Destacado 3/4

El zapato ideal

Las mujeres amamos los zapatos y, admitámoslo, siempre habrá otro par que quisiéramos tener. Pero más allá de lo estético, ¿cuál es el modelo ideal a la hora de cuidar la salud de nuestro pie? ¿Cuál es la altura recomendada, por ejemplo? Aquí hablan los expertos.

  • Angelica Lamarca

Compartir vía email

Producción: María Eugenia Ibarra Foto: Orlando Pallero Agradecimientos: Zapatería Maestra

zapato

Altura ideal 

La podóloga clínica Sandra Gajardo dice que si la idea es ganar altura en el día a día, el taco ideal debe medir entre 2 y 4 cm. Con este tipo de taco el pie y nuestra columna se mantienen saludables. El tipo botín es el que cumple con estos rangos y es el más recomendado para cuidar nuestros pies. Entrega buena estabilidad, previene torceduras del tobillo, ya que el calzado va sujeto al pie, y cuenta con un contrafuerte resistente, lo que permite una marcha segura.

El zapato bajo

Sandra Gajardo explica que un zapato bajo saludable debe tener punta ancha para no apretar los dedos y de esa forma permitir un correcto movimiento hacia ambos lados y hacia arriba y abajo, es decir, los dedos deberían ‘flotar’ dentro del zapato. También se necesita una buena sujeción en la zona del talón y con un contrafuerte resistente para dar seguridad a la marcha, sin apretar el tobillo. La suela debe ser flexible, debe permitir movimiento del antepié.

Balerinas: Hay que tener ojo con este tipo de zapatos, ya que aunque entreguen una marcha estable y segura, sus suelas generalmente no proporcionan una amortiguación adecuada para nuestras articulaciones.

Para tener en cuenta

El doctor Marcelo Somarriva, traumatólogo de Clinica Las Condes, explica lo siguiente:

  • Zapato bajo: idealmente no deben ser totalmente planos, sino que tener un taco de alrededor de 1 a 2 cm para no forzar en forma excesiva la tensión de la musculatura de la pantorrilla y el tendón de Aquiles.
  • Zapato con terraplén: es una solución para las mujeres que deseen usar taco alto y, a la vez, evitan una sobrecarga exagerada en el antepié, ya que el desnivel entre el talón y la parte anterior es menor. Lo ideal es que el terraplén no sea exageradamente alto, para así evitar riesgos a sufrir torsiones o fracturas.
  • Sandalias: son ideales, pero las personas que tienen el pie muy laxo o plano deben tener cuidado con las hawaianas, ya que pueden producir sobrecarga en la parte externa del tobillo al irse el pie hacia adentro.

El caminar

Un zapato con un taco excesivamente alto afecta el caminar, ya que se produce un acortamiento del tendón de Aquiles, causa dificultad para la extensión completa de la rodilla, acorta los músculos isquiotibiales y produce un aumento en la curvatura lumbar.

El zapato con taco aguja es el más dañino para la salud de nuestro pie, ya que el talón se apoya en un área muy pequeña, lo que produce gran inestabilidad y es fácil sufrir una torsión del tobillo o esguince.

Pies cansados

Para un pie cansado después de usar zapatos incómodos o estar de pie mucho rato, la especialista en aromaterapia Verónica Mujica, recomienda lo siguiente:

  • Mezcle 3 gotas de aceite esencial de lavanda y 3 gotas de aceite esencial de lemongrass en una cucharada de sal de mar. Agregue esta mezcla a un recipiente con agua tibia y sumerja los pies por 15 minutos. Esto relaja y desinflama la musculatura y ayuda a refrescar y aliviar los pies cansados. Verónica Mujica (www.katmandú.cl)

El zapato ideal

El traumatólogo Marcelo Somarriva explica que el zapato ideal para la salud de nuestro pie debe tener las siguientes características:

  • Debe ser de cuero
  • Con una suela firme y no muy delgada
  • Debe ser de un ancho suficiente para que el pie, especialmente la parte de los dedos, esté holgado y sin presión excesiva

Buen dato: lleve en la cartera una tarjeta con la medida del ancho del pie, para que cuando encuentre un zapato tentador, antes de comprarlo, compare el ancho del pie con el del zapato.

 Buen consejo

El bailarín y terapeuta corporal Raymond Hilbert explica que al usar zapatos con taco se pierde el movimiento natural y armónico de la caminata; la musculatura del pie se tensa, especialmente en la zona del metatarso. Además la musculatura de las pantorrillas está en una contracción permanente, sin suficiente relajación.
Por esto, después de usar tacos durante varias horas recomienda lo siguiente:

  • Ponga las piernas en alto por un rato
  • Si hay inflamaciones, aplique hielo en el pie, particularmente en los metatarsos, por un tiempo de 4 a 6 minutos
  • Manipule y suelte con las manos las diferentes articulaciones del pie: tobillo, metatarsos y falanges
  • Estire, flecte y rote el pie con las manos
  • Drene el pie, tobillo y la musculatura de las pantorrillas y de la tibia anterior

Para tener en cuenta

El doctor Marcelo Somarriva, traumatólogo de Clínica Las Condes, explica que en el calzado femenino la altura máxima para no producir problemas es de 7 centímetros. Más altura causa una sobrecarga exagerada en la parte anterior del pie, causando problemas como la metatarsalgia, por el aumento de la carga sobre los metatarsos, y esto lleva a callosidades, fatiga ósea, inflamación de las articulaciones de los dedos, compresión de nervios, dedos en garras e incluso fracturas.