Destacado 3/4

Desestresarse en la oficina

Para muchos su rutina consiste en estar de lunes a viernes detrás de un computador. Qué hacer para que estos días sean más amenos, ¿cómo combatir el estrés ?

  • Angelica Lamarca

Compartir vía email

1_400[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’]El poder del feng shui[/highlight]

La maestra de feng shui Sylvia Galleguillos (Fengshui.cl) explica cómo decorar y ubicar el escritorio para sentirnos más cómodos:

Lo primordial: Para hacer feng shui hay que saber hacia dónde están los cuatro puntos cardinales. Luego se debe reconocer por dónde entra la luz del día. Lo mejor es que entre por el este, pues incentivará las ventas y la creatividad.

Escritorio: Es ideal que no sea de formas quebradas o irregulares, pues eso conlleva poca claridad en las ideas. No debe mirar directamente a la puerta del baño, pues estos drenan aspectos intangibles, como ideas e inspiraciones. En el lado derecho del escritorio hay que poner las tareas por hacer, los lápices, útiles y las fotos. En el izquierdo se debe colocar el teléfono y el trabajo terminado.

Flores en la oficina: Nunca opte por arreglos florales secos, pues opacan la vitalidad. Prefiera flores vivas y ubíquelas hacia el oriente.

La puerta: Debe haber suficiente espacio entre la puerta y el escritorio. No se recomienda una ventana que enfrente la puerta, pues transforma la oficina en un lugar de paso, haciendo que las ideas vuelen.

La silla: Se aconseja tener una con respaldo alto. Nunca hay que dar la espalda a la puerta, ya que es como si estuviera dando la espalda a la vida. Lo ideal es que tras ella exista una pared sólida con el logo de la organización y su mensaje.

Los colores: Van ligados al rubro de la actividad que se desempeña. La decoración de las paredes puede ayudar: el verde claro hacer crecer las ideas y vender;el verde oscuro ayuda en la madurez y en la prosperidad; el rojo simboliza mérito y dependencia; el azul promueve la introspección y la continuidad; el naranja refuerza la productividad; el blanco permite concretar, concentrar y capitalizar; el gris claro sirve para crear autoridad; el café resuelve, y el amarillo aclara y es bueno para encontrar la verdad.

[block_quote cite=]Buen dato: Para relajar la mente y aliviar tensiones del cuello, brazos y espaldas se recomienda pararse de la silla frente al computador y escritorio regularmente. Ojalá cada 1 hora.[/block_quote]

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’]Aromas que calman[/highlight]

La aromaterapeuta Verónica Mujica (Katmandu.cl) explica que para combatir los síntomas derivados del estrés es recomendable usar aceites esenciales de día en la oficina y de noche en la casa:

Para el día: Lo ideal es usar la combinación de 2 a 3 aceites, según lo que se necesite:
-Romero: Favorece la concentración. Alivia el cansancio y el agotamiento físico e intelectual.
-Limón: Combate el cansancio mental y la pérdida de concentración.
-Bergamota: Previene el estrés, el insomnio y la ansiedad. Entrega alegría y buen humor.
-Mandarina: Para bajar el estrés, el nerviosismo y la agitación. Es un buen relajante, que calma y seda.

Para la tarde-noche: En la casa, lo óptimo es utilizar 2 a 3 aceites esenciales para calmar los síntomas físicos derivados del estrés:
-Lavanda: Alivia los síntomas del estrés, del nerviosismo, la ansiedad, la angustia, la depresión, la agitación, del insomnio, las nauseas, la migraña y los vértigos.
-Mejorana: Recomendable para el estrés y todas sus repercusiones, como angustia, ansiedad, insomnio y depresión.
-Petitgrain: Buen relajante, calmante, sedante y antidepresivo.

Cómo usar los aceites: En el caso de difusores clásicos con la velita, usar seis gotitas de la mezcla de aceites esenciales elegidos. En el caso de difusores eléctricos ultrasónicos, basta con tres gotas de la mezcla.

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’] Tome pausas y medite [/highlight]

Miguel Sabaj, director del Centro de Artes y Estudios Taoístas (Daoyin.cl), explica que la meditación baja la sobreestimulación mental y emocional del estrés. Además sube nuestro rendimiento en el trabajo y nos entrega más energía.

Ejercicio de meditación: Si sentimos alguna incomodidad o tensión corporal es bueno relajar las caderas, espalda, cuello y brazos. Y luego buscar la quietud. Para esto hay que:
-Sentarse en una silla con la columna alineada y cerrar los ojos.
-Relajarse y sentir el cuerpo, regalándose dos minutos.
-Llevar las palmas de las manos bajo el ombligo y sentir que el interior del vientre es el centro del cuerpo. Y otra vez quedarse dos minutos en esta tranquilidad.
-Una vez que se consigue la unidad y el centro, hay que concentrarse en la respiración, la que debe ser suave. Trate de seguir este reposo en el ritmo de la inhalación y exhalación. La quietud llegará sola.