Belleza

Así se cuida Cameron Diaz

Hasta los veintitantos fue uno de esos especímenes femeninos que la mayoría de las mujeres envidia: aunque se alimentaba con grandes cantidades de comida chatarra y no hacía ejercicio, lucía una figura escultural. Pero su piel fue la primera en protestar y delatarla. Después de años de luchar contra el acné sin resultados, la actriz de Loco por Mary (1998) transformó sus hábitos y optó por una vida sana. A los 41 años quiso compartir todo lo aprendido en este libro.

  • Josefina Strahovsky

Compartir vía email

Foto: Harper Collins

400¡Ven aquí, cuéntanos tu historia!”, dijo Cameron Diaz a cada una de las protagonistas de la sesión de fotos que realizó en Nueva York para The Body Book, su libro de consejos sobre fitness y nutrición que fue publicado hace solo cinco días en Estados Unidos. Con el espíritu acelerado de una entrenadora deportiva y cámara en mano, la actriz fotografió a 40 mujeres seleccionadas por la saludable relación que mantienen con su cuerpo. Las había de todas las edades, tallas, etnias y estilos. Cada una llegó vestida con su ropa deportiva, nadie les dijo qué ponerse ni tampoco las maquillaron. La idea era que se vieran lo más naturales posible.

¿Sabes cómo nutrir tu cuerpo correctamente? ¿Tomas suficiente agua? ¿Qué ejercicio practicas? ¿Cuáles son las partes de tu cuerpo que más te gustan? ¿Te agrada tu trasero? Haciendo esas preguntas Diaz conoció y bromeó con sus improvisadas modelos durante las fotos y con sus respuestas comenzó la investigación, apoyada por la periodista Sandra Bark, para este el libro en el que mezcla sus consejos de fitness y belleza con un mensaje de aceptación.

“Expongo solo verdades necesarias en una sociedad donde las mujeres son obligadas a compararse constantemente con las demás para determinar quién es más flaca y más bonita en vez de potenciar lo que cada una es”, asegura en sus páginas. Lo que quiso enfatizar la actriz, tanto en el libro como en entrevistas promocionales, es que The Body Book no es una guía para conseguir resultados rápidos sino un compendio de datos para hacer un cambio de vida a largo plazo.

La transformación para ella sucedió hace más de 15 años, cuando entendió que el acné que la había acomplejado desde su adolescencia estaba directamente relacionado con la manera como se alimentaba. “Mi hermano trabajaba en un local de Taco Bell y debo haber comido ahí todos los días por años. Si uno es lo que come, yo era un burrito de porotos con extraqueso y extrasalsa”, cuenta. Y como el peso no era un problema para ella, nunca se controló y poco a poco su piel pagó las consecuencias. Por eso en su libro enfatiza la importancia que los pequeños cambios pueden hacer en la salud. “Da lo mismo en qué estado físico te encuentres, tu cuerpo es una máquina capaz de hacer cosas asombrosas. Por eso quiero que tengas toda la información necesaria para cuidarlo”. La publicación, de 288 páginas, está disponible en Amazon y cuesta $9.000 aproximadamente.

www.thebodybook.com

Algunos de los datos que comparte en el libro:


– Evitar la comida procesada y privilegiar alimentos frescos.

– Ver los alimentos como fuente de energía.

– Aprovechar las ventajas de la exposición solar (con protección UV).

– Olvidar los alimentos azucarados.

– Cuidar que un 35% de los alimentos del día sean proteínas y que el consumo de grasa sea de la ‘buena’ (presentes en la palta y frutos secos, por ejemplo).