Destacado 1/2 2

Mi relajo de fin de año…

Mientras algunos adoran la Navidad, otros se agobian con la compra frenética de regalos. Estos cinco personajes olvidan el estrés de este período regalándose un momento de relajo en medio de sus ajetreadas rutinas.

  • Janet Barra

Compartir vía email

Regar el jardín
Lorena Bosch, actriz


1_400Diciembre es el mes en que se ven los ‘frutos’ de todo el año. Para la actriz Lorena Bosch (35) este análisis es literal cada vez que contempla la florescencia de su jardín, que por estos días refleja el esfuerzo de los últimos doce meses. El pasto es abundante y las flores del jazmín están más coquetas que nunca. Hasta el hibisco brotó. Lo hizo, curiosamente, al día siguiente después de que Lorena ganó el Copihue de Oro como mejor actriz. Su año laboral fue igualmente fértil: participó en las obras de teatro Paul y John -que retomará a partir del 6 de enero- y Que No Quede ni un Rescoldo, y en dos teleseries: Las Vegas y la segunda entrega de Soltera Otra Vez, ambas de Canal 13.

“Los ritos son preciosos y tanto la Navidad como el Año Nuevo son necesarios y bonitos (…) Me gusta dar obsequios, pero que sea con un detalle particular para cada persona. De pronto me pasa que compro un regalo de cumpleaños con tres meses de anticipación”, cuenta. Cuando se siente superada por la sobreexpectación de este periodo busca la calma en su jardín. “Desde los 14 años que mi fascinación es regar. Escuchar cómo cae el agua en las hojas y cómo se generan sonidos diferentes me parece muy mágico”, dice. Y relata una de sus experiencias más recientes: “La otra vez me quedé pensando en un asunto en particular como por dos horas, y me puse a sacar la maleza y mientras extirpaba todo el ripio que había me saqué todo el rollo que tenía en la cabeza”, admite entre risas.

Música en los oídos
Felipe Velasco, diseñador y socio de Bestias


2_400Antes de que empezara el último mes del año, el socio de la marca de calzados chilena Bestias Felipe Velasco (31) decidió hacer un break y pasar dos semanas en Florianópolis, Brasil. En su regreso a Chile le esperaba mucho trabajo relacionado con la planificación del nuevo año de la empresa que formó en 2011 junto al también diseñador Ignacio Ríos. “Queremos que Bestias siga creciendo y para eso estamos haciendo un levantamiento de inversionistas. Tenemos todas las energías puestas en eso”, cuenta. Los planes incluyen una segunda tienda para abril o mayo de 2014 y crear nuevos modelos que se sumarán a los 30 calzados que han sacado al mercado en estos dos años. Con tanta planificación y ajetreo, en la música Felipe encuentra la paz que necesita día a día. “Santiago es bastante estresante porque todo pasa muy rápido pero es lento de transitar. Por ello prefiero utilizar la bicicleta como medio de transporte y tener el relajo de escuchar música. Siempre me quedo pegado con una canción, la de ahora es Hope, de Kid Wise”, relata. Y cuenta cuál es su trayecto preferido: “Me gusta mucho la calle Carmen, en el centro de Santiago. Tiene una ciclovía y es el recorrido que necesito para llegar hasta la fábrica en el barrio Franklin desde mi casa”.

Paseo por el parque
Paz Court, cantante


3_400Durante el 2013, Paz Court (28) fue gestora y protagonista de su carrera artística. Fue ella quien acordó reuniones, envió correos electrónicos, coordinó ensayos con su equipo de trabajo, cantó y bailó en vivo. La mayoría de estas labores estaban relacionadas con la promoción de Los Viudos de Marilyn, show inspirado en la música de las divas de los años 30, 40 y 50 que presentó en distintos escenarios a partir de septiembre de 2013. De principio a fin, este fue un año de autogestión. Un trabajo 24/7: todos los días de la semana, las 24 horas del día. “Ha sido un período de mucho trabajo, de cambios y de inicios. He aprendido y evolucionado, pero también estoy contenta porque el 2014 llega para concretar aquello en lo que he trabajado”, dice. Actualmente realiza la preproducción de su primer disco solista, que espera lanzar a comienzos de 2014. “Imagínate el ‘caldo de cabeza’ que he tenido este año. De repente es rico realizar una pausa, y la conexión con la naturaleza te regresa a tierra para recordar las cosas esenciales. Soy una persona bien trabajólica. Hace poco ‘descubrí’ los fines de semana y los estoy disfrutando: me voy a los parques, descanso y camino a pie pelado”, relata.

Viaje en auto al sur
César Caillet, actor


4_400“¡Qué cursi lo que voy a decir!”, advierte entre risas el actor César Caillet (39): “Me encanta el espíritu navideño, porque saca lo mejor de la gente a través de una sonrisa. Además me fascina regalar cosas y ver la luz de los ojos cuando la persona abre su obsequio”. Y cómo no le va a gustar la Navidad si durante esta época viaja hasta Temuco para reencontrarse con su familia. Así se desconecta del estrés capitalino. Si se lo permiten -por estos días graba la teleserie de las 14.00 horas de TVN, El Reencuentro, y ensaya para la obra Sentido de Humor- se tomará el lunes 23 de diciembre libre para emprender rumbo al sur. “Me iré en auto con mi hermana, mis sobrinos y mi cuñado. Cuando viajamos no alcanzamos a llegar a Rancagua y partimos el pan de pascua”, comenta. “Lo pasamos superbién. Estos trayectos son muy entretenidos”.

Ya en casa solo le quedará disfrutar del festín gourmet que su madre preparó con anticipación. “Primero cenamos y luego nos sentamos alrededor del árbol. Cada uno les hace un presente a los otros; son como cien los regalos que hay que abrir, por lo tanto cada vez la jornada es más extensa. Primero el anuncio: ‘De César para su papá’. Luego el aplauso, mi padre lo abre, el beso, la foto y/o la grabación. Es un rito que no latea ni guatea… Me encanta, esta es mi fiesta favorita”, asegura.

Un recorrido nostálgico
Cecilia Avendaño, artista visual


5_400Para crear uno de sus conocidos retratos, la artista Cecilia Avendaño (33) toma miles de fotografías: instantáneas de personas en la calle y pruebas en estudio de modelos profesionales, que durante la posproducción une en una imagen, creando una persona totalmente nueva. “Mis personajes generan muchas sensaciones, atraen pero al mismo tiempo disgustan. Son anómalos en la línea de la realidad y de la ficción. Eso me gusta de la fotografía, que siempre queda la duda de si lo retratado existe o no”, explica.

En 2013 viajó por Asia durante dos meses y medio, y en esa ocasión generó el material fotográfico suficiente para su próxima muestra. “Este fue un año de búsqueda para lo que quiero hacer en 2014. Mi trabajo sigue la misma línea hace años y quiero darle un cambio con esta nueva serie, extremar un poco lo que he hecho y hacer que los personajes se vuelvan un poco más híbridos”, adelanta. A pocos días de que finalice este año, Cecilia experimenta cierta nostalgia por lo vivido durante estos meses: “Me gusta harto el fin de año, compartir con la gente que quiero y comprar regalos. Hay cierto nivel de ansiedad, pero realizo un paseo en bicicleta para que se disipe”. Se toma libre cada 31 de diciembre y en dos ruedas recorre la ciudad. “Hago un paseo un poco nostálgico por los lugares que me han gustado. Es un relajo porque no es algo planificado, sino que más bien intuitivo. Voy por aquellos espacios que me han agradado, almuerzo fuera y luego visito el último café que más me gustó”.