Belleza

Ceja por ceja

En los desfiles de la reciente Semana de la Moda de Nueva York, el manifiesto fue evidente; las cejas tupidas, pero perfiladas, son el principal foco de atención del maquillaje

  • Janet Barra

Compartir vía email

Fotos: Agencias

1okkPor años la actriz Jennifer Connelly (43) no se atrevió a tocar sus cejas grandes y marcadas luego de que una de sus tías la atemorizara con su experiencia; ella las manipuló con tanta porfía que con el paso del tiempo terminó esclavizada del lápiz delineador. “Los maquilladores siempre intentaban convencerme de que las perfilara, pero me mantuve firme en no hacerlo”, contó en 2012 a la revista estadounidense Allure. Se resistió hasta que filmó la película Una Mente Brillante (2001) cuando el make-up artist del filme la convenció, argumentando que su personaje necesitaba una mirada refinada, pues el drama se ambientaba en los años 40. “Desde entonces que yo me las mantengo, sacando unos pocos vellos. No dejo que nadie más lo haga. Son prominentes y las acepto como tales”, reconoció en esa misma ocasión. Jennifer no se equivocó al mantener su look natural, pues las ‘cejas bold’ fueron propuestas en los desfiles otoño-invierno 2014 de 3.1 Phillip Lim, Jason Wu y Carolina Herrera en la Semana de la Moda de Nueva York, una estética que se arrastra desde las presentaciones primaverales de Chanel, Louis Viutton y Céline.

Arqueadas y gruesas

Si bien el atractivo predominante son unas cejas grandes, llamativas y superpobladas, curiosamente el camino para lograrlas es la depilación o el perfilamiento. “Se trata de respetar su grosor natural. Si naturalmente son voluminosas, no es necesario sacar vellos porque sí”, asegura Michelle Vargas, maquilladora experta en cejas y dueña del salón Milanno. Y agrega: “Es demasiado importante retirar lo justo y necesario para darle forma. La verdad es que en algunas ocasiones con un perfilado se evita un lifting, porque se levanta el arco y se limpia la zona donde se reflecta mejor la luz”. No es posible ni aconsejable ‘copiar’ un modelo de cejas de una persona en otra. Por lo menos no de la misma manera en que se puede replicar un delineado de ojos o un smoky-eyes.

lastresLo importante es descubrir la apariencia lógica en cada mujer, y para ello hay que localizar tres marcas claves: el nacimiento, sus arcos y el punto en que terminan. “Son el marco del rostro y es clave medir correctamente estos puntos. Cuando se realiza un buen entrecejo, por ejemplo, se puede afinar o respingar la nariz”, cuenta Romina Herrera, cosmetóloga del Brow Bar de Benefit. Toda la vellosidad que queda fuera de este diseño nato se debe retirar. Las opciones depilatorias más tradicionales son la cera, aquella que es especial para rostro, y el uso de pinzas.
[block_quote cite=’]“Con un cepillo las peinas en sentido ascendente y rellenas los espacios con trazos del largo de tus vellos en un tono similar al color del cabello”, dice Mariana Oñate Cisternas.
[/block_quote]

Vellos que se maquillan

Para quienes no poseen mucha vellosidad en esta zona, el maquillaje ofrece distintas alternativas para lucir un ceño expresivo. Ceras, geles y pinceles delineadores, disponibles en el mercado cosmético, permiten simular la textura del vello, su color y, por supuesto, dibujar la forma original de la ceja. “Con un cepillo las peinas en sentido ascendente y rellenas los espacios con trazos del largo de tus vellos en un tono similar al color del cabello”, aconseja Mariana Oñate Cisternas, maquilladora de efectos especiales y creadora del blog Pielypincel.com. Lo que hay que evitar es una delineación muy acentuada; por el contrario, hay que difuminar sabiamente, una tarea sencilla si se utiliza un pincel especializado de cerdas cortas y con forma oblicua. 

Cuidados básicos

Lo que la mayoría de las mujeres olvida es extender la limpieza y la hidratación del rostro en esta zona de la mirada. Siempre es necesario remover suavemente la suciedad que allí se acumula con los mismos productos desmaquillantes para ojos. En cuanto a la humectación, el aceite de almendras es un producto natural que las fortalece y acelera su crecimiento. “Es antioxidante y rico en nutrientes. Lo ideal es aplicarlo una vez al día cada noche”, recomienda Macarena Oñate. Por cierto, no hay que olvidar que esta área también es sensible a los rayos UV, por lo tanto es imprescindible el uso regular de protección solar.

Los tres puntos

abcCon un palito largo, como un pincel o un lápiz, se deben dibujar imaginariamente los puntos de atención, los cuales deberían formar un triángulo invertido lo más simétrico posible en el rostro.

A. El nacimiento: ubique el lápiz o pincel por la aleta de la nariz y haga seguimiento hasta la ceja. El exceso de vellos que queda por el lado contrario es lo que se debe retirar.

B. El ángulo: trace una línea que vaya desde la ventana de la nariz, pasando por la  pupila del ojo, hasta llegar al punto más alto del arco.

C. Dónde termina: posicione el lápiz en la aleta de la nariz, llegue a la línea de las pestañas inferiores y siga esta trayectoria hasta la sien para marcar el fin de la ceja.