Destacado 3/4

¿Qué pasa cuando meditamos?

Muchos están prontos a comenzar un nuevo año laboral. Qué mejor, entonces, que prepararse con esta técnica para que el futuro se visualice más relajado y con menos estrés.

  • Angelica Lamarca

Compartir vía email

 Producción: María Eugenia Ibarra Fotos: Orlando Pallero

Qué es

La especialista Paz García, del Centro de Meditación Drikung Kagyu, explica que la meditación tiene por finalidad encontrarnos con nuestra esencia y lograr así plenitud. Según el budismo, perdemos contacto con esa esencia debido a las emociones aflictivas y, en especial, por la incapacidad de ver la verdadera naturaleza de las cosas.

Algunas técnicas: Para familiarizarnos y entrar en contacto con nuestra esencia, la meditación utiliza diversas técnicas, como “shamata”, que en sánscrito significa la calma mental; “vipassana”, que es la visión interna en sánscrito; o, el “mindfulness”, que sería la versión occidental.

Qué busca la meditación: En una primera etapa el objetivo es calmar la mente. Para esto, se comienza el entrenamiento en la concentración meditativa, la que tiene sus orígenes en las antiguas tradiciones contemplativas de Oriente, principalmente en India. Aquí, se fija la atención en un objeto y así los estímulos externos bajan de intensidad, produciendo relajación y un estado de presencia lúdica, que es la base para generar estados mentales positivos. La forma más utilizada para concentrar la atención es la respiración, pero también uno puede centrarse en sensaciones físicas, visualización de imágenes o recitación de mantras.

Otras maneras: La capacidad de concentración y atención plena es también alcanzable a través de diversas actividades que favorezcan un estado de absorción meditativa. Por eso algunas tradiciones plantean que cualquier actividad realizada con atención plena logra el efecto de una mente enfocada y calma mental. Es fácil de experimentar cuando se hace deporte de alto rendimiento o actividades como tejer, pintar mandalas, yoga o danza, por ejemplo. Lo ideal sería extrapolar esta capacidad a todas las actividades cotidianas.

¿Por qué es bueno meditar?


Kelsang Chokyong, maestro de budismo y meditación (Meditacionenchile.cl), explica que la paz mental ayuda a encontrar la felicidad.

Buen ejercicio: La primera etapa de la meditación consiste en disipar las distracciones y lograr cierta claridad y lucidez mental. Esto puede lograrse de manera sencilla con la respiración. Primero hay que elegir un lugar tranquilo y sentarse con la espalda recta, para evitar caer en un estado de somnolencia. Mantenemos los ojos entreabiertos y enfocamos la atención en la respiración. Respiramos con naturalidad a través de los orificios nasales, sin pretender controlar este proceso. Intentamos ser conscientes de la sensación que produce el aire al entrar y salir por la nariz, y nos concentramos en él tratando de olvidar todo lo demás. Si descubrimos que la mente se distrae con pensamientos e ideas, volvemos a la respiración de inmediato. Y repetimos este ejercicio tantas veces sea necesario. Lo ideal es practicarlo de 10 a 15 minutos al día.

Meditación y psicología

La psicóloga clínica Lorena Aguilar, del equipo de geriatría y trastornos de la memoria PUC, explica que los estados de meditación ayudan a tranquilizar e integrar todo nuestro ser (mente y cuerpo) y oxigenan adecuadamente los órganos, especialmente el sistema nervioso central. La meditación nos permite estar atentos, pero en calma. Nos brinda la posibilidad de poner las cosas en su dimensión justa, a soltar, a dar la bienvenida a nuestra vida tal y como es, sin aprensiones ni sufrimientos, concentrarnos en el aquí y en el ahora.

La importancia del yoga

La instructora de yoga Emma Marín (Sadhanayoga.cl) explica que no existe yoga sin meditación, ya que durante la práctica de esta disciplina la mente se sitúa en diferentes partes del cuerpo, por lo tanto se practica una meditación consciente. Meditación en movimiento: Hay muchos métodos de meditación, y uno de ellos es la práctica de asanas, como se hace en yoga. Por ejemplo, las clases del método Jyotim se enfocan en el alineamiento corporal, la correcta postura, la respiración adecuada y la permanencia.Todo esto implica una plena conciencia de la postura y así se logra meditar en movimiento.Clase de yoga: Siempre al inicio de la práctica se entregan 10 minutos de meditación pura, es decir, uno se sienta en una posición cómoda, ojos cerrados, columna recta y, a partir de diferentes indicaciones del profesor se conecta la mente con el ahora y se entra en un estado de relajo.

Dónde aprender a meditar


Dos buenos lugares:

1. Centro de Budismo Kadampa Chenrezig, que imparte clases de meditación todos los días de la semana. (www.meditacionenchile.cl)

2. Centro de Meditación Drikung Kagyu, donde la práctica meditativa es de lunes a viernes, a las 19 hrs. (www.drikungkagyu.cl)