significativa entre nosotros, que tiene que ver con compartir”, dice Laura Novik, fundadora de este proyecto ganador del Programa de Apoyo al Entorno para el Emprendimiento y la Innovación de Corfo. Revista Mujer fue invitada a participar y aquí contamos de qué se trata.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Fotos: Raúl Araya

Raíz DiseñoCuando se habla de charlas y convenciones, una de las imágenes que se vienen a la mente es la de un salón con sillas, una tarima con micrófonos, un proyector y asistentes aburridos que bostezan, hacen dibujillos en una libreta o deslizan su dedo índice por la pantalla de su teléfono celular. Pero esa figuración tan poco estimulante, que invita más a la modorra que a crear, no se aplica en el caso de Travesía Raíz Diseño. Los lugares que se escogen para realizar este encuentro multidisciplinario son tan fundamentales como la lista de expositores, pues parte del plan se basa precisamente en moverse, en despercudirse de las rutinas, del aire citadino y su tráfago. En estar dispuesto a recorrer localidades de una belleza sobrecogedora, que están cargadas de historias, tradiciones y leyendas, en las que el tiempo parece no existir. Por ejemplo, su primera versión se realizó en Chiloé, hace cuatro años. Y la última en San Pedro de Atacama, en junio.

A este pueblo de casas de adobe, calles polvorientas, que está rodeado de desierto, cerros secos, paisajes de sal y tierra agrietada, llegaron artesanos, diseñadores, arquitectos, gestores culturales y emprendedores, para exponer sobre sus trabajos y compartir conocimientos, técnicas y saberes en laboratorios de innovación. Orfebres de la zona e invitados internacionales y chilenos se reunieron para intercambiar experiencias y echar a andar cadenas de producción basadas en el trabajo local, la sustentabilidad y el comercio justo, para luego insertarlas en el mercado. Pero sobre todo, y acaso más importante, confluyeron en el medio del desierto para conocerse más allá del intercambio de tarjetas de presentación o correos electrónicos.

200“Todos estamos al filo con nuestras vidas, resolviendo el día a día. Pero sucede que para inspirarse, generar una colección o crear nuevos productos, tienes que abrir un espacio en tu agenda y salir de tu cotidianidad”, dice Laura Novik, fundadora junto al diseñador Alex Blanch de Raíz Diseño, sobre los orígenes del proyecto. “Además queríamos que ese espacio fuera una instancia grupal, para tratar de conectarnos con personas que son de nuestra tierra y con otras que vienen desde otros lugares, caminando, recorriendo, conociendo”. La diseñadora hace énfasis en la colectividad y en el sentido expedicionario, porque cuando utiliza la palabra ‘encontrarse’ no lo hace solo para referirse al contacto cara a cara. Lo explica así: “Todos dicen lo mismo, que están solos trabajando en sus oficinas o talleres. Pero un diseñador, un artista o un artesano no puede estar encerrado, tiene que tener algo de qué hablar, tiene que tener ganas de decirle algo al mundo. Ese trabajo exige un capital humano y un espesor cultural que hay que cultivar, sobre todo en un mundo donde el retail es el que manda. Por eso esta experiencia está pensada no solo para establecer alianzas o formar redes, sino también para brindar una conexión más significativa entre nosotros, que tiene que ver con compartir, agradecer y dejarse sorprender”. Cuando eso pasa, afirma, todo lo demás fluye.

“La invitación fue a mirar desde un nuevo lugar nuestros procesos creativos y, en gran medida, realizar un ejercicio reflexivo que inspirara nuevas ideas”, cuenta Eduardo Sepúlveda, director de Moda Chile, Asociación Gremial de Diseñadores de Moda Chilenos. “Estar en el desierto genera la sensación de que el tiempo va más lento, por lo tanto te detienes o estás más abierto a pensar y observar. Cuando lo haces, te das cuenta de que los artesanos con los que estás compartiendo conocen muy bien los tiempos de la naturaleza y que guardan conocimientos ancestrales. Creo que ese es el principal aporte de Travesía Raíz Diseño: vincularnos con ese saber  respetando el equilibrio y valor de los procesos artesanales. Motivarnos a diseñar nuevas series de piezas textiles inspiradas en el territorio, la cultura y las experiencias vividas”, opina.

Estamos conectados

“Al llegar a San Pedro la travesía era un misterio. Pero a medida que avanzaba, las actividades que hacíamos generaban lazos que traspasan las técnicas de creación ‘únicas’, que permitieron que surgieran proyectos”, relata Paula Martínez, creadora de la marca Juanita de León. Esto, porque el programa además de contemplar charlas y talleres, también incluyó rituales. “Estos son fundamentales en las tradiciones y nos permiten entender nuestra identidad”, explica Laura. “Por ejemplo, al partir hicimos un ejercicio de limpieza: nos lavamos la cara para aprender a mirar con otros ojos. Después, una artesana le agradeció a la diosa Puri y luego el diseñador peruano Mauricio Navarro realizó un pago a la Pachamama”, recuerda. En la visita a los géiseres efectuaron uno energético: “Formamos un círculo alrededor de una fuente, de modo que quedara un diseñador y un artesano, nos tomamos de las manos y cerramos los ojos. Después de un rato no se siente la distancia entre las palmas: se forma una sola energía que se transmite entre todos”, asegura.

“Fue un viaje que enriquece el alma porque uno se da cuenta de que crear es nuestro común denominador ”, afirma Paula Martínez, quien hoy elabora una colección con María Choqué, de Alto Hospicio. Rita Soto, presidenta de la Asociación de Joyería Contemporánea Chilena, Joya Brava, concuerda: “Este tipo de experiencias te hace encontrar el nexo entre artesanía y diseño, y te permite constatar que trabajar en conjunto es más rico que hacerlo solo en tu metro cuadrado, en tu taller. Y comprueba, además, que compartir la experiencia y el conocimiento es fundamental para el crecimiento tanto personal como el de un sector o rubro específico”.

Los recorridos y los rituales son parte fundamental de Travesía Raíz Diseño. Acá, en los géiseres del Tatio.

Festival Raíz Diseño Norte

San Pedro de Atacama es la primera fase de Travesía Raíz Diseño con el apellido de Emprender como Norte. El proyecto, que se efectúa en alianza con Fundación Minera Escondida y Fundación Ona, acaba de ganar el Programa de Apoyo al Entorno para el Emprendimiento y la Innovación 2014, de Corfo, por la labor que entregan a la comunidad. Gracias a este fondo, la travesía se realizará también en Iquique, Arica y Antofagasta, para continuar con la búsqueda de nuevos talentos e incentivar el desarrollo del diseño, la artesanía y la moda locales. Para finalizar la travesía se realizará el Festival Raíz Diseño Norte en Antofagasta durante la primera semana de diciembre, con desfiles, exposiciones, showrooms y diversas actividades.