Destacado 1/2 2

No más abusos con el Photoshop

Parlamentarios estadounidenses presentaron un proyecto de ley para controlar el abuso que existe de esta herramienta en la publicidad ligada a la belleza y moda.

  • pmorales

Compartir vía email

Foto: Target.com

photoshop-600

Ya no es novedad que la publicidad ligada a la moda y cosmética pasa por la mano de diseñadores que manipulan y retocan las fotografías para que sus protagonistas luzcan perfectas. El último caso que dio que hablar fue la semana pasada cuando se filtraron las imágenes sin Photoshop de Lady Gaga para Versace, donde las diferencias entre el antes y el después de esta herramienta saltaban a la vista.

El sitio de moda español smoda.es, hablando del mismo tema destaca el caso de la cadena estadounidense Target, señalando que “ha conseguido colarse en el podio de los patinazos históricos de los horrores del Photoshop”. En el catálogo virtual de bikinis de la tienda se mostraba a la  modelo Tanya Marie Keller con un corte extremo entre la cadera y la cintura y con los brazos y muslos exageradamente delgados. Este caso fue tan comentado por redes sociales que la conocida presentadora norteamericana Ellen Degeneres decidió invitar a la modelo afectada a su programa y bromear con ella mientras ésta llevaba unos brazos de plástico de metro y medio.

Cansados de esto, tres congresistas norteamericanos decidieron tomar cartas en el asunto. La republicana Ileana Ros-Lehtinen junto a los demócratas Lois Capps y Ted Deutch presentaron “Truth in Advertising Act of 2014”, un proyecto de ley dirigido a la Comisión Federal de Comercio en donde la entidad tendrá que entregar informes al Congreso sobre la alteración digital de las imágenes publicitarias.

Esto no significa que se prohíbe el uso de Photoshop u otros programas de edición fotográfica en las campañas de publicidad. La iniciativa sólo pretende crear conciencia en el mundo de la publicidad sobre el mal uso de estas herramientas y que no salgan a la luz imágenes que han sido dramáticamente alteradas.

Los congresistas cuentan con el apoyo de organizaciones como la Coalición de Desórdenes Alimenticios y la Brave Girl Alliance, que luchan a diario para que se deje a un lado el estereotipo de que la mujer bella debe ser alta y muy delgada.