Belleza

¿Preparada para el frío?

No necesita invertir en un pasamontaña para pasar el invierno con su piel y cabello intactos. Basta usar a diario los productos de belleza adecuados. Con la ayuda de expertos, detallamos los cuidados para enfrentar la temporada.

  • Valentina Ossa

Compartir vía email

fríoPIEL

Con las bajas temperaturas, los vasos sanguíneos se contraen naturalmente; de esa forma pueden conservar mejor el calor. Como consecuencia, la dermis deja de absorber los nutrientes de manera correcta, las células cutáneas reciben menos oxígeno, el recambio celular se ralentiza y se acumulan más células muertas.

La piel queda opaca, seca y con un tono apagado. Además, con la calefacción, una disminución en la ingesta de agua y los cambios bruscos de temperatura el resultado empeora. “El ambiente cambia y la piel se defiende exacerbando su tendencia natural. Por ejemplo, si es oleosa produce más grasa y si está deshidratada se seca y descama”, explica Alejandra Ríos, dermatóloga, cosmiatra y directora médica del centro de salud y estética Central Clinic.

Para prevenir, el cuidado principal es hidratar y exfoliar cada 28 días para que haya un correcto recambio de células. En el cuerpo use cremas con urea, vitamina E y glicerina; para el rostro prefiera las fórmulas ricas en agua. Si tiene un cutis seco acuda a texturas pesadas e incorpore a su rutina un aceite, estos disminuyen la deshidratación, regeneran y nutren.

Un componente ideal para el invierno es el ácido hialurónico, ya que retiene el agua de la piel y aporta tersura. “También la vitamina C. Esta posee propiedades antioxidantes, da suavidad y ayuda a la despigmentación. En el rostro la puede aplicar de manera concentrada pero siempre después de la limpieza y antes de la crema hidratante”, dice Alejandra Ríos.

Otro consejo: incorpore a su rutina de belleza los ácidos, como el glicólico y el retinoide. “En el caso que ya los use aumente la cantidad. Si en verano aplica ácido glicólico al 4% en invierno puede subir la concentración al 10%, pero siempre con supervisión médica. De esta forma es posible acelerar los procesos de despigmentación y atenuar las arrugas”, asegura la doctora Ríos.

Y aunque las temperaturas bajen, mantenga la fotoprotección, aplique todos los días una crema con FPS 30 como mínimo.

Cuerpo y rostro

600-01
1. Crema de día Goat’s Milk, $6.590, Ziaja 2. Eye Contour Idéalia, $22.490, Vichy 3. Loción pH5, $17.990, Eucerin 4. Crème Emolliente Universelle Xémose, $12.990, Uriage 5. Powerful Strength Line Reducing Concentrate, $46.900, Kiehl’s  6. Tratamiento humectante de manos fortalecedor de uñas Biomains, $17.990, Biotherm 7. Double Serum, $65.900, Clarins

PELO

El frío contrae las cadenas proteicas que componen el esqueleto de la fibra capilar, como consecuencia empeora la calidad del cabello y este se vuelve frágil, incluso más que en verano.

Además, los cambios de ambientes interior-exterior y seco-húmedo, sumados a los invisibles efectos de la calefacción, atentan gravemente contra el pelo. Es por ello que se recomienda protección las 24 horas. Lo ideal para esta época es usar productos con proteínas derivadas de la leche, que fortalecen la melena, y máscaras hidratantes con aceites de castaña, nuez y argán. “Aconsejo aplicar una máscara cada 15 días e  incluso una vez por semana. Cuanto más protegido esté el cabello, menos espacio queda para que la humedad que lo estropee”, dice la estilista Karina Duarte, jefa técnica de la peluquería My Head.

Por eso, salir a la calle con el pelo mojado no es una buena decisión ya que el agua del cabello expuesta a bajas temperaturas hace que este, literalmente, se congele. “Lo que ocurre es que la humedad se expande dentro de la fibra y la quiebra en todas las formas posibles”, afirma Karina Duarte.

Cuando lave su cabello simplemente séquelo; los expertos aseguran que esta práctica no lo lastima. “Las (recientes) tecnologías de emisión de iones unifican la hebra. Lo importante es que el secador esté a temperatura media”, aconseja María Paz Araya, estilista y jefa técnica de Peluquerías Palumbo.

Si no confía en el secador utilice (previo al secado) un termoprotector; estos escudan la fibra. Posteriormente aplique un aceite en las puntas para darle suavidad al pelo. Y si durante el día lo siente deshidratado, péinelo, de esta manera distribuirá la grasa natural, elemento que lo hidratará mejor que cualquier producto.

Cuidado capilar

600-02
1. Melu Shield Thermal Protector, $15.900, Davines en Pichara 2. Tratamiento Termorreparador Thermo Cell Repail, $12. 450, L’Oréal Professionnel  3. Smooth Lock Heat Glide, $18.750, Redken 4. Crema para peinar Evercreme, $7.990, Hair Expertise de L’Oréal Paris 5. Leche Reconstructora Ciment Thermique, $20.250, Kérastase  6. All Soft Argán-6 Oil, $19.850, Redken 7. Máscara Choque Regenerativo, $6.900, Natura Plant 8. Tratamiento  60 segundos shock, $3.490, Dove