Destacada Inicio

Palabra de blogger

Son las nuevas gurús de la moda. Su reinado se inició con el cambio de siglo y sigue vigente, nada hace pensar que vayan a ser destronadas. ¿Pero dónde radica su poder? ¿Cómo han convertido sus espacios en soporte deseado para marcas y diseñadores? Dimos una mirada a la blogosfera fashion nacional.

  • Ana Muguerza

Compartir vía email

Fotos: Nicolás Abalo Producción: María Eugenia Ibarra

ppalEn esta ocasión nos cuenta cómo tenemos que vestir para salir de noche. Cree que las chilenas se producen poco y aconseja sobre la ropa y accesorios que debieran llevar en sus salidas nocturnas. Lo ilustra con imágenes suyas vestida para la ocasión. En otro post recomienda el último perfume de  Antonio Banderas y, en el anterior, escribe sobre los “imperdibles” descuentos que ofrece una marca de anteojos de sol. La autora de tan variados mensajes es Sue Wang. El nombre de esta taiwanesa que vive en Santiago no dirá demasiado al común de los mortales pero es bien conocido por las seguidoras de su blog Pizca, para las que Wang se ha convertido en una especie de guía espiritual sobre moda y estilo.

Majo Arévalo, psicóloga y ex modelo, escribió su primer post en mayo de 2008. Comenzaba a andar Viste la Calle, uno de los blog con más adeptos en nuestro país (alrededor de 300.000 visitas al mes). En él aparecen todos los días fotografías tomadas en la calle a gente anónima que destaca por su look.

La periodista Sofía Calvo es la cabeza detrás de Quinta Trends, otra bitácora digital pionera en Chile, centrada en la moda latina de autor, y Antonia Tejerina, al frente de Adoro Style, supo convertir su pasión por el diseño y la moda en su profesión y su medio de vida.

Son algunos ejemplos -hay muchos más- de blogs chilenos sobre moda. Con perseverancia, gran curiosidad, dominio de las redes sociales y abordando un tema que les fascina, sus creadoras han sabido hacerse un hueco en el ciberespacio, donde sus opiniones cuentan y suman adeptos. La blogosfera chilena, aunque a años luz de la de otros países, no ha quedado al margen de la revolución de los fashion blogs.

La bloguera Majo Arévalo, creadora de Viste La Calle.
La bloguera Majo Arévalo, creadora de Viste La Calle.

Personas anónimas
El fenómeno de los blogs germinó a nivel mundial a finales del siglo pasado y la moda fue uno de los sectores donde más profundo caló. En los últimos años nacieron cientos de miles de ciberdiarios creados mayoritariamente por gente común y corriente, desconocida y sin grandes conocimientos iniciales sobre moda. Sus autores no son famosos, no tienen cargos importantes, pero muchos -o muchas, porque la mayoría son mujeres- se han convertido en auténticos líderes de opinión. Son jóvenes que comenzaron subiendo una imagen suya con su prenda preferida y con el tiempo se han transformado en creadoras de tendencias.

¿Pero cómo han llegado a ser tan influyentes? ¿Cuál es el secreto de su éxito? Sofía Calvo, creadora de Quinta Trends, cree que la clave de esta popularidad está “en la forma que los blogueros abordan el fenómeno de la moda, de una manera más cercana y directa, que resulta atractiva para quienes observan este sistema desde la periferia”.

Para Laura Novik, consultora y socia de Blink Design, la clave reside en su mirada independiente: “Logran ofrecer información independiente y en tiempo real, en contraste con la información de los medios masivos, siempre editada y sobre la que pesan sospechas acerca de su reverencia a los intereses de quienes compran los espacios de publicidad. Esta distancia entre la gente y el ‘orden’, que en el caso de la información de moda está representada por los medios y los periodistas, movilizó a voces ‘independientes’ y alejadas de los círculos de expertos”, opina.

Sofía Calvo, de Quinta Trends, cree que la clave del éxito de los blogs de moda está en su estilo cercano y directo de comunicar.
Sofía Calvo, de Quinta Trends, cree que la clave del éxito de los blogs de moda está en su estilo cercano y directo de comunicar.

Novik cita como ejemplo a Tavi Gevinson, la ‘niña prodigio’ que revolucionó al mundo de la moda desde su blog The Style Rookie, que creó en su casa de Chicago cuando solo tenía 11 años. Llegó a tener un millón de visitas mensuales y a los 15 se convirtió en editora de su propia revista online. “Este nuevo personaje mostró el carácter de una nueva generación a la que solemos pensar adormecida por los enlatados de Disney pero que, en este caso, demostró carácter, sensibilidad estética y una amplia cultura, no solo de la moda, sino de la música e historia”, añade Novik.

Hay otros blogs emblemáticos. The Sartorialist fue pionero y su creador Scott Schuman -una de las cien personas más influyentes en el mundo del diseño, según la revista Time- se hizo famoso por fotografiar a hombres y mujeres estilosos en plena calle. Su novia, la ilustradora francesa Garance Doré, también influye desde su blog de street style bautizado con su nombre, y lo mismo la inglesa de origen asiático Susie Lau, creadora de  Style Bubble.  “Si un día muestro una prenda de Topshop, por ejemplo, y escribo un post, es probable que desaparezca de las perchas al día siguiente”, dijo Lau en una entrevista a la revista española S Moda.

