Destacado 1/2 2

Secretos de probador

Nunca es tarde para aprender. Siga estas recomendaciones sobre cómo escoger su ropa interior

  • Janet Barra

Compartir vía email

Fotos: Getty Images

300No es un arte ni una ciencia saber cuál es su talla correcta de sostén, aunque implica resolver un simple ejercicio matemático cuyo resultado insinúa la medida del contorno y de la copa. “Cuando compras un brasier con la banda justa, si su centro se acomoda bien al pecho y las copas contienen el busto, entonces es el modelo perfecto”, cuenta desde Nueva York Fiona Lipshaw, experta en lencería de Brayola.com, sitio web que reúne todo tipo de recomendaciones para que las mujeres aprendan a elegir su sujetador. Un emprendimiento que se transformó en una verdadera red social creada en torno al sostén. Según datos de esta empresa, que existe desde febrero de 2012, el 80% de las mujeres usa la ropa interior errónea y ni siquiera sospechan que el tirante no debe presionar los hombros o que no debe asomarse ese rollito debajo del brazo en el contorno. “La idea es que la lencería no se sienta y que al mirarse al espejo uno piense: ‘Qué bien me queda’”, asegura Pamela Espinoza, vicepresidenta de AICI, Asociación Internacional de Consultores de Chile, que reúne a profesionales certificados en la asesoría de imagen desde julio de 2013.

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’] ¡Huincha en mano! [/highlight]
El primer paso implica averiguar las dimensiones de su silueta. Para ello utilice una cinta métrica en pulgadas (disponible en tiendas como Costuritas y en Cordonería y Botonería Alemana), y procure usar un sujetador sencillo, sin rellenos ni artificios, para que el proceso sea fidedigno. Rodee el contorno por debajo del busto con la cinta y anote en un papel la cifra: esta será la talla de su banda que equivale a las que conocemos como 32, 34, 36, etcétera. Si el número es impar, pruebe las dos opciones. Repita la medición, pero esta vez en el área más prominente de sus pechos y registre ese número para restar ambas cantidades. La diferencia corresponde a su tipo de copa. Así, si su resultado es una pulgada (2,54 centímetros) su copa es la A; dos pulgadas corresponden a una copa B y tres pulgadas a la C… y así sucesivamente.

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’] 10 consejos para intentar en el probador [/highlight]

*Al ir de compras procure vestir una prenda blanca que le permita evaluar cuánto se trasluce cada modelo. Si busca ropa interior para una ocasión especial, como una fiesta o una celebración formal, lleve consigo la vestimenta afín.

*El sostén siempre se prueba en el último broche, es decir, en el gancho que se sitúa en el extremo exterior de la banda. Si puede situar un dedo en el costado del contorno sin problemas, entonces la medida está correcta.

*La banda debe dibujar una línea recta en la espalda. Si se perfila un montículo u otra forma curvilínea, intente con una talla más pequeña y aumente la medida de la copa.

*Si el busto sobresale por encima del corpiño, de manera que se genera el efecto ‘doble escote’, entonces opte por una copa más grande.

*Cuando el sujetador está muy ceñido al cuerpo, tanto que produce ese infame rollito en la espalda, escoja un modelo con un contorno más ancho. Cuide que los breteles estén ajustados apropiadamente.

*Como no existe una estandarización en el tallaje se debe tener en cuenta que, por ejemplo, un sujetador 34 A no es el mismo en una marca que en otra. Mejor pruebe diferentes alternativas antes de decidir.

*Las copas no son iguales entre sí. Una 36 A es distinta a un 32 A, pues cambian según la proporción del contorno.

*Ya sea por alteraciones físicas u hormonales, el busto cambia su aspecto con el paso de los años y en consecuencia se modifica la talla.

*Si los breteles cedieron, el contorno no posee elasticidad y/o la copa ya no tiene su forma original, el ajustador perdió su morfología inicial y su utilidad. Opte por renovarlo.

*Siéntese para saber si el contorno es el adecuado. Esta es una táctica para verificar si el sostén es lo suficientemente grande para nuestra silueta, ya que cuando se está sentada se expande la caja torácica.

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’] ¿Cómo escojo el calzón?[/highlight]
Hay que tener en mente el vestuario que se usará durante el día para optar por el calzón más adecuado. En cuanto a la talla, nuevamente se sugiere recurrir a la huincha de medición. “Es recomendable determinar la longitud de la cintura, la cadera alta -donde está el hueso- y la cadera baja, la más prominente. Eso indicará un rango para el tallaje, aunque depende del tipo de calzón que se elija”, sugiere Pamela Espinoza.

Pantaletas: Aparentan un gran rectángulo de tela, sin embargo existen diversos estilos en los que varía el grosor de la pretina. “Hay algunas bien rebajadas, sin costura y que no se marcan en los costados”, explica Espinoza.

Colaless: Son los modelos más diminutos que en la parte posterior semejan un hilo dental. Por estas características tan peculiares se pueden utilizar cuando se lucen prendas muy ajustadas y que no se trasluzcan.

Bikini: Son los más comunes y van desde los grandes, que envuelven por completo la cola, hasta aquellos del tipo tanga que cubren la mitad. Si la talla es la acertada se evitan incomodidades como el popularmente llamado ‘calzón cuneteado’.

Modeladores: Aquellos de talle alto son una muy buena alternativa para las mujeres de silueta muy curvilínea, pues ayudan a disimular la panza. “No se recomienda para quienes son muy bajitas o tienen los muslos muy grandes”, detalla Paula Labra.

[alert type=’info’] Qué pasa si…

*Tengo mucho busto… Use un sostén con barba y breteles gruesos que soporten el peso de los pechos. “Si este es su caso hay que buscar un sujetador sin push-up o relleno”, aconseja Paula Labra, dueña de la tienda LoveLust y quien lleva cuatro años en el rubro de la lencería.

*Soy plana… Puede elegir el estilo que le guste, de media copa, con escote corazón o con relleno. Si no desea aumentar el tamaño opte por un modelo sin varillas.

*Pechos muy separados entre sí… La mejor alternativa son aquellos que se abrochan por delante o que tienen pasadores en la unión de las copas y crean un escote natural.

*Una mama es más grande que la otra… Para superar este desbalance hay que preferir una prenda interior con relleno para dar volumen al pecho que lo necesite.[/alert]