Destacada Inicio

Cómo alimentarse para tener una buena digestión en invierno

En invierno, con el fin de paliar el frío aumenta el consumo de alimentos calóricos. Este cambio de alimentación puede generar alteraciones en el sistema digestivo.

  • pmorales

Compartir vía email

digestionEl invierno se acerca a pasos agigantados y es en esta época cuando aparecen las ganas por comer alimentos más calóricos con tal de paliar el frío. Hay poca variedad de verduras frescas, tomar agua da frío o una taza de chocolate caliente es perfecta para comenzar el día, son los argumentos que se esgrimen. El problema es que este cambio en la alimentación impacta negativamente en la digestión de las personas generando una serie de molestos problemas asociados.

La nutricionista de Megasalud, Sara Parra explica que es fundamental preocuparse por mantener una buena dieta invernal con tal de prevenir anomalías gástricas e intestinales.

La especialista sostiene que “cuidar la ingesta de frituras y alimentos calóricos ayuda a evitar esos kilitos extra que pueden pasar la cuenta”. Considerando que la mayoría de los chilenos son sedentarios, “el aumento de ingesta calórica supera lo que son capaces de eliminar”, agrega.

¿Qué comer?

Según la especialista “una baja ingesta de líquidos y consumo de fibra, además del abuso de alimentos procesados y carnes rojas, de seguro ocasionarán alteraciones en el sistema digestivo”.

Estas complicaciones se manifiestan, por ejemplo, con el  estreñimiento. “Este último se trata aumentando la ingesta de 25 a 30 gramos diarios de fibra, que se logra con frutas, verduras, cereales integrales y legumbres” dice la especialista, además de “una adecuada ingesta de líquidos y actividad física regular, de 150 minutos semanales”, precisa.

La especialista recomienda:

  • Consumir guisos y consomé de verduras calientes. Lo ideal es al menos 2 porciones de verduras al día.
  • Dejar fuera de la dieta las frituras y el alcohol.
  • El consumo diario de agua es indispensable para alcanzar una buena digestión. En general, sugiere 2,5 litros para un hombre adulto y 2 litros para una mujer adulta. También son válidas las infusiones de hierbas y jugos de fruta cocida.
  • Aumentar a 3 las porciones de frutas al día.
  • Para evitar el tránsito intestinal lento, los lactobacilos –que se encuentran comúnmente en el yogurt- favorecen los procesos de digestión y evacuación intestinal porque aumentan los movimientos naturales de este sistema y fortalecen el sistema inmune, compitiendo, en cierto modo, con bacterias patógenas que dañan el intestino.
  • Incorporar a la dieta 2 a 3 cucharaditas diarias de semillas de linaza y chía.
  • Consumir cuatro a cinco comidas al día y no alimentarse posterior a las 21:00 horas.