Belleza

El poder de un trazo

Dicen que a las mujeres de ojos rasgados no les sientan los delineados inferiores por dentro. Y que a aquellas con miradas saltonas no les convienen las tonalidades claras. Pero para hacer un maquillaje, más que centrarse en las facciones hay que pensar en el efecto deseado. Para demostrar cómo puede cambiar una misma cara, maquillamos solo la mitad del rostro.

  • Valentina Ossa

Compartir vía email

Fotos: Alfonsina Riffo Maquillaje y pelo: Tere Irarrazábal Asistente de maquillaje y pelo: Josefina González

ABRIR EL OJO


01-700

  • Para dar amplitud a la mirada difumine en el párpado móvil una sombra champagne. Otras opciones de colores son el rosa claro o el nude, dependiendo de la gama con que elija trabajar.
  • Esparza en la cuenca un tono más oscuro que el que usó en el párpado, en este caso se optó por un gris azulado. Enfatice en la zona central.
  • Haga un delineado inferior, por dentro -con blanco, beige o plateado- y por fuera con marrón, o una tonalidad afín en intensidad. Con ese mismo color trace una línea pegada al borde de las pestañas superiores, mientras más delgada mejor ya que el eyeliner no debe notarse; lo que se busca es destacar el nacimiento de las pestañas.
  • Utilice máscara negra en las pestañas superiores e inferiores. Deje secar y aplique una segunda capa.
  • Ilumine la parte superior del pómulo de forma ascendente, en dirección al ángulo externo del ojo.

LEVANTAR LA MIRADA


02-700

  • Con la ayuda de un pincel difumine de manera ascendente un café mate en la cuenca; hágalo solo en el ángulo externo, de la mitad hacia afuera.
  • Cubra todo el párpado móvil con un tono medio, más claro que el color que profundiza y más oscuro que el que ilumina. En esta propuesta se optó por un coral con destellos dorados.
  • Trace una línea imaginaria desde la aleta de la nariz al borde externo del ojo, fije un punto (sin marcarlo). Realice todo el maquillaje de sus ojos de manera ascendente hacia la sien.
  • Con un lápiz café trace un delineado inferior por dentro, siga la forma natural del ojo. Aplique máscara negra solo en las pestañas superiores.
  • Ilumine el lagrimal para crear contraste entre el ángulo externo e interno del ojo.
  • Esparza blush de forma diagonal a los pómulos, hacia la sien. De esta manera se crea un truco visual como si todo el rostro fuera hacia arriba.

INTENSIFICAR EL COLOR


03-700

  • Resalte el tono de sus ojos con una tonalidad contraria en la rosa cromática. Por ejemplo, en esta propuesta -ojos azul verdosos- se usó naranjo y fucsia; el primero se aplicó en el párpado móvil y el segundo se difuminó en la cuenca.
  • Con un color oscuro, pero que esté dentro de la misma gama -se utilizó el tono berenjena-, haga un delineado inferior por dentro y por fuera.
  • Finalice con máscara en las pestañas superiores e inferiores; debe ser igual al eyeliner.
  • Para intensificar el resultado aplique un tono de rubor acorde al maquillaje de sus ojos.
  • En los labios use un rosa claro o un coral.

OJOS RASGADOS


04-700

  • Cubra el párpado móvil con negro, para la noche, o marrón, para el día; esfume hacia la sien.
  • Realice un delineado inferior y superior, ambos por dentro del ojo. Un tip: aplique el eyeliner de abajo con presión, luego cierre los ojos por diez segundos y vuelva a abrir; el pigmento quedará pegado en el nacimiento de las pestañas de arriba, como una línea.
  • Use máscara solo en el ángulo externo del ojo, dirija las pestañas en dirección horizontal.
  • Con sombra café ceniza mate, del mismo color del pelo, alargue las cejas. Siga la forma rasgada que les dio a los ojos.
  • Este look combina con rostros bien contorneados, para destacar la angulosidad de los trazos. Con polvos bronceantes sin brillo defina la sombra bajo el pómulo y el hueso de la mandíbula.