Destacado 1/2 2

El encanto de Lupita Nyong’o

Es una de las nominadas a la categoría Mejor Actriz de Reparto, premio que entregará la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas el 2 de marzo. Es muy probable que gane el galardón, pero si no lo logra, esta actriz mexico-keniana ya se alzó como la favorita de las alfombras rojas.

  • Janet Barra

Compartir vía email

Por: Janet Barra O. Fotos: Miu Miu

Cuando el director Steve McQueen le avisó a Lupita Nyong’o (30) que la había elegido para interpretar el papel de Patsey en la película 12 Años de Esclavitud (2013), la actriz llamó inmediatamente a su padre para darle la noticia; emocionada le contó que trabajaría con Brad Pitt. “No lo conozco en persona, pero me alegra que tengas un trabajo”, le dijo su papá, sin sospechar que ese no sería un quehacer cualquiera, sino que su interpretación la haría ganar 22 premios y 17 nominaciones como mejor actriz de reparto, entre ellas los nombramientos a los Golden Globes y los Oscar, premios que se celebrarán el 2 de marzo en el Teatro Dolby en Los Ángeles.

La ‘mexikenian’

Lupita nació en México el año 1983. Su padre, de origen keniano, el político Peter Anyang’ Nyong’o, trabajaba como profesor en Ciudad de México y cuando ella tenía solo un año, la familia regresó a Kenia y se instaló en un barrio de clase media de la capital, Nairobi. A los cinco años, vio El Color Púrpura (1985),  versión fílmica de la novela de Alice Walker y descubrió que quería convertirse en actriz. “Fue la primera vez que observé a alguien como yo en la pantalla. Whoopi Goldberg tenía mi tipo de cabello y era negra, entonces pensé: ‘Quizás yo también puedo vivir de esto’”, contó en una entrevista en la serie web The Backstory de Vogue.com.

A los 19 años ingresó a estudiar cine en el Hampshire College y se instaló en Massachusetts, Estados Unidos. Una experiencia que tuvo sus frutos en 2009 cuando estrenó el documental In my Genes, escrito y dirigido por Lupita, en el que abordó la historia de personas albinas en Kenia. En 2004 trabajó como asistente de producción en la película El Jardinero Fiel (2005), que contó con la participación de Rachel Weisz y Ralph Fiennes. Fue el actor británico quien la aconsejó sobre qué camino seguir. “Cuando le dije que quería ser actriz, me miró y dijo: ‘Lupita, si hay cualquier otra cosa que quieras hacer en tu vida, hazlo. Solo actúa si es que no puedes vivir sin ello”, confidenció al sitio web Yahoo! Así se matriculó en la escuela de drama de la Universidad de Yale, y a los pocos meses de su egreso, durante 2012, llegó al proyecto del director Steve McQueen, filme que cuenta la historia verídica de Solomon Northup, un hombre libre vendido como esclavo, que completa 9 nominaciones a los premios de la Academia.

[block_quote cite=] “Amo las líneas simples, los colores fuertes y la mezcla de siluetas femeninas y masculinas. Cada cosa que he probado de Antonio Berardi es oro. Y Erdem, Prada y Miu Miu. Mi estilista es mágica; ella sabe traducir lo que me gusta”, aseguró Nyong’o a la revista inglesa Elle.
[/block_quote]

Quién es la que viene allí

No solo su interpretación de Patsey ha sorprendido a Hollywood; también lo han hecho sus brillantes elecciones de look al asistir a las alfombras rojas. Su primera experiencia glamorosa fue en el debut de 12 Años de Esclavitud en el Festival Internacional de Cine de Toronto, en septiembre de 2013, cuando lució un largo vestido blanco con lentejuelas doradas de Prada. Desde entonces las invitaciones a eventos, desfiles y programas de televisión se han multiplicado, y ella, asesorada por la estilista Micaela Erlanger, ha destacado con atuendos tan elegantes como provocadores. 

El ‘vestido capa’ Ralph Lauren que vistió en los Golden Globes fue el primero de una decena de exquisitas apariciones: el traje Miu Miu con el que se presentó en el estreno del filme en Los Ángeles, el encendido modelo Gucci que lució para los SAG Awards o el vestido blanco de Calvin Klein con el que asistió a los Critics’ Choice Awards. “La moda es un área nueva para mí”, reconoció la actriz a la revista Elle en su versión británica. “Amo las líneas simples, los colores fuertes y la mezcla de siluetas femeninas y masculinas. Cada cosa que he probado de Antonio Berardi es oro. Y Erdem, Prada y Miu Miu. Mi estilista es mágica; ella sabe traducir lo que me gusta”.

El mundo editorial la ama: durante febrero la revista estadounidense Vogue la nombró su ‘it-girl’ del mes, protagonizó la portada de la publicación inglesa Dazed & Confused y es una de las participantes del número Hollywood Issue que todos los años publica Vanity Fair. Incluso fue fichada por la marca Miu Miu para la campaña primavera-verano 2014 de la marca, en la que aparece con otros tres jóvenes talentos: Elizabeth Olsen, Elle Faning y Bella Heathcote.

Su cabeza calva es un look autoimpuesto y no un requerimiento interpretativo. “A los 19 años tenía el pelo largo hasta los hombros, me lo teñía de verde, azul y hasta rojo granate. Dos cosas me pasaron: me cansé de ir a la peluquería y también me di cuenta de que si seguía haciéndome cosas me quedaría calva a los 40 años. Así que me afeité. Fue tan liberador”, relató al noticiario Arise Entertainment 360.

A pesar de que disfruta de su momento de fama y glamour, la actriz reivindica la sencillez; en una entrevista que dio a CNN Latino en un perfecto español confidenció que antes de cualquier aparición en una alfombra roja come un sabroso burrito de carne asada, preparación típica de su país natal, México. Probablemente, el padre de Lupita estará feliz de nuevo, pues su hija ya consiguió un segundo trabajo, un thriller junto a un elenco de lujo integrado por Liam Neeson, Julianne Moore y Michelle Dockery.