Atraen a diseñadores y marcas
Es habitual ver a Susie Lau y a otras blogueras famosas en la primera fila de las pasarelas internacionales, alternando con la realeza del mundo fashion como Anna Wintour, la directora del Vogue estadounidense. Los diseñadores se disputan el favor de estos árbitros digitales de estilo para que hablen de ellos y les reservan los mejores asientos en primera fila.

Antonia Tejerina transformó su blog Adoro Style de hobby en empresa.
Antonia Tejerina transformó su blog Adoro Style de hobby en empresa.

Las marcas tampoco pasan por alto su capacidad de influencia. Según el publicista Roberto Arancibia, “las firmas las buscan porque usan el lenguaje cercano de las recomendaciones, no se trata solo de publicidad y ya. Ofrecen datos, tips, puntos de vista, opiniones y, sobre todo, recomendaciones”.

En opinión de Arancibia, la inversión publicitaria en un blog para una marca grande es marginal y tiene muy buenos resultados. “El público es muy segmentado, todo está dirigido a un nicho de moda. Las conversaciones que se generan permiten escuchar preferencias y opiniones que no se obtienen en ningún otro medio”. La diseñadora industrial Antonia Tejerina fundó en 2010 Adoro Style, en el que predominan fotos suyas con diferentes looks. Ella opina que los blogs resultan atractivos para las marcas porque “tienen contacto directo con los consumidores interesados en obtener los productos que ellas ofrecen. Es una recomendación directa como la de una amiga a otra, pero virtual”.

Son muchas las marcas que se han dejado seducir por las bloggers. Compañías como H&M o la española Mango han hecho campañas con blogueras de moda y, en Chile, empresas como Benetton o Falabella (Tejerina es también bloguera de esta multitienda) han recurrido a estas asesoras virtuales. Para atraer a las firmas no todo vale. Según el publicista Roberto Arancibia, el mix perfecto está entre “un contenido de calidad, que incluya cosas exclusivas; una mirada distinta, y la cantidad de visitas que eso capta. Esta estadística atrae la mirada de las marcas, y para eso se debe ofrecer contenido de calidad”.

Sue Wang sostiene que es mejor mantener la independencia económica en los blogs.
Sue Wang sostiene que es mejor mantener la independencia económica en los blogs.

Pero el affaire entre bloggers y marcas también despierta sospechas. ¿Hablan bien de las marcas porque les pagan por ello? ¿Reciben regalos de las firmas?

Para no perder credibilidad, Sofía Calvo, de Quinta Trends, considera necesario “un código ético, que permita transparentar los vínculos y relaciones reales entre los blogs y las marcas”. Sue Wang aclara que en los blogs hay espacios publicitarios específicos, como los banners y publipost, y las marcas pagan por aparecer en ellos. Para ella la diferencia está en cómo se presenta la información al lector. “Si se habla de manera general o desde una perspectiva personal”, afirma. Ella tiene claro que quiere preservar su independencia: “Pizca es de mi propiedad y me gusta hablar de lo que me da la gana, así es que prefiero no recibir un pago con tal de mantener toda la libertad sobre el contenido”.

Muchas blogueras comenzaron su aventura online como un pasatiempo, pero algunas, las menos, han conseguido convertirlo en un negocio muy rentable y en su principal fuente de ingresos, aunque no quieren revelar cuánto facturan. En Chile no es fácil vivir de ellos. ”Quienes lo están haciendo es a costa de mucho sacrificio y trabajo, como le ocurre a cualquier medio independiente que quiera mantenerse en el mercado -es harto más duro y menos glamoroso de lo que se observa desde afuera-. Hay todavía muchas marcas que creen que escribir un blog es un hobby y que con una taza de té, un regalo o un canje es suficiente para generar una asociación estratégica de colaboración”, afirma Sofía Calvo.

Antonia Tejerina cuenta cómo consiguió convertir lo que inicialmente era un hobby en un proyecto serio y en su medio de vida: “Tuve la oportunidad de dejar el trabajo que estaba haciendo y dedicarme 100% al blog, que era lo que siempre quise. Aproveché para invertir en él, creía que daría frutos si lo profesionalizaba y empezaba a moverme para que se hiciera conocido. Y lo  hice: invertí en una nueva web, empecé a crear contenido innovador y a buscar oportunidades para que el blog funcionara. Así fue como llegó Entel a leerlo. Les gustó el contenido y me eligieron para ser parte de su campaña de banda ancha móvil en 2011, lo que aportó enormemente a su crecimiento y difusión. De ahí en adelante, como en todo en la vida, fui  aprendiendo de cada una de las cosas que fueron pasando y creciendo con ellas”, explica la bloguera.

Futuro prometedor
¿Cuál es el futuro de los blogs de moda? ¿El fenómeno puede ser solo un boom, una moda pasajera? Aunque algunos expertos creen que el formato está en decadencia y que redes sociales como Twitter y  Facebook le están ganando terreno, otros no temen por su porvenir. “Su futuro es muy promisorio y no da luces de detenerse, al contrario, cada vez se segmentan más”, afirma Roberto Arancibia. Y añade: “Hay algunos dirigidos solo a hombres, a teenagers o adultos, e incluso a ciertas tribus urbanas”.

La consultora Laura Novik cree que no es una moda pasajera. “Al mismo tiempo que la gente común se apropió de los blogs para dar a conocer sus opiniones, los grandes actores de la industria de la moda montaban grandes portales de tendencias posicionadas. Los blogs independientes surgieron con los corporativos y son un nuevo formato que se suma a revistas y televisión, creando espacios para el diálogo entre la industria y los consumidores”, comenta.