Setentera

Primero se trazó una línea imaginaria desde la parte más alta de la ceja hacia atrás de la nuca; en ese punto se marcó la partidura. Luego, con una onduladora se hicieron rulos en todo el cabello, los que se abrieron hacia afuera y se escarmenaron para generar volumen. Finalmente se aplicó laca sobre el pelo de adelante -chasquilla- y se fijó con horquillas.

  • alejandra.villalobos

Compartir vía email