Belleza

Sergio Erasmo: De las pasarelas a la mujer real

Es senior artist de M.A.C, maquilla para diseñadores internacionales y aún no cumple los 30. En su debut en la New York Fashion Week analizó con soltura las tendencias y contó cómo el maquillaje ayuda a una mujer a conseguir lo que quiere.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Por: Andrea Buccioni Fotos: Gentileza M.A.C Cosmetics

destCuando se quedaba hipnotizado mirando a su madre ponerse el rímel, todavía era muy pequeño para darse cuenta de que lo suyo sería maquillar a top models para desfiles internacionales y trabajar junto a diseñadores de moda. Siendo un poco más grande, lo decretó: “No sabía si lo haría por una vez o toda la vida. O si iba a llegar siquiera a la puerta de un Fashion Week. Solo tenía claro que eso era lo que quería”, dice Sergio Erasmo Panzitta, sentado en un café de Noho, en medio de una agenda sobrecargada de trabajo en la New York Fashion Week de Nueva York.

A sus 29 años, el bonaerense es uno de los dos senior artists latinoamericanos de M.A.C y ha trabajado en las pasarelas de Sao Paulo Fashion Week, Milán, París y Santiago. Esta semana debutó en Nueva York, donde maquilló para diseñadores como Carolina Herrera, DKNY, DelPozo, Prabal Gurung, Ann Yee y varios más.

Y aunque le sobran shows de moda, Sergio Erasmo presume poco y asegura no haber llegado donde está por estudiar maquillaje, sino por aprender de las técnicas de sus mentores: “Siempre pensé que en el mundo del maquillaje cada uno tenía su fórmula, y no la compartía. Encontrarte con personas que te dan todos sus tips abiertamente define cómo vas a seguir trabajando el resto de tu vida”.

Su desembarco en M.A.C fue como trainer de la marca y luego postuló para ser senior artist. Tras pruebas artísticas muy exigentes, Sergio obtuvo el puesto. Y aunque implique terminar un complicado maquillaje en 10 minutos, el trabajo en los bacskstages con los grandes maquilladores de las pasarelas compensa. “Imagina que los has admirado toda la vida, después trabajas para ellos y, encima, felicitan tu trabajo. ¿Qué más puedo pedir en mi carrera profesional?”, dice.

¿Cuál de todos estos shows de moda te ha gustado más? París me robó el corazón, porque la ropa es fascinante, pero hay más minimalismo en el maquillaje. En la NYFW tenemos la posibilidad de hacer make-up, acá encuentras looks más atrevidos.

¿Específicamente qué te ha llamado la atención en la NYFW? Me gusta jugar con formatos y color. Los labios púrpura los estoy viendo como loco, al igual que el color borravino (entre vino tinto y violeta). Eso me remite mucho al espíritu de una mujer con estilo gótico, romántico. Me lleva como a principios de siglo.

¿Diseñadores de esta semana de la moda que te hayan marcado? Me volví loco con Carolina Herrera. Con sutilezas se logró un maquillaje increíble. Un ahumado en tonos grisáceos y pieles que lo único que hacen es emular el color del párpado. Cejas tupidas y peinadas hacia arriba. Labial aplicado con el dedo, en un tinte tan sutil que da la sensación de que tu labio es realmente de ese color. Piel flawless y el rubor, que había sido abandonado en temporadas anteriores, ahora regresa en texturas cremosas, que se funden en la piel y parece estar saliendo desde adentro esa sensación de salud.

¿Continúa la obsesión por los rostros luminosos? Es definitivo. Una de las bases que más me gustan para lograr eso es Mineralize de M.A.C, que no es shinny, sino que tiene un brillo uniforme, como si la piel estuviera muy hidratada. Las texturas son leves, porque lo que se quiere recrear es una segunda piel. No buscas que la gente diga “qué linda base de maquillaje que tienes”, sino que diga “qué linda que estás”, y tú responder “sí, es que dormí muy bien esta semana”. Es como ser naturalmente diosa. Estamos frente a un hiperrealismo.

La tecnología cosmética ha ayudado a eso. Me imagino que ese look no se podía lograr años atrás. Algo que revolucionó la industria cosmética fue la silicona -que se encuentra, por ejemplo, en las bases Mineralize o Face and Body de M.A.C-, un compuesto muy elástico que no genera textura. La silicona es tan elástica que no se quiebra con el paso de las horas. Salís impecable de tu casa y volvés impecable nuevamente en la noche. La silicona tiene una suavidad como la del aceite, pero sin dejar oleoso. Por otro lado, están los pigmentos traslúcidos que dejan que tu piel real se vea detrás del maquillaje.

¿Hacia dónde van los smoky eyes esta temporada? Ahora son angulosos y cuadrados. No siempre tiene que ser una mirada felina o sexual. Muchas veces un smoky que sigue la forma del ojo hace una mirada más amistosa, pero con presencia. Además del cambio de formato, ahora puede tener brillo y textura.

De la pasarela a la calle

Cuando fue a Milán, Sergio Erasmo encontró inspiración en los colores de los edificios que vio al llegar. Pero lo que realmente lo cautiva son las mujeres normales, que ve en la calle: “Un liner atrevido que usaba una mujer muy segura de sí misma en el subway puede ser mi inspiración para un fashion show”.

A la vez, afirma que esa mujer que camina por la calle termina usando lo que se ve en los desfiles. “Un 99% de los maquillajes de las pasarelas baja a la mujer real”, pero en versiones suavizadas, explica. “Por ejemplo, en la pasarela vemos muchísimo gloss en el párpado, pero la gente no podría usarlo porque se terminaría manchando. Pero tenemos productos como los Pressed Pigment. Son unas sombras tan brillosas que da la sensación de que fuera glossy, porque el párpado queda todo uniforme”.

¿Qué expresa el maquillaje de una persona? Es interesante utilizarlo para reproducir esa versión idealizada que tenemos de nosotros mismos en nuestra mente. Qué pasa si tú me dices: “Maquíllame como vos querás”. Y resulta que el concepto que hago te hace sentir incómoda y me dices: “No, Sergio, así yo no voy a salir a la calle”. Ahí estoy fallando como maquillador, porque no estoy trabajando directamente lo más importante: la autoestima.

¿Hay algo de ego en el maquillaje? No es siempre de ego, sino de estabilidad. Por ejemplo, no hay persona que no se ponga nerviosa en una entrevista laboral. Hacerte el maquillaje para ir allá es recrear este estilo de la mujer que buscas ser, te da la estabilidad y confianza para mantener y salir adelante. El maquillaje es como la moda: si quieres conseguir una posición, vístete como esa posición.