Belleza

El poder de una línea

Cambiar de look no necesariamente implica cortarse el pelo o teñirse. Hay formas más simples y menos drásticas de hacerlo; por ejemplo, peinarse con una partidura distinta

  • Valentina Ossa

Compartir vía email