Belleza

Ondas al agua

Algunas mujeres logran este look de manera natural y sin esfuerzo, pero para quienes no generan crespos espontáneamente existen distintos métodos y productos que les permitirán lograr estas "ondas playeras’.

  • Janet Barra

Compartir vía email

1_340

 

La larga cabellera de la modelo brasileña Gisele Bündchen, la melena de la actriz Diane Kruger y el look descuidado de la cantante Florence Welch poseen una característica en común: sus envidiables, envolventes y naturales ondas. Este peinado se conoce informalmente como ‘beach waves’, por las ondulaciones que se forman espontáneamente después de un día de piscina o de nadar en el mar. “La onda al agua es la forma que toma el cabello cuando está mojado. No tiene dirección definida, puede comenzar hacia un lado y terminar hacia el otro. Además este bucle es menos ‘elástico’ que el rizo, el crespo o el rulo”, explica Lorena Refusta, de la peluquería Be Cute. Este estilismo es difícil de replicar en mujeres de melena lacia, porque su gracia ciertamente está en su naturalidad. Sin embargo, existen variadas técnicas de peinado, profesionales y caseras, que en conjunto con los productos adecuados aseguran un resultado de peluquería.

 

[block_quote cite=]Siempre hay que utilizar con anticipación un producto de fijación que puede ser un mousse. En las melenas lisas además hay que aplicar un serum de manera que el peinado gane volumen”, sugiere Mónica Bobadilla, estilista del salón de belleza Más Look.[/block_quote]

Los pasos a seguir

– Hay un método muy sencillo para lograr este look sin usar un ondulador: el trenzado. “Se puede hacer una trenza gruesa con el cabello semihúmedo la noche anterior para lograr una onda relajada al día siguiente”, cuenta Juan Francisco Faúndez, estilista de la peluquería Point. Otra alternativa consiste en envolver mechones desde las puntas hasta la raíz tal como si se usara un tubo imaginario, afirmarlos con pinches en la corona y dejar que se sequen naturalmente. “Siempre hay que utilizar antes un producto de fijación como un mousse. En las melenas lisas además hay que aplicar un serum, de manera que el peinado gane volumen”, aconseja Mónica Bobadilla, estilista del salón de belleza Más Look.

– El secador es un poderoso aliado para crear este tipo de ondulaciones. El primer paso es quitar con sutileza el exceso de agua cuando el pelo está muy húmedo. Se divide el cabello en cuatro secciones: dos en la parte delantera y dos en el sector posterior, y se aplica en cada uno crema moldeadora. Luego se toma cada mechón y se peina con un cepillo redondo para formar un bucle en la dirección que se desee. Se recomienda utilizar el secador en su máximo nivel de calor por un segundo. “La idea es que no se seque del todo para así armar esta ondulación desprolija”, aconseja Refusta. Para finalizar, esta estilista sugiere aplicar aceites que humecten e hidraten las puntas del cabello. Si con el transcurso del día los crespos pierden fuerza, se pueden mojar y así reactivar el efecto de los productos aplicados con anticipación.

– Quienes por naturaleza tienen esta cabellera, el corte preciso puede realzar aun más rizos, rulos y ondas. “En Point nos hemos especializado en los cabellos crespos. Tenemos una técnica que ha dado excelentes resultados para armar un rulo que perdió su forma. Se trata de un corte en capas que se realiza en zigzag”, cuenta Juan Francisco Faúndez. La clave es que la melena pierda peso en las puntas y que cada cadejo o mechón se rice de forma innata.