Destacado 1/2 1

Pasarela playera

Con la llegada del verano escoger el traje de baño se vuelve una decisión crucial y nada de fácil. Afortunadamente, a la funcionalidad que deben cumplir estas prendas se suman innovadoras propuestas en cortes y diseños. Aquí va un recuento de algunas colecciones presentadas durante las semanas de la moda primavera-verano 2014.

  • Maria Paz Maldonado

Compartir vía email

Fotos: Agencias

Tommy Hilfiger: Surfistas urbanas


2_300

 

El neopreno, material con que se fabrican los trajes de deportes acuáticos como surf o buceo, fue la matriz con la que el diseñador neoyorquino dio forma a su colección más reciente. En la propuesta, veraniega y playera en cada uno de los atuendos, destacaron los trikinis -trajes de baño de una pieza, pero asimétricos- que dejaron desnudo el contorno de la cintura. Los cierres gruesos, que Hilfiger rescató casi literal de las prendas acuáticas, se deslizaron desde el ombligo hasta el cuello, cerrados de principio a fin. Respecto a la paleta de colores, siempre rigurosa con el estilo preppy que caracteriza a la marca, tuvo azul navy, burdeos y rojo, pero también incorporó naranja y un encendido celeste.

Dsquared2: Entre curvas


3_300

 

La voluptuosidad fue la tónica de la colección de los gemelos canadienses Dean y Dan Caten en Milán, que se caracterizó por prendas muy ajustadas a la cintura y busto, con estructuras que armaron una silueta reloj de arena perfecta. En looks de playa, la sensualidad desbordó con escotes rebajados, culotes de talle alto y minivestidos/corsé, y alcanzó el punto más alto con animal print en versión tigre. Pero así como hubo propuestas osadas, también hubo una alternativa romántica y primaveral en trajes de baño de una pieza o conjuntos de top y culote con estampado floral. Las chaquetas oversized contrarrestaron en algo la evidente silueta vintage que, según describieron sus autores, hace honor al glamour hollywoodense de la década de los 50.

Andrés Sardá: Heroínas espaciales


4_300

 

 

Sobre la pasarela del Mercedes Benz Fashion Week de Madrid aterrizaron diseños galácticos y futuristas, aunque de líneas retro, que crearon innovadores looks playeros. Eso sí, la premisa del minimalismo espacial no sacrificó ni una gota de color, con una paleta en la que si bien primaron el blanco y plateado, también tuvo bastante amarillo, morado y verde. Además la diseñadora catalana Nuria Sardá (hija de Andrés) cargó de lujo los atuendos con aplicaciones de cristales Swarovski, y apostó por la materialidad más moderna a través de minifaldas de PVC, bajo las que se traslucieron pequeños biquinis. En complementos, los sombreros pamela volaron al punto de ladear sus alas y las viseras retro, también de PVC, aportaron frescura a la colección.

Adriana Degreas: Geometría en blanco y negro


5_300

 

 

Fue la principal exponente de la tendencia art deco en el São Paulo Fashion Week, y lo hizo a través de una colección acotada en estampados -solo hubo un par de prendas con grandes lunares- pero amplia en el uso de formas geométricas en los cortes. El clásico dúo blanco y negro fue la carta que dominó en trajes de baño, pero adquirió un innovador giro con la superposición de bloques de tela que como rompecabezas armaron trajes de una pieza y biquinis. La nota más sensual la sumaron las transparencias, que dieron la ilusión de llevar la piel desnuda, mientras que su reducida paleta de colores (negro, blanco y pasteles) se quebró con llamativos sobresaltos de plateado y rojo.

Água de coco: Camufladas en la selva


6_300

 

 

La semana de la moda paulista desplegó todo el colorido y predominio de estampados que caracterizan al diseño latinoamericano, especialmente en países tropicales. En este contexto, la diseñadora Liana Thomaz rescató elementos de la selva brasileña para llevarlos a trajes de baño de una pieza strapless o cuello barco, biquinis de top triangulares y culotes, y prendas de vestir livianas como maxivestidos y faldas largas. La frondosidad y exotismo de la selva, además de imprimirse como una fotografía sobre las telas, delimitó el corte de los diseños en forma de hojas que envolvieron el busto y la cadera. Una versión moderna de Adán y Eva, que celebró las curvas de la mujer con la elegancia de cortes que insinuaron sin desbordar.

Agua bendita: Look safari


7_300

 

 

Si hay algo por lo que Colombia es conocida en el mundo de la moda es por sus trajes de baño. La calidad del diseño y confección de los modelos explica por qué las mujeres están dispuestas a pagar altos precios por una pieza de ese país cafetero; fama que Agua Bendita ratificó con creces en el Mercedes-Benz Fashion Week Swim 2014 de Miami. Una pasarela que adquirió tintes de un parque safari y las modelos, de sensuales exploradoras. Los colores tierra y variaciones de verdes dominaron la colección que fue amplia en modelos: tops triangulares, strapless, trajes de baño de una pieza, pantaletas, además de livianas prendas para usar después de la playa o de la piscina. Los estampados de cámaras fotográficas y las maletas vintage que llevaron las modelos disiparon cualquier duda sobre la inspiración viajera de la colección.