Destacado 1/2 2

Cocina ecológica y saludable

Comer sano implica cocinar sano, pero esto no depende solo de los alimentos, sino también del menaje que usamos y de que al alcanzar altas temperaturas durante la cocción a veces se desprenden sustancias nocivas. Aquí, algunos datos para tener en cuenta.

  • pmorales

Compartir vía email

Producción: María Eugenia Ibarra Foto: Nicolás Abalo Pelo y maquillaje: Pati Calfio

01-400Cocinar con el sol

Cocinar con el sol es una tendencia incluso premiada en el mundo de lo sustentable. Los Globe World Awards 2013 -de los galardores ambientales más prestigiosos a nivel mundial- recientemente distinguieron a mujeres nicaragüenses que disminuyen la deforestación y la toxicidad intradomiciliaria usando hornos solares. También se puede llevar esta forma de cocinar a las casas, pues el mercado ofrece ollas y cocinas que para funcionar solo requieren de sol. La ecotienda de la fundación catalana Terra, pese a anunciar su cierre, sigue comercializando un par de versiones probadas y de calidad. La olla solar Hot Pot es un recipiente de vidrio templado de 5 litros de capacidad, con una olla interior de acero esmaltado de hierro, situada en el centro de un reflector plegable. Entre la olla y el recipiente exterior queda un espacio de 3 cm, en el que se produce el efecto invernadero que permite la cocción. Un pollo se cocina en aproximadamente 2 horas; se puede incluso preparar pan. Las cocinas solares parabólicas, ideales para compartir la cocina al aire libre, son reflectores de aluminio que al girarlos en la dirección del sol se puede cocinar todo tipo de alimentos en distintos recipientes (uno de paredes gruesas reparte mejor el calor, pero requiere más tiempo). El soporte es ajustable al diámetro de la olla y puede resistir hasta 15 kilos.

www.terra.org/categorias/articulos/cierre-de-la-ecotienda-de-terraorg

¿La sartén por el mango?

Las sartenes son un tema. Las de teflón han sido cuestionadas porque con el uso el material se desprende y se termina ingiriendo. Además se fabrican con PTFE, politetrafluoroetileno, que se degrada a altas temperaturas y desprende tóxicos.

Las de cerámica: no usan PFOA en su fabricación, son bastante antiadherentes (aunque con el uso esta capacidad se reduce) y no desprenden metales pesados. También permiten utilizar menos aceite y consumen menos energía. Hay que tener cuidado para no rayarlas.
De titanio: son las más caras, pero no desprenden sustancias tóxicas, los alimentos no se pegan y absorben mucho calor (más que el acero, hierro o cerámica), con lo cual se cocina rápido; no hay PFOA en su fabricación. En el sitio de Conasi -empresa dedicada a la distribución de productos de cocina ecológicos- es posible encontrar gran variedad de sartenes eco de la marca alemana Skk.

www.conasi.eu/82-sartenes-sin-teflon

Más alternativas

Otros materiales mencionados por expertos que no transmiten toxicidad a los alimentos sometidos a altas temperaturas son el vidrio, la silicona de buena calidad y la madera. Estos últimos son muy usados en la cocina a vapor, buena opción para conservar vitaminas, minerales y sabor de los alimentos.

Quienes gustan de ella ahora pueden disponer de un ‘horno a vapor’. Se trata de un artefacto que luce como una olla alta y permite la cocción a vapor suave, de 95 °C, de verduras a carnes, que puede hornear y hacer recetas a baño maría, recalentar sin resecar ni quemar y hasta descongelar. Gracias a su diseño, se cocina en menos tiempo, sin necesidad de agregar agua, o cocinar diferentes alimentos al mismo tiempo sin mezclar olores. Y, por cierto, sin uso de aceites. Está fabricado en acero inoxidable, en distintos tamaños y tiene garantía de 10 años.

www.codisverd.com!Vitaliseur-de-Marion
www.vitaliseur.es!levitaliseur!index.php