Destacado 3/4

A cuidar la garganta

Comienzan los días helados y con ellos los resfríos, amigdalitis y faringitis. Aquí van buenos datos ciento por ciento naturales para protegernos en invierno y mantenernos saludables

  • Angelica Lamarca

Compartir vía email

Produción: María Eugenia Ibarra Foto: Male Chahín

1_700

Caramelos de propóleos


¿Qué es el propóleos? Las plantas producen resinas de diferentes características cuyo efecto es protegerse de infecciones bacterianas y virus. Las abejas recolectan estas resinas y la enriquecen para producir el propóleos, con el que revisten la colmena y la escudan sanitariamente. Esta recolección de resinas variadas lo convierte en un potente antibiótico. Está compuesto por moléculas complejas que actúan como estimulantes del sistema inmune.

¿Por qué el propóleos cuida nuestra garganta? Es reconocido por sus propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y tiene un efecto antiséptico bucofaríngeo. Alivia irritaciones y protege el sistema respiratorio.

¿Cómo deben ser los caramelos o gomitas de propóleos? Lo ideal es que sean elaborados con extractos naturales, sin colorantes o saborizantes artificiales. Un buen ejemplo son los elaborados por Apícola del Alba. Pueden comerse sin restricciones.

¿Dónde encontrarlos? Tiendas Dellanatura: Pueblo del Inglés, local 33, Vitacura / Espacio Urbano La Dehesa, local 25, Lo Barnechea / Vivo Panorámico, local 175, Providencia

Hierba del paño


La especialista en hierbas medicinales Marie Arana explica que la hierba del paño o gordolobo crece de manera silvestre en terrenos sin cultivar. En la antigüedad, sus hojas enormes y aterciopeladas se usaban como franela para limpiar muebles y pisos, de ahí el origen de su nombre

¿Por qué es buena para la garganta? Posee amplias propiedades medicinales; es emoliente, antiinflamatoria, antiviral, antifungal, antibacteriana y analgésica.

¿Cómo tomarla? Se realiza una decocción de una o dos hojas en un litro de agua hirviendo, durante 5 minutos. Luego hay que colarla con un paño de gasa para evitar los pelillos de la hoja. Puede tomarse durante todo el día, las veces necesarias, caliente o fría.

Para tener en cuenta: No deben beberla embarazadas ni mujeres que estén amamantando.

¿Dónde encontrarla?: www.herbarium.cl

Agüita de tilo


Marie Arana, experta en hierbas medicinales, explica que las flores del tilo tienen propiedades diuréticas, antiespasmódicas, sedativas y antiinflamatorias. Todo esto ayuda a bajar los síntomas del resfrío y alivia la irritación de la garganta.

¿Cómo tomarla? No existe una dosis exacta, pero se recomienda un puñado de flores para una infusión de un litro de agua.

¿Quiénes no deben tomarla? Mujeres embarazadas o que estén amamantando y quienes sufran de algún problema cardíaco.

Polen de abejas


El polen es un poderoso producto vegetal fuertemente vitaminizado. La especialista en apicultura Karla Leinenweber explica que es una fuente de proteínas muy completa, un tónico energético y un gran revitalizador. Aumenta el vigor muscular, el número de glóbulos rojos en la sangre y regulariza la función intestinal.

¿Por qué es buena para los resfríos? Más que tratar resfríos y dolores de garganta, el polen es preventivo. Si se consume regularmente las defensas están mejor preparadas y disminuye el riesgo a resfriarse. Además combate la jaqueca, hipertensión, diabetes, colesterol, ansiedad, estrés y mejora las funciones cerebrales, sexuales, de la vista, de la tiroides, entre otros.

¿Cómo tomarlo? Se debe beber solo, con yogur o en jugos de frutas naturales por la mañana. Lo ideal es que sea en ayunas. Para niños se recomienda 1 cucharadita de té diariamente y en adultos, 1 a 2 cucharaditas. Lo ideal es partir con la puntita de la cucharadita e ir incrementando diariamente la dosis.

¿Dónde encontrarlo? En tiendas de productos naturales o en www.apicola.cl/tienda

Jalea Real


La experta en apicultura Karla Leinenweber explica que la jalea real es el alimento más concentrado de la naturaleza; lo producen las abejas para alimentar a sus crías.

Algunos de sus beneficios: Es muy buena para la prevención de resfríos y de sus síntomas, como dolor e irritación en la garganta. Es un bioestimulante natural de todas las funciones del organismo y un gran reconstituyente celular. Protege de infecciones, aumenta las defensas. Además retarda el envejecimiento, mejora la longevidad, acelera la formación de tejido óseo y permite una mejor cicatrización de las heridas.

Dosis diaria: Diariamente en ayunas. La punta de una cucharadita de café se disuelve bajo la lengua. Lo ideal son 20 a 30 mg diarios. No tiene contraindicaciones y puede ser consumido a cualquier edad y por tiempo indefinido.

Buen dato: Si no gusta su sabor se puede mezclar con miel.