Gastronomía

Proboca

Hace unos meses abrió este nuevo peruano en Plaza Ñuñoa, así que aproveché de ir a conocerlo con mi amiga Ana. El restaurante es grande, tiene una amplia terraza con mesas y sillas de madera y fierro blanco, el mismo mobiliario para los dos pisos del local. Antes que todo, pedimos el pisco sour de […]

  • alejandra.villalobos

Compartir vía email

Hace unos meses abrió este nuevo peruano en Plaza Ñuñoa, así que aproveché de ir a conocerlo con mi amiga Ana. El restaurante es grande, tiene una amplia terraza con mesas y sillas de madera y fierro blanco, el mismo mobiliario para los dos pisos del local. Antes que todo, pedimos el pisco sour de rigor, preparado con la marca peruana Tabernero. Yo pedí un chilcano clásico (pisco con bebida blanca y limón + un chorrito de amargo), que estaba muy fresco. El sour nos pareció con poco pisco, así que nos lo arreglaron y quedó bueno. Esto del sour como que obliga al picoteo: teníamos pensado probar el lomo saltado y el arroz chaufa de mariscos, luego de un par de entradas.

Pero al llegar los primeros platos, eran bien generosos y pedimos una tercera entrada para complementar y solo picar. El pulpo a la parrilla con salsa anticuchera es muy sabroso y el pulpo no es blandísimo, pero su punto está bien. Acompañado de papas doradas y salsa criolla (cebolla morada con ají y limón). El tiradito de pescado, clásico y con solo reineta, limón y salsa de ají, estaba bien rico; con choclo peruano desgranado y trozos de camote. El tercero fue un chicharrón mixto de pescado, calamares y camarones arrebozados y fritos, que se acompaña con salsa tártara. En este caso venía una mayonesa de las envasadas arreglada con perejil. Pero le faltaba mínimamente el huevito duro de la salsa tártara (sin contar los otros ingredientes), así que también pedimos que lo arreglaran.

Volvió al rato con la misma mayonesa como base y ya más enjundiosa. ¡Es tan sencillo hacer una mayonesa casera y cambia tanto! De postre, compartimos una muy buena crema volteada con excesivos adornos en el plato (salsa de chocolate, rulo de merengue, etc.). Antes de irnos pasamos a conocer el local, y otro chico peruano nos hizo amablemente el tour explicando todo, otra prueba de una buena atención. Consumo: $32.200 todo lo descrito.

Proboca

Manuel de Salas 162, Nuñoa.

Teléfono 2723 8954.

Nota: 5,6/7