Destacado 3/4

Botiquín natural

Existen remedios que se pueden tener a mano para prevenir y curar dolencias típicas del día a día. Tome nota de los indispensables.

  • Angelica Lamarca

Compartir vía email

  • AlmendrasImagen_340

La naturópata y directora técnica de BowSpa (Bowspa.cl) explica que comer almendras puede ser usado como un remedio natural en el caso de personas con tendencia a migrañas. Esto ya que contienen vitamina B y dentro de ella la B2 o rivoflavina, que contribuye al metabolismo cerebral y a la relajación del sistema nervioso. Además son ricas en magnesio, que también ayuda al sistema nervioso, ya que relaja los vasos sanguíneos y posee ácidos grasos insaturados, como ácido oleico y linoleico, que mejoran la circulación periférica (dentro de ellas la irrigación sanguínea del cerebro), evitando inflamaciones. Y contiene aminoácidos, y uno de ellos es el triptófano, que libera serotonina, un químico que nos hace sentir bien.

Dosis: se recomiendan 25 g al día, es decir, alrededor de 20 almendras. Estas deben ser naturales; ni saladas ni tostadas.

————————————————————————————————————————————–

  • Árnica

El bailarín y terapeuta corporal Raymond Hilbert (7-719 1353) explica que desde la Edad Media el árnica se usa para tratar lesiones y dolores musculares.

Beneficios: antiinflamatorio que incrementa la circulación sanguínea local. Recomendado en casos de contusiones, hematomas, esguinces, dolores musculares y, en general, las dolencias asociadas a problemas de huesos, tendones o músculos.

Cómo aplicarlo: si se opta por el aceite esencial de árnica debe hacerse de forma diluida sobre la piel. No aplique en heridas abiertas.

—————————————————————————————————————————————————-

  • Cúrcuma

La quimicofarmacéutica de la Universidad de Chile y homeópata María Elena Rudolphi explica que las cápsulas de cúrcuma contienen curcumina, que posee diversos cualidades medicinales; es antioxidante, antiinflamatoria y antitumoral.

Beneficios: ayuda en procesos inflamatorios que causan dolor, también potencia la memoria y es un gran protector cognitivo. Es ideal para tratar arterioesclerosis, cataratas, artritis y reumatismo, entre otras.

Dosis: para prevención al menos se debe ingerir una cápsula diaria y si se padece alguna patología, luego de una evaluación médica, lo ideal sería subir la dosis a 3 o 4 cápsulas.

—————————————————————————————————————————————————-

  • Lavanda

La aromaterapeuta Andrea Canaval (9-396 4574) dice que la eficacia de este aceite, sumado a su tolerancia e inocuidad lo transforman en un producto básico de nuestro botiquín.

Beneficios: potente antiespasmódico, calmante, sedante, antidepresivo, cicatrizante, regenerador cutáneo, hipotensor, antimicrobiano, antiséptico.

Cómo usarlo: Insomnio: aplicar solo 2 gotas de aceite esencial de lavanda en el cuello del pijama o funda de la almohada. Esto permite entrar en la calma. Inflamaciones y quemaduras de la piel: utilizar una gota de este aceite directo en la lesión.

—————————————————————————————————————————————————-

  • Tea tree

Andrea Canaval, aromaterapeuta y especialista en cosmética natural, explica que este aceite tiene un alto efecto antiinfeccioso.

Beneficios: trata todas las infecciones cutáneas por micosis y parásitos, como onicomicosis, infecciones vaginales, pediculosis, etc.

Cómo usarlo: en el caso de onicomicosis y pediculosis se coloca directo en la lesión. En infecciones se aplica diluido.

—————————————————————————————————————————————————-

  • Buen producto

La especialista en hierbas medicinales Paula Phillips acaba de lanzar un botiquín natural para tener en casa llamado “El botiquín de mamá”. Este contiene los siguientes productos: para la sinusitis trae pino insigne; para la tos, malva; para el dolor de garganta, amigdalitis y faringitis, maqui; para el asma, hierba del paño; para la gripe y resfríos, tomillo y tilo. Viene con instrucciones de uso.

Dónde encontrarlo: enviar un mail a contacto@boticadelalma.cl

—————————————————————————————————————————————————-

* Té verde-buen dato: Para picaduras de insectos, ponga a hervir agua y luego deje reposar una bolsita de té verde. Espere que el agua se enfríe y aplique sobre las picadas, ya sea con la misma bolsita de té o con algodones.