Cocina

Avellanas: calorías bienvenidas

No son el último descubrimiento de la industria baja en grasas. Pero antes de relegarlas a la larga lista de alimentos prohibidos hay que considerar todos los beneficios que aporta este noble fruto seco: son ricas en proteínas, en ácidos beneficiosos para el organismo, fibra, ácido fólico, minerales como calcio, fósforo, magnesio y potasio. Además se le adjudican propiedades anticancerígenas. En invierno sus calorías ‘buenas’ se agradecen.

  • Josefina Strahovsky

Compartir vía email

Tarta de avellanas y café (Para 5 tartas individuales o 1 tarta de 22 cm)


Para la masa: 110 g de mantequilla, 90 g de azúcar rubia, 190 g de harina (sin polvos de hornear), 1 yema y 1 cucharada de agua si fuera necesario. Para el relleno: 120 g de avellanas europeas naturales picadas, 200 g de leche condensada, 1 yema, 60 g de mantequilla, 2 cucharaditas de café instantáneo en polvo y papel aluminio.

2_ok1. Precaliente el horno hasta que alcance 170° 2. Para la masa: bata la mantequilla en un bol hasta que esté cremosa. Incorpore el azúcar y bata hasta que la mezcla el azúcar se haya disuelto 3. Siga batiendo y agregue la yema, la harina y si está seco añada el agua para lograr una masa homogénea. Reserve 4. Para el relleno: derrita la mantequilla en el microondas y agregue las 2 cucharadas de café en polvo. Revuelva hasta disolver el café 5. En un bol mezcle la leche condensada con las avellanas picadas y la yema. Añada la mezcla de café y mantequilla. Reserve 6. Estire la masa con un uslero hasta que quede de ½ dedo de espesor 7. Cubra con la masa 5 moldes individuales o 1 molde de 22 cm de diámetro 8. Rellene con la mezcla de avellanas y leche condensada 9. Tape con papel aluminio y hornee durante 20 minutos 10. Retire el papel y hornee por otros 10 minutos más o hasta que empiece a dorarse la masa 11. Deje enfriar y sirva.

Filete de vacuno relleno de avellanas (para 4 a 5 porciones)


1 kilo y ½ de filete de vacuno, 1 taza y ½ de avellanas europeas picadas, 1 taza de queso mozzarella rallado, 5 tomates deshidratados picados y rehidratados en aceite de oliva, 3 fondos de alcachofas picados en trozos pequeños, 1 taza de vino blanco, 5 mondadientes largos, papel aluminio, aceite de oliva, pimienta y sal a gusto.

3_ok

 

1. Precaliente el horno hasta que alcance 200° 2. Mezcle las avellanas con los tomates rehidratados en aceite, los fondos de alcachofas y el queso hasta que forme una pasta. Reserve 3. Limpie el filete y haga un túnel longitudinal con un cuchillo por el centro 4. Rellene el filete con la mezcla de avellanas. Cierre usando los mondadientes 5. Coloque el filete en una fuente para horno y vierta sobre ella el vino y condimente con aceite de oliva, sal y pimienta a gusto 6. Cubra con papel aluminio y hornee durante 10 minutos 7. Retire el papel y cocine durante otros 15 minutos 8. Corte en medallones y sirva.

Sopa de hinojo y avellanas (para 4 personas)


1 puerro, 1 papa, 2 papas de hinojo, 1 litro de caldo de verduras, 2 tazas de crema, ½ taza de avellanas chilenas, aceite de oliva, pimienta y sal a gusto.

4_ok

 

1. Corte la papa y el hinojo en cubos de 1 centímetro y reserve 2. Pique el puerro en rodajas y saltee en un poco de aceite de oliva 3. Incorpore la papa y el hinojo y sofría por 1 minuto 4. Agregue el caldo. Una vez que hierva cocine a fuego medio por 20 minutos o hasta que las verduras estén blandas 5. Añada la crema, salpimiente y licue 6. Vuelva a calentar si es necesario y sirva acompañado de avellanas chilenas enteras.

Nutella casera (Para 1 frasco pequeño de 200 g aproximadamente)


50 g de avellanas europeas naturales tostadas y sin piel, 1 cucharada de aceite de oliva, 100 g de chocolate derretido (por lo menos 60% de cacao), 1 cucharada de cacao en polvo, 50 cc de crema entera y 90 g de leche condensada.

5_ok

 

1. Procese, en una moledora de alta potencia, las avellanas con el aceite de oliva hasta lograr una textura de mantequilla. Si tiene una procesadora de baja potencia dosifique la cantidad de avellanas para que no se funda el motor 2. Incorpore el chocolate derretido, el cacao en polvo, la crema y la leche condensada y procese nuevamente hasta obtener una pasta homogénea 3. Guarde en un frasco de vidrio. Puede durar 1 mes refrigerado.

Europea y chilena


Para esta cocina se utilizaron los dos tipos de avellanas más populares en el país: la ‘europea’ y la ‘chilena’. La primera es mayor en tamaño y, aunque conserva su nombre de ‘europea’, se cultiva en extenso dentro de Chile. Tiene un sabor suave y es ideal para preparaciones dulces. La avellana chilena, que crece desde la VII Región del Maule hasta la XI Región de Aysén, es la semilla comestible de un árbol nativo de la zona precordillerana que se cosecha generalmente entre marzo y abril y que es muy típica de la cocina mapuche. El formato que más se puede encontrar en el mercado es el tostado, que tiene un sabor levemente ahumado.