Destacado 1/2 2

Final de elite

De las 16 jóvenes seleccionadas en todo Chile, Catalina Chadwick fue la que consiguió el gran premio: representar al país en la versión internacional del certamen, que se realizará el 27 de noviembre en China

  • Revista Mujer

Compartir vía email

2_340La noche del jueves 22 de agosto las modelos Ángela Prieto, Antonia Moro y Josefina Cisternas, la ex miss Universo Cecilia Bolocco y el fotógrafo Gabriel Schkolnick, junto a Agustín Solari, gerente general Falabella Retail; Jean Piere Begon, vicepresidente de Elite Model Latinoamérica (EML); John Bilboa, director de EML, y María de los Ángeles Paul, directora Elite Chile, tuvieron que decidir cuál de las 16 jovencitas representaría al país en la versión internacional del certamen, que se realizará a fines de año en la ciudad de Chenzen, China. Para observarlas con lupa mientras caminaban con tenidas de Mossimo, Sybilla y Americanino, se sentaron en unos sillones de felpa café oscuro ubicados a metros del final de la pasarela. Pero no eran los únicos que estaban mirándolas. A los costados de esta, cuatro corridas de sillas servían de asiento a una parte ínfima pero variopinta de la gran cantidad de invitados, entre los que figuraban el ex futbolista Iván Zamorano, la actriz María José Prieto, el decorador Hugo Grisanti y el actor Ignacio Garmendia, entre varios otros.

6_300

Cecilia Amenábar fue la encargada de musicalizar la velada y Carolina De Moras, de animarla. La ex modelo fue la que presentó los desfiles de Sebastián del Real, Sisa, Hila y La Joya, y la que hizo subir al escenario a la ex Miss Universo Cecilia Bolocco, quien dio a conocer el nombre de la ganadora: Catalina Chadwick, de 14 años y un metro 73 centímetros de estatura. “Nunca imaginé que iba a ganar. Anoche traté de dormir para estar relajada, pero no pude. Hoy en la mañana me desperté, me fui a hacer las manos y después nos juntamos con todas las niñas del concurso para ir a la peluquería”, dijo Catalina sobre su día. Y agregó: “Siempre quise ser modelo, pero nunca creí que fuera posible. Cuando chica hice varios comerciales, como uno de Rosen en el que lo único que tenía que hacer era dormir sobre un colchón, pero que ni se compara con esta experiencia”.

“Al principio nos costó aceptar que quería dedicar parte de su tiempo al modelaje, pero de a poco fuimos dándole la oportunidad para que viera lo rico que es estar en la pasarela. Es algo que yo también viví y a su misma edad”, contó más tarde su madre, Loreto Pino. “Con mi marido le decíamos que, ganara o no, tomara esto como un juego, como para protegerla. Yo le recordaba: ‘Cata, esto es entretenido, te van a llamar para hacer fotos, para desfilar y todo lo demás, pero no pienses que vas a ganar. De verdad, te juro por Dios que nunca pensamos que iba a ganar. Ahora imagínate cómo estamos: es nuestra chochera”, afirmó. Otra mamá que se fotografiaba feliz fue la ex modelo argentina María Alberó. Su hija mayor, Blu Dumay, de 16 años, no solo fue una de las seleccionadas en el casting que realizó Elite Model Chile, sino que obtuvo el tercer lugar. “La verdad es que yo no le inculqué que fuera modelo. Es más, cuando era más chica no estaba ni ahí”, reveló. “Cuando le decía combina esta polera con este pantalón y cosas así, ella me respondía: ‘Mamá, no soy como vos, yo no me visto así’. Era rehippie, nunca me imaginé verla acá, pero no me da nervio que sea modelo porque cuando yo lo fui, viví experiencias muy lindas, conocí mucha gente, aprendí y me ha servido para realizar otras actividades en mi vida”, aseguró.

collage-2

Una de las diferencias que tuvo esta nueva versión de Elite Model Look Chile fue que el casting se realizó en Santiago y en ciudades como La Serena, Concepción, Temuco, Osorno y Puerto Montt. También, que la ceremonia fuera de gala, con alfombra roja y todo lo que ello conlleva. “Hacer la premiación en un lugar como el Club de la Unión, con el presupuesto y la gran cantidad de invitados que hubo, sin duda que marca un diferencia porque es retomar el glamour de antaño. Eso me gustó mucho porque soy de los primeros años, de las vejetas de Elite”, dijo Ángela Prieto. “En Chile no hay muchas oportunidades para hacer galas, y que la agencia de modelos que se supone es la más prestigiosa de Chile organice una, me parece perfecto”, opinó. Sobre las concursantes que tuvo que calificar, dijo: “Me gustaron harto las niñas, eran todas preciosas. Pero, sin menospreciar a las que participaron, eché de menos a las morenas, que tienen otros rasgos, otra actitud. Me faltó eso, la chilena que es bien chilena y, además, muy guapa”.

collage