Vida Sana

Miel maravillosa

Cada árbol y cada flor entregan un tipo especial de este exquisito jarabe natural. Y dependiendo de su origen son útiles para tratar diferentes enfermedades. Aquí, algunos de sus usos.

  • alejandra.villalobos

Compartir vía email

Producción: María Eugenia Ibarra Fotos: Alejandra González

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’]Tipos[/highlight]


1_350La bióloga y experta en apicultura Luz Sotomayor (www.apicoladelalba.cl) ahonda en las propiedades de las mieles más importantes:

De tomillo
Proveniente de esta hierba medicinal expectorante, es muy buena para la bronquitis y el resfrío. Además previene y trata problemas digestivos.
Cómo usarla: Cuando se padece bronquitis o resfrío, se recomienda poner dos cucharaditas en una infusión de flores pectorales. Y si se tiene indigestión, diarrea o acidez estomacal, agregue 1 cucharada de miel en una agüita de manzanilla después de las comidas.

– De lavanda
De la flor de la lavanda, esta miel entrega las propiedades tranquilizantes: disminuye el estrés y la ansiedad. Es muy aromática y rica de sabor.
Cómo usarla: Es ideal para tomar en la noche, ya que “baja las revoluciones”. Se recomienda colocar 1-2 cucharaditas en una infusión de hierbas.

– De ulmo
Tiene un exquisito sabor, y al ser blanda, es ideal para cocinar. Es un poderoso antioxidante, fortalece el sistema inmunológico y posee un alto poder antibacterial, por lo que puede ser utilizada sobre heridas e inflamaciones como el acné. Además, un dato a tener en cuenta: su producción ayuda a la conservación de los
bosques nativos.
Cómo usarla: Una buena idea es agregarla en las tostadas del desayuno. También se recomienda en salsas y en las ensaladas.

– De bosque nativo
Puede ser la de peumo o de quillay. Es muy buena para síntomas de resfríos y para tratar la bronquitis. Tiene efectos antioxidantes que suben nuestras defensas y que previenen el envejecimiento prematuro de las células.
Cómo usarla: Se recomienda tomarla con una infusión de hierbas después de almorzar.

– Miel multifloral
Esta miel arrastra todas las propiedades que la abeja trae de cada flor. Como su nombre lo dice, sus beneficios son múltiples. Es antioxidante, ayuda al sistema inmunológico y, además, cuida la piel.
Cómo usarla: 2 cucharaditas en infusiones de hierbas en cualquier momento del día durante todo el año.

– Usos para la piel

La miel es muy beneficiosa si se usa de manera tópica. La multifloral y la de lavanda son muy buenas para ser utilizadas como mascarilla, ya que nutren, regeneran y humectan. También se puede agregar a la crema corporal, champú y acondicionador: se calienta a baño maría y se mezcla con los productos.