Destacado 3/4

El maravilloso tahini

Esta pasta a base de sésamo, de origen árabe, es muy beneficiosa para el organismo. Es buena para el corazón, contribuye a bajar el colesterol, brinda energía y fortalece los huesos

  • Angelica Lamarca

Compartir vía email

1_340¿Qué es?

Es una pasta elaborada con semillas de sésamo molidas a la que se les agrega aceite de oliva y agua.

¿Por qué es saludable?

El médico naturópata Juan Cvitanovic
(www.sanarchile.cl) explica que el tahini aporta una gran cantidad de proteínas y 15 aminoácidos, entre ellos metionina, necesaria para la salud del corazón y el colesterol, y ácido glutamínico, que fortalece el sistema inmunológico. También posee antioxidantes como el sesamol, que reduce los radicales libres y, de esa forma, previene el envejecimiento prematuro de las células. Además contiene vitamina E, B, F y minerales como el calcio, hierro, fósforo, cromo, magnesio y cobre.

¿Cuándo es bueno comerlo?

Se recomienda consumirlo a diario, pero especialmente en periodos de anemia, debilidad en general, cansancio, fatiga y cuando las defensas están bajas.

¿Cuál es la dosis ideal?

Generalmente se recomienda una cucharada al día. Para anemia o debilidad se sugiere hasta 3 cucharadas al día. Se puede consumir de muchas maneras, por ejemplo sobre un pan integral, sobre una carne magra o ensalada.

Alimento nutritivo


Patricia Rodríguez, nutricionista de Clínica Alemana, explica que el tahini es un alimento muy nutritivo, pues está preparado con sésamo y posee un alto contenido de lípidos (52%), principalmente saturados como omega 6 y omega 9, lo que contribuye a regular el colesterol sanguíneo y la salud del corazón. También tiene un 20% de aporte de proteínas, que al combinarlas con cereales y legumbres son de un alto valor biológico. Es un potente aportador de calcio de fácil asimilación, ya que contiene minerales como magnesio, fósforo, zinc, que facilitan su absorción. Y por su alto aporte de aceites vegetales, entrega mucha energía al organismo, por lo que es un alimento ideal para deportistas.

Buena receta


Pilar Donoso, dueña y chef del restaurante vegetariano El Árbol (www.elarbolrestoran.com), explica que existen algunas variantes a la hora de hacer un tahini, pero la receta básica consiste en semillas de sésamo, agua y/o aceite de oliva, sésamo o girasol.

Ingredientes
-200 g de semillas de sésamo
-50 g aceite de sésamo, oliva o girasol
-agua a gusto
Preparación
Extienda las semillas en una sartén asegurando que todas tengan contacto con el calor. Caliente hasta tostar a temperatura media/alta, moviéndolas constantemente, teniendo cuidado de no quemarlas; de lo contrario darán un sabor amargo. Luego vierta las semillas, aún calientes, en una procesadora y añada el aceite y agua. Hay que tomar en cuenta que si se le agrega agua, la pasta tendrá una menor duración. Al finalizar la mecla envase y refrigere.

Usos
Esta pasta se usa para cocinar el hummus, el babaganoush, como dip, mezclándola con jugo de limón, miel, vinagre de arroz, salsa de soya, aceite de sésamo y ajo, o simplemente con tostadas.