La Comensala

Cumarú

Pilar Hurtado nos cuenta su visita al restaurante Camarú

  • Pilar Hurtado

Compartir vía email

1_4x4Estuve antes en este restaurante, invitada a probar las nuevas cartas. Pero ya le tocaba su visita crítica, así que fue el lugar elegido para una comida entre amigas. Dos llegamos primero y nos sentaron en la linda terraza encarpada en invierno. El mozo se presentó y dijo: “Yo las voy a acompañar esta noche”, mientras ofrecía algo para tomar y traía pan y salsitas de aceituna y cebolla, muy ricas. La panera, con servilleta de papel bajo el pan, así, como en la casa, la encontramos pobre para un lugar de esta categoría. Mientras esperábamos a las otras dos amigas nos despachamos la panera y las salsitas, que lamentablemente nunca renovaron ni retiraron hasta el momento previo al postre. Cuando aparecieron las comensales que faltaban, revisamos la carta y elegimos solo platos de fondo. Pedimos también una botella de merlot Loma Larga para compartir. ¡Pasó una hora hasta que llegaron los platos a la mesa! Es muy desagradable cuando el servicio en un restaurante -caro más encima- no fluye. El resultado es, sin duda, comensales que no vuelven. Afortunadamente, la comida estaba rica: salmón crocante a punto con una salsita agridulce de anguila, un puré algo fome y rico tempura de topinambur. También el pescado Cumarú, merluza austral, grillado en salsa de curry rojo y con arroz thai aparte, que estaba un poco pasado de cocción según quien lo pidió, y el arroz venía tibio; la salsa estaba sabrosa. Los fetuccine trufados con albacora, muy sabrosos, y el pescado también a punto. Yo pedí el chicharrón de cochinillo, que había probado en otra ocasión y que entonces me pareció alucinante. Ahora encontré que el chancho estaba más flaquito, pero la piel igualmente crujiente; venía con puré y manzana asada. En la mesa del lado estaba el ex candidato presidencial Andrés Velasco con un grupo (a él sí se esmeraron en atenderlo a tiempo). De los postres probamos una crema quemada de capuccino, que estaba bien, y un cheesecake de plátano con helado, olvidable. En suma, comimos rico, pero salimos de pésimo humor. Ojalá se pongan las pilas. Más encima se olvidaron de entregarnos la boleta. Consumo: todo lo descrito + 4 bebidas, 1 café y 2 infusiones $84.900.

Cumarú: Nueva Costanera 4092, Vitacura. 2263 3512. Cumaru.cl [highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’] Nota 4,6/7 [/highlight]