Destacado 1/4

Más es más

Los aros no escapan a la moda de los maxiaccesorios. Triunfan los largos, tamaño XXL, para no pasar inadvertidas, y también los ear cuff o aros joya. Aquí, algunos consejos para lucirlos

  • Ana Muguerza

Compartir vía email

2_3x3Los hemos visto sobre las pasarelas: aros grandes, largos y llamativos, nada discretos. Desde las piezas geométricas gigantes que propone Diane von Furstenberg, hasta las formas circulares de Oscar de la Renta y Balmain o los diseños barrocos con flores de Dolce & Gabbana.

En la calle los veremos “con forma de argolla, con cadenas o piedras colgando, y en colores fríos o cálidos”, comenta Bárbara Ábalos, de la firma Lounge. La diseñadora destaca que “la bijou de noche se usa cada vez más para el día y las chilenas están perdiendo el miedo a llevar cosas brillantes y más osadas”. En cuanto a materiales, la joyera Coco Marty dice: “ el bronce y oro siguen muy fuertes, ya sea con piedras u otros materiales coloridos”. Y, según afirma, “las formas ovaladas o de gota para estilizar la cara serán clave”.

Una tendencia, la de los aros largos, que cohabitará este verano con otra bien opuesta: los pendientes muy chicos. Vienen en pack, con distintas formas (cruces, corazones, figuras de animales y brillos) para combinarlos con todas las tenidas. Y es que, en joyería, igual que en la moda, no hay verdades absolutas.

—————————————————————————————————————————————————-

Manual de uso

Los aros son un accesorio clave ya que enmarcan el rostro y, por tanto, es importante acertar en la elección. Hay que tener en cuenta la forma de la cara, no todas admiten todos los modelos.

1_3x3

Redonda. Según la asesora de imagen Francisca Torres, este tipo de rostro tiene prohibido el aro ovalado. “Para estilizarlo, hay que ponerse aros muy alargados”, explica. Lo ideal es que tengan forma rectangular, que cuelguen y terminen ligeramente abajo de la barbilla.

Alargada. Es el caso contrario del anterior. “Hay que abstenerse de usar aros largos, juegan en contra. Lo mejor son los pequeños y redondos, tipo perla”, recomienda Torres. De esta manera se equilibra la forma alargada de la cara.

Ovalada. Es el rostro más versátil, ya que admite cualquier tipo de aro: grande o pequeño, redondo o alargado.

Tipo corazón o cuadrada. Su mejor aliado son los aros tipo argolla, ya que disimulan las facciones marcadas y suavizan la cara. Los rostros cuadrados tienen que evitar los diseños angulosos y los de gran tamaño. Funcionan bien los delicados de plumas o las femeninas perlas largas que distraen la atención de los ángulos de la cara.

—————————————————————————————————————————————————-

Más tips para lucir los aros

– No al exceso de accesorios. “Si optas por aros grandes o largos, olvídate del collar. Uno u otro, jamás los dos”, aconseja la asesora de imagen Fran Torres.

– Lo ideal es combinar los aros barrocos y coloridos con una tenida sobria para que resalten más su forma y color, y el conjunto no resulte recargado.

– Si tiene aros tipo araña o chandelier, consérvelos porque durante el invierno 2014 seguirán de moda.

LOS EAR CUFF


3_300Triunfaron en los desfiles de Cavalli, Chanel y Rodarte, pero fue en la gala del MET de Nueva York donde celebrities como Sienna Miller y Jessica Alba consagraron este tipo de aros en la alfombra roja. Existen diferentes modelos: pueden ser de una sola pieza o de varias, y se lucen en lo alto del cartílago o pegados a toda la oreja. Algunos tienen un aire punk y otros, más femeninos, incorporan motivos florales y animales o adquieren la forma de un ala. En versión low cost, se pueden comprar en tiendas de retail.

Para lucirlos bien hay que llevar el pelo recogido -ideal en moño- o suelto pero con la raya al lado, dejando una oreja al descubierto. Mejor llevar solo uno, ya que son demasiado llamativos.

El origen de los ear cuff está ligado al joyero francés Marcel Boucher, aprendiz en los años 30 de Pierre Cartier, que los diseñó pensando en el gusto de los aristócratas por las joyas suntuosas. Varias décadas después, en los 80 y 90, estas piezas revivieron de la mano del estilo punk -muchos las recordarán por Madonna-. Ahora resurgen y no parece una tendencia pasajera, porque seguirán viéndose en el invierno del próximo año.