Belleza

Cuidados personalizados

Aunque las necesidades básicas del rostro son las mismas para todas las mujeres, hay detalles que varían entre -por ejemplo- una rubia y una morena. Con la ayuda de expertos repasamos las rutinas y productos que necesita cada piel.

  • Valentina Ossa

Compartir vía email

Por:  Valentina Ossa Fotos: Getty Images

Piel canela


Foto-2-340Rutina indispensable: Conocida como mate, al exponerse al sol queda con un tono dorado fascinante. “Sin embargo, el efecto bronceado no significa que no haya daño. Se quema igual que la piel blanca transparente, por lo que requiere constante protección solar. Como toman color con un par de exposiciones, muchas mujeres con este fototipo -corresponde al número III- no son aplicadas con los cuidados frente al sol como sí lo son las colorinas. El inconveniente es que con el tiempo pueden desarrollar problemas graves como cáncer de piel”, asegura Andrés Figueroa, dermatólogo de Avansalud y miembro de la Sociedad Chilena de Dermatología.

Maquillaje: Por ser la piel más neutra hay libertad para elegir entre múltiples tonalidades. “Especialmente la gama de los marrones, dorados y beiges quedan muy bien, además que iluminan. Las ojeras tienden a ser azuladas y violetas, por lo que aconsejo usar un producto con pigmentos amarillos y damasco”, explica la maquilladora Betina Berton.

Tip de experto: “Si va a tomar sol, la piel debe estar limpia, hidratada y sin rastros de maquillaje, si no favorecerá la aparición de manchas. Además hay que exponerse con protector, independientemente de que nunca quede roja”, aclara la cosmetóloga Mónica Böhmer, directora de Medsthetik. Betina Berto complementa: “Para el efecto dorado hay bronzers, rubores y autobronceantes que dan el tono mate sin necesidad de exponerse a los rayos UV”.

De porcelana


Foto-1-de-340Rutina indispensable: Muy clara, casi translúcida y delgada. Ese es el factor común de la piel blanca que generalmente se asocia con cabellos rubios y a ojos azules o verdes. Corresponde al fototipo II, que cuando se expone al sol raramente se broncea y siempre se quema. “El fotoenvejecimiento se nota antes que en otras pieles, por ejemplo que las morenas. También se arrugan más. Con los años pueden desarrollar problemas cutáneos como rosácea y tienen mayor tendencia a hacer un cáncer de piel”, afirma el doctor Andrés Figueroa. El consejo es poner énfasis en la protección solar.

Maquillaje: Como las personas presentan rojeces en zonas como las aletas de la nariz, los pómulos y la pera, Betina Berton tiene una recomendación específica: “Hay que elegir bases ‘cubritivas’ y en las ojeras -suelen ser violáceas-, usar correctores con pigmentos amarillos y beige que neutralicen”, explica Para los ojos las opciones de sombras son amplias: “Una alternativa son los tonos fríos, como los grises o violetas, que contrastan con la piel e intensifican la mirada. Para un look sutil se puede acudir a la gama de los pasteles”, dice la experta. Los colores cálidos, como rojo, rosa o fucsia, quedan reservados para los labios.

Tip de experto: Mónica Böhmer asegura que se debe poner énfasis en la limpieza y en la hidratación. “La piel blanca tiene mayor tendencia a acumular suciedad e impurezas, por lo que se tiene que ser cuidadosa y constante con los cuidados diarios”.

 

Belleza latina


Foto-3-de-340Rutina indispensable: Como se broncean con facilidad se cree que las morenas toleran mejor el sol, pero la melanina -pigmento que otorga color a la dermis y la hace ser oscura- actúa como un arma de doble filo: “Las morenas tienen más melanina que las protege de los rayos UV y, al mismo tiempo, hace que presenten problemas de pigmentación. Esta piel, con fototipo IV o V, tiene mayor tendencia a mancharse. Aconsejo evitar peelings en verano porque es probable que pigmenten”, aclara el doctor Andrés Figueroa.

Maquillaje: Más que la textura de la base es importante fijarse en que esta sea del mismo color que la piel, no más blanca. “Uno de los errores comunes de las mujeres morenas es que usan bases muy claras que se ven como una máscara. Las ojeras hay que cubrirlas con correctores con pigmentos naranja”, dice la maquilladora Betina Berton. Para los labios y los ojos ponga en práctica la siguiente regla: mientras más oscura la piel, más fría (por ejemplo: rojo, morado, burdeos y azul) la tonalidad.

Tip de experto: Por ser más resistente que la piel blanca, se arruga menos, sin embargo se mancha con facilidad. “Es importante usar factor solar todos los días, 30 como mínimo, y exfoliar con productos específicos para el rostro una vez por semana”, sugiere Mónica Bohmer.

 

En paz con las pecas


Foto-4-de-340Rutina indispensable: La ceomelanina, -pigmento que poseen las personas colorinas y que es distinto al que tienen las morenas y las rubias- hace que la piel -fototipo I- sea muy sensible al sol y que tenga mayor tendencia a quemarse. “Por eso es fundamental protegerla con un factor solar 50+ que se debe replicar cada tres horas. Si va a la playa, evite exponerse a los rayos UV entre las 11 y las 16 horas y siempre use un sombrero”, aconseja el dermatólogo Andrés Figueroa.

Maquillaje: Amigarse con las pecas. Ese es el consejo de Betina Berton, quien recomienda usar una base translúcida de textura ligera o una BB cream que no cubra las pecas sino que solo empareje el tono: “Ninguna base logra taparlas. Si hace el intento, probablemente creará un efecto visual de varias pecas juntas y la piel se verá como si tuviera manchones café”. Las tonalidades tierra, marrones y anaranjadas quedan bien en las pelirrojas, resaltan las pecas y el color naranja del pelo. Evite contrastes muy intensos con una máscara de pestañas negra. Prefiera una café.

Tip de experto: La vitamina C tópica es un gran aliado para este tipo de piel que es la más delgada de todas. “Ayuda a la producción de colágeno, lo que permite fortalecerla y hacerla resistente. No deje de usar bloqueador en la cara, en el cuello, en las manos y en el pecho todos los días. Es la mejor forma de evitar líneas de expresión marcadas y manchas”, explica Mónica Bohmer.