Destacado 3/4

Hora de exfoliar

Con la llegada de la primavera empezamos a destaparnos un poco más. Tenemos que estar preparadas para mostrar un cuerpo luminoso y suave y para eso es indispensable una exfoliación

  • Angelica Lamarca

Compartir vía email

1_700

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’] Su importancia[/highlight]


Karin Bucher, especialista en cuidado natural de la piel, cuenta cómo exfoliar las distintas partes del cuerpo:

– Por qué: El cuerpo desprende, de manera natural, las células muertas cada 25 días. A medida que pasan los años, este proceso, llamado exfoliación, es cada vez más lento y difícil. Por eso los niños tienen una piel más brillante y llena de vida que los adultos. Al sumar exfoliaciones a la rutina de belleza se reanuda el sistema de regeneración celular y de esa forma la piel respira mejor.

– Beneficios: Las células de la piel cumplen un ciclo de vida, dando paso a nuevas células. Si las viejas no se eliminan, se produce una barrera que acumula toxinas y que impiden la correcta oxigenación.

– Cuándo exfoliar: Lo más recomendable es que sea antes de la ducha, con la piel seca. Sin embargo, para las zonas más sensibles como la cara, debemos humedecer antes levemente el cutis.

– Temperatura del agua: Lo ideal es enjuagar con agua tibia, ya que la piel se vuelve más delicada, y así se previenen irritaciones .

– Chorro agua fría: Es muy importante terminar la ducha con un chorro de agua fría, ya que aumenta la temperatura interior del cuerpo y el flujo sanguíneo. Así se recibe mejor la oxigenación.

– Una buena crema: Como con la exfoliación se retiran los residuos, la piel queda mejor preparada para absorber en forma más profunda los principios activos de un producto hidratante.

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’]¿Cada cuánto tiempo?[/highlight]


Julia Urra, naturópata y profesora de cosmética natural (Arte59.cl), explica:

– Pies: Si están extremadamente resecos y con durezas hay que limarlos primero y exfoliarlos tres veces a la semana. Se debe usar una cucharadita de té de exfoliante y, con el pie seco, esparcirlo y frotarlo de manera circular por los talones y planta del pie. Si solo están resecos, exfoliarlos una o dos veces por semana.

– Manos: Hay que exfoliarlas no más de dos veces por semana, para prevenir que la piel se adelgace demasiado. Luego, es vital utilizar bloqueador solar para evitar que se produzcan manchas.

– Cuerpo: Lo ideal es exfoliar el cuerpo una a dos veces a la semana. Si se realiza antes de un tratamiento de autobronceado, permite que el tono quede más parejo y prolonga su duración. Se debe usar una cucharada sopera del producto y hacer masajes circulares desde los pies hacia arriba, ejerciendo una leve presión. Esto activa la circulación y drena el sistema linfático.

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’]Las famosas durezas[/highlight]


La cosmetóloga Karin Encina (Espiga.cl) explica:

– Qué son las durezas: Aparecen en zonas donde se produce una fricción constante con la ropa o el calzado. Cuando estos roces se repiten durante un tiempo prolongado, la piel se resiente y eso hace que crezca más fuerte para proteger la zona afectada.

– Dónde aparecen: Las zonas más típicas son los codos y rodillas; son zonas más ásperas y resecas porque sus glándulas sebáceas están dispuestas de manera irregular. Por eso deben tener una dosis extra de hidratación para que el tacto rugoso disminuya con el tiempo.

– Cómo tratarlas: Es muy importante hidratar siempre muy bien la zona, aplicando cremas o lociones con ingredientes nutritivos que regeneren la piel y recuperen el manto hídrico. Se deben exfoliar los puntos con durezas una vez a la semana con productos específicos, los que deben aplicarse con masajes circulares.

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’]Datos útiles[/highlight]


– Receta casera para exfoliar manos y cuerpo: Verter una cucharada sopera de aceite de argán en una taza y agregar una cucharada de té con azúcar morena. Mezclar hasta dejar una masa uniforme y aplicarlo dos veces por semana. Remueve las células muertas, activa la circulación y regenera la piel, poniéndola más lisa y suave.

– Dónde comprar: La línea Be Feelosophy tiene varios productos específicos para el cuerpo, como el exfoliante de aceite de argán y el de monoi. Camino Central 2156, La Dehesa. Befeelosophy.com