Belleza

Boquitas Bicolor

Atrás quedó el makeup de labios monocromático. En las pasarelas, tanto en las propuestas de verano como de invierno, se impusieron las bocas pintadas con dos colores contrastantes

  • alejandra.villalobos

Compartir vía email

1_300
Holly Fulton y los labios fucsia y anaranjados.

Ya no es necesario escoger un solo color para el labial: de algún modo la tendencia ‘two tone’ es liberadora, pues extiende las posibilidades de elección hasta dos tonalidades. Un estilo presente en la industria fashion desde 1957, año en que Gabrielle Coco Chanel inventó el zapato bicolor, un pump beige de taco mediano con una punta negra. En 2009 el dúo de color llegó a las peluquerías y se popularizó bajo el nombre de ‘ombré hair’ o mechas californianas. Este tinturado combina dos tonalidades de pelo: oscuro en la raíz y claro en las puntas, y oficializó su arrastre cuando Miuccia Prada lo propuso en el desfile otoño-invierno 2012. Ahora la estética bicolor también se impuso en los labios. Su versatilidad es evidente según las propuestas de pasarela: un tono para el labio superior y otro para el inferior; una tonalidad oscura al centro y otra distinta en las comisuras o el efecto degradé con dos colores de la misma paleta cromática.

Color block

En el desfile de JC de Castelbajac otoño-invierno 2013-2014 el maquillaje fue una declaración de principios que coloreó la propuesta de indumentaria del modisto francés. Las modelos lucieron el labio superior en un rojo intenso y el inferior en un matiz nude. “Es la propuesta más representativa de este look completamente extremo, gráfico y en función de sus diseños”, comenta el maquillador Marcelo Bhanu. Este pintado produce el efecto visual de ‘perder’ la parte inferior, y para lucirlo en el día a día el consejo de la maquilladora Betina Berton es minimizar el contraste: “Ambos tonos deben tener la misma potencia de color, por ejemplo un fucsia y un naranja. Esta puede ser una opción divertida para una joven. Hay que cerciorarse de que el labial sea mate para que no se traspase, porque de lo contrario se va a mezclar. También se recomienda fijar con polvos”.

Labios orientales

2_300

El dramatismo del look de las geishas revivió en la propuesta de Erdem para el otoño-invierno 2013-2014. Una apuesta que la reconocida makeup artist Pat McGrath explotó con frecuencia en la pasarela de Christian Dior cuando John Galliano dirigía la maison. Unos labios blanquecinos con un corazón dibujado en el centro que se vieron en los desfiles de 2003 y 2007 de la compañía que ahora lidera Raf Simons.

En la presentación de Erdem se minimizó el impacto estético de este colorido con un trabajo en degradé. “Este difuminado es más sencillo y funcional en el diario vivir. Lo importante es usar tonalidades armónicas, perfilar los labios con un delineador y usar productos con textura mate. En este caso el gloss no va”, aconseja la maquilladora Ignacia Espinosa.

Dúo dinámico

Visualmente atractivo fue el coloreado de los labios de la marca Holly Fulton en su presentación primavera-verano 2014, con un encendido coral al centro de la boca y un potente fucsia en las comisuras. Una técnica que genera volumen donde se sitúa el color más claro y profundidad en el matiz más oscuro. “No creo que esta tendencia sea llevable en el diario vivir, pero sí se podría hacer una variación: aplicar un tono sobre los labios y luego utilizar un gloss en otra tonalidad sobre la boca para potenciar la base y hacer contraste”, comenta Marcelo Bhanu.