Destacada Inicio

Christopher Kane, entre los grandes

En siete años, Christopher Kane pasó de ser la joven promesa del diseño inglés a uno de los creadores más rentables a nivel internacional

  • Janet Barra

Compartir vía email

4__340A los 9 años, el diseñador escocés Christopher Kane (31) desarrolló una particular adicción por el mundo fashion, y un televisor y una videograbadora fueron sus aliados. Con estos aparatos grababa, veía y analizaba las pasarelas de Milán y París. Pulsaba ‘play’ para maravillarse con una espectacularidad que le era ajena, y apretaba ‘pausa’ para congelar esas imágenes y registrar los minutos y los segundos exactos en que aparecían las creaciones de sus favoritos, el italiano Gianni Versace y el francés Christian Lacroix.

Han pasado 22 años desde entonces y Christopher Kane es hoy uno de los diseñadores con mayor proyección del Reino Unido. Durante el último fashion week de Londres presentó su colección primavera-verano 2014, que fue alabada por la crítica especializada. Tim Blanks, de Style.com, elogió los vestidos largos que dejaban al descubierto un poco de piel con unos sacados en forma de pétalos de flores. “Tan expuestos, pero tan poco reveladores al mismo tiempo. Genial”, escribió. Mientras que la periodista Suzy Menkes, del diario The New York Times, calificó al modisto de ‘fashion artist’ y destacó la madurez de sus diseños: “La parte más bella de la colección fue ver al Mr. Kane en plena florescencia (…) El estilo coqueto de sus primeras colecciones se ha transformado en una femineidad mucho más reflexiva”. Tras el término de su presentación, el diseñador sorprendió con el anuncio de la apertura de su primera tienda en el exclusivo barrio Mayfair de la capital británica. La hazaña lo posiciona entre los grandes de la industria, un paso que realizará con el respaldo del gigante francés Kering S.A., empresa que en enero de 2013 compró el 51% de la compañía y que actualmente maneja casas de moda como Alexander McQueen, Gucci, Saint Laurent y Stella McCartney, entre otras.

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’]Vertiginoso devenir[/highlight]

“Todo ha sido muy rápido”, contó el creador en el documental Raising Kane: Fashion’s New Star (2009), del canal de televisión BBC Two, sobre los acontecimientos que lo llevaron al negocio fashion. A los 18 años abandonó su ciudad natal, Newarthill, Escocia, se instaló en Londres e ingresó a la prestigiosa escuela Central Saint Martins, donde cursó estudios universitarios y de posgrado en diseño de vestuario. El desfile que presentó el día de su graduación, en 2006, selló su futuro. “Fue sexi y colorido, y causó una gran impresión. Era el instante correcto en el momento adecuado, con la ropa indicada y las mejores energías”, opinó su profesora Louise Wilson en el documental que emitió la cadena británica. Esa colección le valió el apoyo de dos grandes mujeres de la industria: la editora del Vogue estadounidense, Anna Wintour, y la diseñadora Donatella Versace. La primera escribió en el editorial de mayo de 2006: “Su trabajo es adorable y salvaje. Me recuerda a Gianni Versace”. En tanto, la empresaria le ofreció un puesto de trabajo que asumió en 2009 como director creativo de Versus, la línea juvenil de la firma italiana.

En paralelo, Kane creó su compañía con la ayuda de su hermana mayor, Tammy, con quien aún comparte las labores de su emprendimiento. Gracias al patrocinio de la British Fashion Council lanzó su colección debut en 2006; al año siguiente realizó una mediática colaboración con el gigante británico Topshop y en 2009 la colección de primavera se vendió en 24 horas, a través del sitio web Net-a-porter.com.

collage

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’] Futuro esplendor [/highlight]

Las calles de Mayfair, Knightsbridge y Covent Garden son las elegidas por las grandes casas de moda y marcas del retail para establecerse en Londres. Paul Smith, Longchamp, Chanel y Céline han abierto recientemente sus boutiques en estos barrios, y otras como Isabel Marant, J. Crew y Fendi lo harán en el mediano plazo. La ‘flagship’ o tienda insigne de Christopher Kane se ubicará en esta estratégica zona, específicamente en la calle Mount, y las expectativas son altas. “Londres es un ‘centro del retail’ muy poderoso. Este espacio no solo se convertirá en un atractivo turístico, sino que también en una plataforma de marketing increíble para la firma a nivel mundial”, explicó Alexandre de Brettes, director ejecutivo de la empresa, al diario estadounidense Women’s Wear Daily. Para los hermanos, el lugar elegido tiene además un significado afectivo y emocional. “Tendremos la oportunidad de mostrar nuestras creaciones y de expresar realmente lo que pensamos”, comentaron al sitio web Fashionista.com. “Abrir primero en Londres es importante, porque fue allí donde nació nuestra marca”. Durante el 2014 se espera la apertura de su tienda, en conjunto con el lanzamiento de una colección de accesorios y una línea de vestuario a precios asequibles.