Destacado 1/2 1

¿Cansancio, estrés o fibromialgia?

Muchos son los que terminan marzo con cuadros de estrés o cansancio generalizado, pero ojo, cuando estos síntomas son prolongados y no disminuyen podemos estar ante otra patología: la fibromialgia

  • alejandra.villalobos

Compartir vía email

FibromialgiaMarzo es un mes difícil, las obligaciones y el estrés propios de este mes le suele pasar la cuenta a varios, generando muchas veces cuadros de cansancio y dolores musculares.

¡Pero ojo! Cuando estos síntomas comienzan a aumentar en intensidad y duración, generando dificultades en el día a día, puede tratarse de otra patología poco conocida en nuestro país: la fibromialgia.

 Fribo… ¿Qué?

Este cuadro es un síndrome de dolor crónico poco conocido, que según datos de la Corporación de Fibromialgia de Chile afecta a cerca de un 2% de la población nacional. Lo complicado de esta enfermedad es que es difícil de identificar ya que es comúnmente confundida con cuadros de tensión o cansancio generalizado.

Entonces ¿Cómo podemos darnos cuenta si estamos ante un cuadro de fibromialgia? Se caracteriza por dolor muscular esquelético generalizado, sueño poco reparador, fatiga crónica, depresión, estrés difícil de controlar y puntos dolorosos específicos.

El diagnóstico de esta patología suele ser algo engorroso. El neurólogo jefe de la Clínica Bicentenario, Alex Espinoza explica que  al tener síntomas generalizados “los pacientes deambulen por distintos sistemas de salud y especialidades médicas, con una infinidad de exámenes cuyos resultados son normales y por ello no se les hace el diagnóstico correcto” agregando que no existe un examen específico que lo apoye.

Para saber que estamos ante una fibromialgia hay que considerar, también, la duración del cuadro, al menos unos tres meses, la escala de gravedad de los síntomas y un índice de dolor generalizado.

 Tratamiento

Para tratar esta dolencia es fundamental la relación médico paciente y abarcarlo multidisciplinariamente, con una evaluación reumatológica y general completo, con un estudio neurológico, gastroenterológica y siquiátrica si es necesario.

El neurólogo Alex Espinoza, además, hace hincapié en que el paciente debe aprender a convivir y aceptar el dolor, manejado por equipo de sicología, educando de manera importante a  la familia y al entorno.

Dentro de las medidas generales que se sugieren están:


– Cuidar el sueño.

– Llevar una alimentación sana y equilibrada.

– Realizar actividad física sistemáticamente según la tolerancia.

– Abundante hidratación.

– Manejar los niveles de estrés, apoyándose también en terapias complementarias.